#Printstories – Fabrizio y las corbatas «del misterio»: reinventar el estilo con valor e ingenio

by

«Sin el condimento de la locura no puede existir placer alguno.»

Erasmo de Rotterdam, Elogio de la locura

¿Qué mundo tendríamos ante nosotros sin un pellizco de locura?

Un mundo ordinario, tradicional, cansado y monótono.

Y ¿cuántos hitos habría alcanzado el hombre si no hubiese tenido ganas de arriesgar, de experimentar, de perseguir una intuición o un sueño?

Probablemente, muy pocos.

Fabrizio Salani ha convertido la búsqueda de lo desconocido en un signo distintivo: no solo en su faceta de cazador de antiguos volúmenes envueltos en el mito, sino también como emprendedor deseoso de reintroducir un clásico de la moda masculina revolucionando sus cánones e insuflándole una nueva vida con un impulso singular y único.

De esta forma, las dos pasiones de Fabrizio, la del mundo de los antiguos manuscritos misteriosos y la del mundo de las corbatas, se ensalzan en su colección de 10 ejemplares únicos que redefinen un accesorio de vestir tradicional, con un poquito de locura.

Una locura buena, creativa y laboriosa.

Un impulso empresarial valiente, pero sobre todo estudiado, calculado y cuidado hasta el último detalle. Un proyecto construido paso a paso, con una idea muy clara, que se ha materializado con el apoyo de Pixartprinting.

Hoy te presentamos una historia de impresión realmente única, que se lee del tirón.

Una aventura empresarial que nos recuerda que la creatividad no tiene límites, salvo los que uno mismo se quiera importe, y que sin una pizca de inspiración atrevida, nos resultaría menos apetecible explorar y vivir el mundo.

La colección de corbatas de Fabrizio Salani
La colección de corbatas de Fabrizio Salani

¿Quién eres? Háblanos de ti y de tus sueños, aspiraciones y aptitudes. ¡Haznos un retrato conciso pero fiel!

Me presento: soy Fabrizio Salani, felizmente casado desde hace 25 años con Daniela y el orgulloso padre de Mattia, nuestro hijo, que tiene doce años. El 1 de marzo de 1989 empecé a trabajar en la empresa familiar (creada por mi padre en Biella en 1967), que con el tiempo se ha convertido en un punto de referencia en esta ciudad para la impresión digital, la reproducción, la impresión a la carta y otros procesos de apoyo a oficinas, a profesionales del diseño gráfico, a empresas textiles y muchas otras actividades profesionales de la zona. En marzo de 2018 abrí un segundo punto de venta en Liguria, en Loano. Tengo dos aficiones: buscar obras antiguas y misteriosas y las corbatas. La primera de estas dos pasiones me ha supuesto la fama mundial con el hallazgo de la página final de la única copia antigua del manuscrito Voynich, considerado el libro más misterioso del mundo; un mito a escala mundial que, en las conferencias que me solicitan por toda Italia, me gusta describir como «la Gioconda» de los libros. En estos 16 años como «buscador de tesoros» (así me llaman los medios de comunicación) he encontrado la llamada «hoja Salani», la impresión más antigua de una obra de Paolo Veronese, el Veronés, el pergamino de Rafael de la «Virgen del Pez» y muchas otras obras maestras en cuya historia siempre hay un halo de misterio más o menos evidente.

Antes de empezar, ¿puedes explicar a los lectores qué has creado gracias a nuestros servicios?

Gracias a vuestros servicios altamente profesionales, pude poner en práctica la idea de unir mis dos pasiones, creando 10 modelos de corbatas de forma clásica más 2 slim, que reproducen las obras antiguas y misteriosas descubiertas durante años de búsqueda en mercados de antigüedades italianos y europeos, entre otros lugares. Todas las historias que acompañan a las imágenes son totalmente auténticas e históricamente conocidas (aunque solo para los que trabajan en este sector) y ahora quedan desveladas a cualquier persona que quiera distinguirse y rodearse de un halo de misterio y de cultura. Su estilo es moderno, pero al mismo tiempo clásico e inusual, nunca aburrido ni banal, totalmente único y reconocible al instante, adecuado para cualquier ocasión. Vuestra profesionalidad, en la que llevo ya bastantes años confiando, me ha permitido crear no solo el tejido de las corbatas gracias a vuestra impresión en color 720 DPI con sublimación térmica sobre poliéster de 235 g/m2, sino también el folleto ilustrativo en A5 con grapado metálico, la cartulina de la garantía y la tarjeta de visita que acompañan a la corbata en el paquete.

