Pasear por Londres es como cambiar de planeta cuando se pasa de una calle a otra.

Primero estás en el East End, rodeado de artistas y restaurantes de Bangladesh. Luego cruzas la calle y te encuentras entre hombres de la «City», con sus trajes negros y sus Rolex. A continuación, pasas a una terraza georgiana de Islington. Unos metros más allá estás a la sombra de rascacielos de hormigón. La mezcolanza de Londres es fruto de una historia de cambios continuos. El gran incendio de 1666 destruyó prácticamente todos los edificios medievales. Desde entonces, la ciudad no ha dejado de regenerarse. Este paisaje tan cambiante se refleja en los suelos de la ciudad. El pavimento de sus restaurantes, tiendas, iglesias y viviendas constituye un mosaico enorme, heterogéneo e imprevisible. Ése es el motivo por el que un grupo de conocedores de los suelos de Londres se sintió atraído por el trabajo de Sebastian Erras, un fotógrafo alemán que ha fotografiado los suelos de París, Venecia y Barcelona. Tras mostrarle algunas fotos de los suelos de Londres, Sebastian no pudo resistir la tentación de hacer otro viaje centrado en este tema (por ahora, el último).
Bibendum
Bibendum
Stanhope Gardens
Stanhope Gardens
Peter Jones Store
Peter Jones Store
Nunhead Green
Nunhead Green
Bloomsburry Coffee House
Bloomsburry Coffee House
Nunhead Green
Nunhead Green

Color caleidoscópico

Hay un lugar de Londres donde puede verse la auténtica esencia de la ciudad; de hecho, incluso pude caminar sobre él. En el hall de un edificio emblemático de 1911, en Fulham Road, hay un mosaico gigante de Bibendum, el famoso hombre de Michelin compuesto por neumáticos blancos. Una técnica más antigua que el Imperio romano aplicada al negocio de los automóviles, la personificación de la era moderna. Esa peculiar mezcla de vieja tradición y últimas novedades permaneció conmigo durante todo mi paseo por Londres. Pero Bibendum no es más que una faceta de una ciudad enamorada de los mosaicos. El más famoso de ellos es el suelo Cosmati de la Abadía de Westminster, que data de 1268: se trata de una intrincada joya de 7,5 m, formada por piedras incrustadas que forman motivos geométricos de colores (triángulos, cuadrados, círculos y rectángulos), todas ellas elegidas por su brillo, como el ónix, el pórfido púrpura, la serpentinita verde, la caliza amarilla y el vidrio opaco de color. Cuando el arquitecto Gilbert Scott lo restauró a finales del siglo XIX, dio lugar a un resurgir cosmatesco victoriano que transformó la ciudad en un caleidoscopio de mosaicos.
Hispania
Hispania
Duck & Waffle
Duck & Waffle
Bar Pepito
Bar Pepito
Dishoom Shoreditch
Dishoom Shoreditch
Honey & Co.
Honey & Co.
Fabrique Bakery
Fabrique Bakery

Todo el mundo reunido en un lugar

Si hubiera que darle a un extraterrestre una visión de la raza humana, la variedad de seres humanos de Londres constituiría un buen punto de partida. Esto se puede ver hasta en la increíble variedad de restaurantes. Leyla Kazim, afincada en Londres y famosa por su afición a la gastronomía, me llevó a sitios nuevos que aunaban su pasión por la comida y por los suelos. La primera parada la hicimos en Honey & Co, con sus baldosas morunas y su menú levantino. «Se trata del primer proyecto en solitario de un equipo formado por un matrimonio israelí, Sarit Packer e Itamar Srulovich, gestado durante 12 años: toda una obra de amor», me comentó Leyla. Luego fuimos a Hispania, con su fantástica comida española y el esplendor de un sueño diseñado por Lorenzo Castillo, uno de los 50 diseñadores de interiores más destacados del mundo. La siguiente parada fue Dishoom, que Leyla describió como inspirada por «los cafés iraníes que había antes en Bombay, abiertos por los inmigrantes zoroástricos en la década de 1930». Por último, no podíamos perdernos la cocina británica de Duck & Waffle, situada en el 40º piso de la Torre Heron (el establecimiento de mayor altura que sirve comidas en el Reino Unido), al que se sube en un ascensor exprés que se desplaza a 5 metros por segundo.
Aesop
Aesop
Cabana Islington
Cabana Islington
Sushisamba
Sushisamba
Rococo Chocolates
Rococo Chocolates
Sketch
Sketch
Kupp Cafe
Kupp Cafe

Retorno a la «Cool Britannia»

