Diseñar la impresión

by

En el diseño gráfico, la impresión representa la fase final del proyecto, que se lleva a cabo cuando el trabajo está terminado para que las imágenes y los textos se reproduzcan de la manera más fiel y precisa posible. No obstante, existen diseñadores para los que la impresión y la producción son partes integrantes del proyecto. Al igual que la ideación del concepto y el desarrollo del diseño, también la impresión en este caso requiere mucha experimentación y diseño.

A continuación hablamos de 7 proyectos gráficos heterogéneos, pero todos ellos con una cosa en común: el uso de la impresión (ya sea analógica, digital o, como ocurre a menudo, híbrida) como parte activa y característica del proyecto. En estos casos, la impresión no es una operación a posteriori, sino que es parte integrante del proceso creativo. Materiales, desarrollos y variables se entrelazan para crear soluciones innovadoras que superan los límites impuestos por programas de software y normas predefinidas.

1.Alexis Rom Estudio ­­­– Atelier Vostok, Get up printing kit, 2007. España/Italia

Alexis Rom Estudio – Atelier Vostok es un laboratorio de ideas, experimentos gráficos y comunicación visual con sede en Barcelona y Milán. El estudio trabaja con el espíritu de un taller creativo, contaminando idiomas, técnicas y procesos gráficos. El proyecto «Get Up Printing Kit» es un ejemplo perfecto de este método. Se trata de un trabajo de imagen coordinada para una peluquería, que se realiza proporcionando al cliente un dispositivo de autoproducción. El kit consiste en una serie de sellos modulares de peinados y rostros que se pueden combinar en una gran variedad de opciones. Los diseñadores fabricaron el kit a mano usando una vieja máquina de fotopolímero y montando el resultado en madera de balsa. La intención es dejar que el cliente desarrolle libremente una imagen personalizada. La identidad se presenta como un juego, pero el resultado es absolutamente eficaz.

2. Raw Color, Keukenconfessies, 2010. Países Bajos

Para el diseñador holandés de alimentos de Keukenconfessies —empresa de catering que presta atención al medio ambiente y a la presentación de sus productos—, el estudio gráfico holandés Raw Color creó una identidad basada en el mismo principio de «Get Up Printing Kit»: un gran número de iconos, inspirados en comidas y utensilios de cocina, que pueden mezclarse y superponerse en un número prácticamente infinito de combinaciones. Mientras que la primera capa de cada artilugio se ha impreso en offset, para las capas que van superpuestas se hicieron los sellos expresamente a disposición del cliente, lo que permite caracterizar de manera personal cada artilugio. Las combinaciones evocan la mezcla de colores y sabores típicos de la cocina.

3. Onlab, Galerie C, 2011–2014. Suiza

Desde 2011 hasta 2014, para el anuncio de las exposiciones de la galería de arte Galerie C, el estudio suizo Onlab diseñó carteles que aprovechaban la posibilidad que ofrece la serigrafía de imprimir varias capas unas sobre otras. En efecto, en el programa de cada temporada se incluía un póster que contenía toda la información relacionada con las diferentes exposiciones, cubiertas a veces con una sobreimpresión para dejar visibles solo las de la exposición en curso. Para cada nueva edición, los diseñadores propusieron variaciones en los colores, el diseño y los métodos de impresión, sin dejar de ser fieles al concepto.

4. Automatico Studio, Lausanne Underground Film & Music Festival (LUFF), 2013. Suiza

Para el Lausanne Underground Film & Music Festival (LUFF) —evento que celebra la originalidad y la excentricidad en la música y el cine—, en 2013 Automatico Studio, estudio suizo fundado por Demian Conrad se encargó de realizar la comunicación utilizando un dispositivo de impresión diseñado específicamente para ese proyecto. De acuerdo con el tema de la edición, que era «el accidente», la comunicación del festival se alter´ó mediante un efecto visual creado con una manipulación del proceso de impresión, que revela y esconde de manera casual la información. A medio camino entre un error accidental y una censura, la técnica del diseñador —definida por este como WROP (Water Random Offset Printing)— consiste en la intervención directa en el proceso de impresión offset utilizando agua para generar signos imprevistos y únicos. La operación analógica de la técnica interactúa con el mecanismo de la maquinaria, modificando los parámetros hidrocromáticos normales.

5. Music Agency, The Event Sculpture, 2014. Reino Unido

Para la exposición The Event Sculpture —propuesta por la Fundación Henry Moore—, en la que nueve artistas realizarían nueve obras, el estudio Music Agency diseñó una identidad en la que cada artilugio es una pieza única. Las imágenes están impresas en negativo, en blanco y en carteles de materiales desechados encontrados en la imprenta, de tal forma que los colores y los materiales de cada póster o folleto son únicos. El proceso de creación de cada póster refleja la naturaleza de la propia exposición, formada por una serie de eventos momentáneos y únicos, de los que cada usuario tiene una experiencia diferente.

6. A2-Type, Chalk Studios & New North Press, A23D, 2014. Reino Unido

A23D es una fuente de caracteres móviles impresa en 3D, encargada por Richard Ardagh, diseñador gráfico y socio de New North Press —estudio londinense especializado en la impresión de caracteres móviles—. La fuente, diseñada por el estudio A2-Type y creada físicamente por los especialistas en prototipado de Chalk Studios, surgió del interés de Ardagh por asociar las técnicas de impresión tradicionales a las más innovadoras. El proyecto ha pasado por varias complicaciones: el grosor de los trazos, los materiales y el proceso de impresión. De hecho, el material tenía que ser capaz de resistir las fuertes presiones de la prensa, pero también imprimir detalles más sutiles. Después de varios intentos, la fuente definitiva se imprimió utilizando la tecnología «polyjet», que usa fotopolímeros

7. Irma Boom, Chanel No. 5, 2007.. Países Bajos
Cuando Chanel le encargó el diseño de una publicación dedicada al histórico perfume Chanel n.º 5, Irma Boom —que está entre los diseñadores de libros más valorados por sus soluciones inusuales y atención a los materiales— realizó un libro indudablemente fuera de lo común. De hecho, todo el volumen se «imprimió» sin ningún rastro de tinta; cada página se imprimió primero en una placa de aluminio y luego en papel, usando una vieja máquina de tipografía. La intención era representar no solo la invisibilidad, sino también la intensidad de la esencia.

You may also like