Una de las corbatas de la singular coleción de Fabrizio Salani

Volvamos al principio. ¿Cómo surgió la idea que te llevó a realizar este proyecto? ¿Tiene una historia particular?

La idea surgió leyendo un artículo de hace algunos años en el que se hablaba de las corbatas como si fueran un complemento de vestir obsoleto, acabado, rígido, que ha dejado de ser deseable porque se considera anticuado. No podía aceptarlo, porque la corbata es el primer detalle que se nota en un traje: siempre ha sido la tarjeta de visita del hombre con clase. Una chaqueta con una camisa en la que se ven claramente esos pequeños y tristes botones blancos, sin corbata, transmite la idea de un hombre descuidado, poco atento a los detalles. Me pregunté por qué motivo este accesorio con varios siglos de antigüedad ya no estaba «de moda» (solo en Italia, porque en el resto del mundo las ventas no dejan de aumentar) y encontré la respuesta en el estilo de la corbata, que nunca se ha renovado, siempre demasiado banal, geométrico o en un color liso o con fantasías abstractas horteras sin remedio, aburridas y obsoletas. De esta forma, decidí llevar a la corbata «una historia» que convirtiese este complemento de vestir no en un fin en sí mismo, sino que adquiriese un halo cultural y, al mismo tiempo, de misterio. La filosofía consiste en entretener, con temas culturales y misteriosos, a las personas que pregunten por las imágenes que representan las corbatas. Una manera alternativa, intrigante y estimulante de tener una conversación con amigos, en la mesa, en una reunión, con tu pareja, durante un momento de ocio, durante una entrevista de trabajo y en muchas otras situaciones de la vida. La curiosidad, innata en todos nosotros, se estimula por el misterio que si oculta en las imágenes, creando una combinación única, culturalmente innovadora y enigmática. En mi sitio web, al igual que en el folleto que habéis imprimido, cada corbata va acompañada de la explicación de la historia y el misterio de la obra que representa.

Una vez que diste con la idea adecuada, tuviste que fijarte un objetivo. ¿Cuál era tu objetivo?

No sé si se puede considerar la idea correcta, pero es mi idea y, como se suele decir, si un hombre no se arriesga por sus ideas, será que o él o sus ideas no valen nada. Si alguien piensa que hago todo esto para conseguir unos ingresos rápidos y fáciles, dinero y fama, está muy equivocado. Tengo 54 años y sé perfectamente que el «todo y ahora mismo» no es más que una utopía juvenil, basada en el acceso fácil que tienen unas pocas personas que se cuentan con los dedos de una mano, frente a las miles que por el contrario no lo consiguen. El trabajo duro, la perseverancia, la experiencia, los éxitos y los fracasos (indispensables para crecer) son la vida que he llevado siempre y que no tengo intención de abandonar. El objetivo final es el orgullo personal de haber hecho realidad un sueño.

El empresario y cazador de volúmenes antiguos, Fabrizio Salani, lleva una de sus corbatas
El empresario y cazador de volúmenes antiguos, Fabrizio Salani, lleva una de sus corbatas

¿Cómo diste vida a tu proyecto? ¿En cuántas fases dividiste tu trabajo y cuáles fueron esas fases? Cuéntanos el proceso que te llevó a dar forma a tu idea y cómo la preparaste para la impresión.

Inicialmente, utilizando la maquinaria de mis tiendas, escaneé en alta definición las obras antiguas que tenía en mi posesión; después, creé con el ordenador de diseño gráfico los «cortes» de los sujetos que quería imprimir en las corbatas, para adaptarlos a la forma de flecha y al nudo del cuello, sin desnaturalizar las imágenes originales, creando tras varios intentos (¡bastantes!) los 10 modelos definitivos. La segunda fase consistió en hacer pruebas para dar con los soportes de tejido que mejor se adaptasen a mi idea, y el vuestro me pareció óptimo. En las fases posteriores, me concentré en las nomas y el estilo básico de la marca, para que fuese lo más atractiva posible, pero al mismo tiempo conservase un halo de misterio. Diseñé el alfiler metálico, el folleto, todos los tejidos, la cartulina de la garantía, la tarjeta de visita, la caja para el embalaje de las corbatas y el sitio web. Busqué y probé varios sastres para la confección de las corbatas y varios orfebres para el alfiler con el nombre de la marca, hasta que encontré los profesionales adecuados: los sastres en la provincia de Biella y el orfebre, en Florencia. A principios de febrero puse en marcha el proyecto definitivo con la confección de los primeros 100 ejemplares por encargo.