La capital de la «Cool Britannia» vuelve a marcar tendencia, especialmente en materia de diseño. Lo que hoy funciona en Londres, mañana funcionará en Argentina o en China. El espíritu del Swinging London de los años 60, con su energía optimista y hedonista, ha contribuido a fomentar la creatividad actual. Pude verlo claramente mientras hablaba con la gurú del diseño Geraldine Tan en Rococo Chocolates. «Te he traído aquí porque es el jardincito secreto al que me escapo en verano para tomar el mejor chocolate a la taza de la ciudad... ¡y sus dulces son deliciosos!», comentó. Mientras tanto, me mostró en su tableta algunos de los últimos artilugios de diseño para fotógrafos. Mientras paseamos por las tiendas, no pude evitar tomar fotos de algunos de los suelos más locos que he visto en mi vida.
The Drift
The Drift
Hudsonshoes Shoreditch
Hudsonshoes Shoreditch
Anthropology
Anthropology
Holiday Villa Hotel
Holiday Villa Hotel
St. Pancras Renaissance Hotel
St. Pancras Renaissance Hotel
Leinster Gardens
Leinster Gardens

Dormir en un lugar de fábula

Como éste era mi último viaje para fotografiar suelos, decidí darme el gusto de pasar una noche en un hotel de lujo. Seguí el consejo de una bloguera de viajes, Sarka Babicka, y reservé en el Saint Pancras. Un edificio neogótico increíble de 1873, con una magnífica escalera de hierro y piedra de Gilbert Scott, y paredes ocre estarcidas con flores de lis doradas. Un lugar excepcional, pero, lo que más me gustó... Adivinad lo que fue: el suelo. La sugerencia de Sarka fue especialmente oportuna. El suelo era una combinación elaborada de azulejos con tiras de mosaico. Pude ver las famosas baldosas encáusticas, una loseta de barro decorado y cocido que imita los suelos medievales. Durante el neogótico victoriano, se produjeron a gran escala para responder a la demanda de mercado. Sarka también me llevó almorzar a The Drift. Al entrar en la sala principal del piso superior, pude ver por qué habíamos ido allí: quedé hipnotizado por el precioso mosaico monocromático que iba desde el suelo hasta el techo del bar. En lugar de sentarnos y pedir lo que queríamos tomar, los dos nos pusimos a hacer fotos.
L'escargot
L'escargot
O'Dell's
O'Dell's
Electric House
Electric House
Côte Brasserie
Côte Brasserie
Primrose Bakery
Primrose Bakery
Hawker
Hawker

Contraste de interiores y exteriores

Algunos de los interiores más increíbles que he visto en Londres se esconden tras fachadas anónimas de calles grises. ¿Podría ser que el exterior sobrio de los ingleses también esconde un interior romántico? El lifestyle influencer Tun Shin Chang me llevó a Calvert Avenue, donde te puedes sentir como en el East London de antaño, con sus edificios de ladrillo rojo. Pero esa sensación cambia una vez entras en las tiendas y los cafés de la calle. Tomemos como ejemplo O'Dell's. «Es una de las tiendas de ropa masculina más chics y marcadoras de estilo», me dijo. Se puede ver por su interior art decó y por su precioso suelo de baldosas».
Bank of England
Bank of England
Tate Britain
Tate Britain
Bank of England
Bank of England
V&A Museum
V&A Museum
Royal College of Art
Royal College of Art
Leighton House Museum
Leighton House Museum

La impronta de Anrep

El arte de los suelos tiene nombre y apellidos en Londres: Boris Anrep. El artista ruso que trabajó en el Reino Unido en el siglo XIX se sentía tan fascinado por los mosaicos italianos que los convirtió en su pasión y dedicación. Me sentí totalmente encandilado por su obra cuando Gavin Webb me llevó al Banco de Inglaterra, un suntuoso edificio que contiene algunas de las obras maestras de Anrep. Pero Gavin también me llevó a ver lo que denominó «una joya oculta de Londres». Leighton House se construyó en 1865 para convertirse en el estudio de Sir Frederic Leighton. El artista quería que el suelo tuviera una decoración de mosaico de estilo romano. «El estudio también tiene un vestíbulo árabe sensacional y un «buzón» secreto para subir los lienzos grandes al estudio o bajarlos sin tener que usar las escaleras», me dijo. También señaló una habitación pequeña con chimenea donde las personas que posaban para él podían cambiarse de ropa sin helarse.
St. James Park
St. James Park
The Oxford Arms
The Oxford Arms
Best Plan No Plan, Kensington
Best Plan No Plan, Kensington
Electric House
Electric House
The Peasant
The Peasant
The Warrington Hotel
The Warrington Hotel

El espíritu de la reinvención

Los suelos dicen mucho del espíritu de una ciudad. En el caso de Londres, también lo pueden expresar con palabras: mensajes preciosos escritos en piedras y teselas de mosaico. Pero lo más importante es que los suelos crean un ambiente único. Los suelos de las iglesias antiguas tienen la pátina que les confieren los siglos de uso diario. Los suelos de los restaurantes modernos son brillantes y llamativos. Los suelos de las viviendas se quedan con parte de la vida privada de quienes han pasado por ellos. Lo que sorprende de Londres es que puedes ver todo eso en un sólo sitio. El espíritu de los suelos de Londres es el de una ciudad heterogénea, que, a pesar de estar vinculada a sus tradiciones, no deja de reinventarse a sí misma.
License: Creative Commons Attribution No Derivatives 4.0
Descargar el mapa