¿Dónde están las diseñadoras gráficas?

by

De la infrarrepresentación de las mujeres en el diseño gráfico y de trabajos que fomentan la visibilidad de las diseñadoras gráficas por su cuidado diseño.

Hasta hace pocos años, la igualdad de oportunidades en el diseño gráfico se abordaba con cierto pudor. En lo formal, el sector del diseño parecía emancipado, con una igualdad real desde antaño. Sin embargo, resulta paradójico que, en el diseño, una disciplina caracterizada por la innovación y las tendencias y que no entiende de fronteras tecnológicas, aún no se haya afrontado la cuestión de la desigualdad de género y social. Por conceptos como la realización personal y el potencial de independencia, el diseño constituye el epítome de una actividad profesional vanguardista, pero aún existen concursos, incluso los más reconocidos y de ámbito internacional, que no eligen a ninguna diseñadora para sus jurados.

A diferencia del sector tecnológico, en el que las mujeres están menos representadas desde la formación hasta los puestos de liderazgo, este desequilibrio en el diseño gráfico se evidencia muchas veces después, tras la etapa formativa. Basta con asomarse a las aulas y los talleres de las escuelas de diseño para verificar la igual proporción de estudiantes femeninas y masculinos. Sin embargo, en el estrado nos encontramos predominantemente a docentes masculinos.

El equilibrio entre los estudiantes va seguido del desequilibrio en los empleos; a medida que aumenta la edad, se agudiza la brecha salarial de género entre hombres y mujeres. Los diseñadores gráficos masculinos dominan el escalafón, mientras que son escasas las mujeres que llegan a ocupar puestos directivos en el sector. Las mujeres y los hombres están presentes en el diseño gráfico prácticamente en la misma proporción. Por contra, según un estudio de la cofundadora de la 3% Conference, Kat Gordon, tan solo el once por ciento de los directores del mundo del diseño son mujeres.

A pesar de sus trabajos de primera clase, las diseñadoras son menos visibles que sus colegas masculinos, tanto en el diseño gráfico contemporáneo como en la historia del diseño. Son legión los proyectos a cargo de diseñadoras que abordan como tema central el potencial de la mujer en la profesión. En pleno centro de esta labor se hallan proyectos de iniciativa propia dedicados a la visibilidad de las mujeres en el diseño y a formas de resolver el problema de la representación de forma creativa.

Entre estos proyectos están los trabajos de Guerrilla Girls; este colectivo fundado en 1985 ha recibido numerosos galardones y pretende poner de relieve la exclusión de las mujeres y de las minorías étnicas en el mundo del diseño. Este grupo, que trabaja de forma anónima, produce carteles gráficos, adhesivos y libros. A través de un diseño minimalista, tipografía en negro y un espacio en blanco introducido de forma consciente, ponen el dedo en la llaga de la desigualdad. En la actualidad, sus contenidos giran en torno a las sentencias satíricas y las impresiones en color. Su arte protesta ha influido en los planteamientos del diseño gráfico político y el diseño de los rótulos de protesta modernos, como los exhibidos en la Women’s March 2017 con repercusiones mundiales.

Guerrilla Girls, Do women have to be naked to get into the Met. Museum?, 2012 Copyright © Guerrilla Girls, courtesy guerrillagirls.com

Los movimientos feministas como Guerrilla Girls existen también entre las diseñadoras gráficas. El proyecto WD+RU fue fundado por Teal Triggs y Siân Cook a mediados de la década de 1990, un momento que supuso fuertes transformaciones en el diseño gráfico; la sigla WD+RU significa The Women’s Design + Research Unit. Al presentar proyectos de diseñadoras gráficas que empleaban las nuevas tecnologías surgidas en aquel momento, WD + RU persigue romper las estructuras de poder tradicionalmente masculinas del mundo del diseño y motivar a las mujeres a ejercer su actividad internacionalmente. Su blog presenta en la actualidad trabajos de diseñadoras gráficas. Las fundadoras del proyecto concibieron también en este marco la tipografía Pussy Galore. Triggs y Cook se consideran activistas de educación y desean ofrecer una plataforma que permita la participación de las diseñadoras gráficas en el diálogo.

Pussy Galore Schrift und Poster von WD+RU

Una publicación dedicada a la infrarrepresentación de las diseñadoras gráficas es el libro Women in Graphic Design 1890-2012. La edición y publicación de esta obra de 600 páginas de la editorial Jovis Verlag corrió a cargo de Gerda Breuer y Julia Meer. El volumen reúne diversas entrevistas y artículos de diseñadoras, entre otras de Ellen Lupton y Paula Scher. Con una edición bilingüe, el libro presenta trabajos de mujeres en el diseño gráfico publicados entre 1890 y 2012 y ofrece una visión de conjunto sobre la historia de las mujeres en este campo, además de entrevistas y aportaciones de invitadas.

Women in Graphic Design 1890–2012, Gerda Breuer und Julia Meer, Bergische Universität Wuppertal (eds.)

El proyecto a largo plazo de Jessica Walsh Ladies Wine & Design convierte su idea en eventos. Durante el proyecto 12 Kinds of Kindness dio vida a Ladies, Wine & Design. Walsh encontró la forma de sacar partido a las ventajas de Internet: el proyecto se inició online con un llamamiento a una mayor igualdad de oportunidades y se difundió a través de canales de las redes sociales. En la actualidad, se celebran regularmente eventos vespertinos en más de 200 ciudades. En estos eventos gratuitos se celebran charlas y presentaciones de porfolios y se ofrece la oportunidad de establecer contactos con mentoras. Además, en las cuentas del proyecto en las redes sociales se difunden imágenes acerca del tema que contribuyen a un debate abierto y a mantener su visibilidad.

Ladies Wine & Design, 2016

Nos hallamos en un tiempo especial para las mujeres en el diseño gráfico. Aunque aún hay numerosos ámbitos en los que hombres y mujeres no están representados por igual, esta brecha de género se está visibilizando con no poco esfuerzo y gracias a proyectos como Ladies Wine & Design iniciado por Walsh. La infrarrepresentación de mujeres destacadas en el mundo del diseño hace que la profesión de diseñadora gráfica suscite un interés menor del que se merece. En definitiva, es bueno que también las estudiantes y las nuevas diseñadoras reciban el apoyo de estos proyectos gratuitos.

Otros proyectos centrados en el fomento de las mujeres en el diseño gráfico son:

Hall of Femmes resalta las conquistas de las mujeres en la dirección artística y de diseño. El proyecto consta de distintos eventos, exposiciones, entrevistas y una serie de publicaciones, así como la conferencia Design Talks.

she-form ofrece a las mujeres del mundo creativo posibilidades de mentoring gratuito y eventos. También se publican en paralelo entrevistas periódicas.

wogd es un proyecto centrado en dar a conocer a través de su blog las aportaciones de las mujeres al diseño gráfico.

alphabettes enumera los tipos producidos por tipógrafas.

You may also like