Acabados (digitales): el toque final para los productos impresos

by

Al hablar de acabados, en el mundo de la impresión nos referimos a todos esos trabajos que se realizan una vez que el producto está impreso. Se trata de detalles añadidos que confieren a la impresión un toque estético especial, que mejoran la funcionalidad del producto o que lo personalizan.

Esta categoría de acabados incluye trabajos como tipos de corte especiales, plastificados, laminados y barnizados. Estas técnicas y estos detalles añadidos pueden aplicarse en distintos tipos de productos: por ejemplo, una tarjeta de visita o un menú se pueden plastificar, un r´ótulo o una etiqueta se pueden cortar con la forma que más nos guste para comunicar originalidad y un panel para exteriores se puede barnizar para aumentar su resistencia.

Cuando crees un pedido en Pixartprinting, encontrarás varios tipos de acabados disponibles según el producto que estés imprimiendo —algunos acabados están hechos con la tradicional impresión offset, otros con la impresión digital—. Precisamente, de los acabados digitales queremos hablarte en este artículo: en particular, de dos tecnologías usadas para los acabados de algunos productos en Pixartprinting: el corte láser, que permite crear muy fácilmente, por ejemplo, etiquetas y pegatinas con distintas formas; y el barniz 3D, que aporta un toque exclusivo a productos como tarjetas.

La ventaja de los acabados digitales en ambos casos es poder realizar estos trabajos incluso en cantidades muy reducidas de materiales impresos… ¡y logrando tener un precio muy conveniente!

El corte láser en las pegatinas en bobina

Existen varios métodos para cortar un producto impreso. El más clásico es el uso de los llamados troqueles: láminas recortadas de aluminio que, montadas sobre un rodillo, ejercen una presión mecánica y cortan la hoja con la forma y el tamaño deseados. Gracias a esta técnica, se pueden recortar los productos con las formas más dispares. No obstante, no siempre el precio podrá ser económico para cantidades reducidas, ya que, para cada tipo de corte, es necesario realizar y poner en la máquina un nuevo troquel.

Otra alternativa, usada en algunos casos, es el corte láser. Junto a cada producto impreso se aplica una matriz: un código que la máquina de corte puede leer y que contiene toda la información sobre el tipo de corte deseado. Así, a medida que los productos impresos van avanzando, la máquina láser lee la información y, de acuerdo con esta, corta los distintos productos impresos.

En Pixartprinting, se usa esta última tecnología para las nuevas pegatinas en bobina. ¿Alguna idea sobre cómo aprovecharla? Pues podrías crear pegatinas personalizadas para tus tarros de mermelada, por ejemplo, dándoles una forma original (¡o incluso añadiendo tu nombre!); eso haría más atractivo y simpático un producto casero, ¡y además con la posibilidad de pedir muy pocas copias de las pegatinas!

Barnizado digital: el barniz 3D y los laminados dorado y plateado

Los barnizados clásicos están hechos con impresión offset y consisten en aplicar una capa de barniz acrílico de secado rápido en la hoja o el soporte impreso. Si le echas un vistazo a nuestro catálogo, verás que en algunos productos es posible elegir un barnizado brillante, mate y de tacto suave Soft Touch (atención: estos son plastificados, no barnizados; el plastificado se realiza con un laminado mecánico térmico, mientras que el barnizado, como hemos mencionando antes, consiste en un barniz acrílico). Los barnizados brillantes y mates, jugando con sus contrastes, pueden captar la atención de quien tenga en la mano el producto impreso, al notar diferencias en, por ejemplo, un título, el logotipo de la empresa o un diseño en particular. En cambio, el barnizado Soft Touch es un barniz mate que tiene un efecto aterciopelado al tacto y que puede añadir valor a un producto —por ejemplo, una tarjeta de visita— jugando con las percepciones sensoriales, no solo las visuales.

Otro acabado exclusivo especial usado para algunos productos de Pixartprinting es el barniz 3D. Se trata de un barniz transparente de gran espesor que se extiende, mediante un proceso de impresión digital, sobre determinadas áreas del diseño para adornarlas y hacer que resalten. También aquí el proceso digital tiene algunas ventajas: el archivo que envías a Pixartprinting ya contendrá la información sobre este tipo de acabado, sin ser necesario crear matrices ni troqueles. Esto significa que, incluso para un número reducido de copias, se puede realizar este acabado particular.

Otro acabado que se puede realizar con impresión digital y que, por tanto, sigue ofreciendo precios convenientes para tiradas bajas es el laminado dorado y plateado. El mecanismo es el mismo que el del barnizado 3D: el barniz se usa como imprimación y encima se aplica una fina lámina de color plateado o dorado.

Gracias a estos acabados tan especiales, se pueden crear, por ejemplo, tarjetas exclusivas para un club o una asociación, o tarjetas de identificación personalizadas.

You may also like