¿Cómo aprovechaste la impresión a la carta para terminar tu proyecto? ¿Qué materiales elegiste y por qué?

Trabajando en Biella en estrecho contacto con las empresas textiles famosas en todo el mundo, tuve la posibilidad de hacer pruebas con mis imágenes en los distintos tejidos, de la seda al algodón, del acrílico al poliéster y la calidad de impresión que encontré en vuestro material es superior a todos los que he probado. Como mi idea está más orientada al contenido que al «continente», necesito que las imágenes sean lo más fieles posible a la obra antigua. La impresión sobre seda no me ofrecía esta calidad del trazo, además de que es difícil, como pude constatar materialmente, crear a mano una corbata de sastrería con una imagen que no acepta deformaciones, ni tan siquiera mínimas, ¡porque cada corbata está totalmente hilvanada, cosida, doblada, planchada y acabada a mano por un sastre! La impresión en algodón queda demasiado tosca con la imagen estampada en caliente, como si fuera un parche (claramente inaceptable), y el acrílico es demasiado áspero al tacto y rígido, mientras que vuestro poliéster tiene un sutil efecto seda, no tan brillante como la seda de verdad, que desentona con las imágenes de las obras antiguas originales, que se habían creado en papel o pergamino. Me gusta mucho (y esta idea gustó mucho a todos los que se la comenté) utilizar un material moderno como vuestro poliéster de calidad estampado en colores con sublimación térmica 720 DPI, para imprimir en él obras de 200, 500 años de antigüedad y en algunos casos incluso más, totalmente inéditas, con un misterio implícito en su historia y no reproducibles por otros, salvo que se produjese una violación de los derechos de su propietario, es decir, un servidor, dado que soy el propietario exclusivo de las obras reproducidas. Teniendo en cuenta que todas las corbatas están firmadas y numeradas a mano por mí, como si fueran obras de arte, y terminadas con un alfiler metálico galvanizado en dorado y esmaltado en rojo (creado por Mauro, un orfebre florentino) con las iniciales de mi marca.

Una de las corbatas de la singular coleción de Fabrizio Salani

Ahora, ¡aprovechemos los productos creados! En tu caso, una línea de corbatas indiscutiblemente originales. ¿Qué sentiste al tenerlas en tus manos?

Una idea que se materializa, sobre todo si es fruto de la pasión, te produce entusiasmo, una descarga de energía. Supone una gran satisfacción: ¡ahora sabes que lo has logrado! Cuando coges entre tus manos el producto final, que tanto esfuerzo te ha costado, no solo económico sino también de coordinación, organización, estudio, bastantes meses de trabajo, investigación, desarrollo, para encontrar el mejor material, los mejores profesionales (todos los sastres saben coser y hacer un bajo, pero ¿alguna vez te has preguntado cuántos saben crear correctamente una corbata partiendo de un simple trozo de tejido?). Después, hay que confeccionar el producto, porque, al igual que para una obra de arte, se necesita un marco adecuado que lo realce o, como se suele decir, que «vista el cuadro». La corbata necesita un embalaje que realce su valor y otro detalle imprescindible: la idea de añadir un alfiler, algo que la diferencie del típico producto clásico. La tarea de buscar al mejor artesano que fuese capaz de crear el alfiler del logo tal como yo lo tenía pensado, en metal galvanizado dorado, esmaltado en color rubí y con doble cierre de mariposa, también llevó su tiempo. El producto acabado, tangible, es lo que te compensa todo el trabajo, todos los esfuerzos, toda la dedicación, aunque sepas que no estás más que al comienzo de la aventura. ¡Es adrenalina pura!

¡Esto no es más que el principio! ¿Qué otros proyectos tienes previstos de cara al futuro? ¿Nos puedes revelar alguno?

Para mí, haber llegado hasta aquí ya es un logro. Si esta idea es bien acogida por el público, seguiré con una ampliación de la «línea», estudiando y diseñando la creación de camisetas de manga corta, polos y cazadoras, con mi idea de tejido, de bajorrelieve, de tramas de colores y texturas marcadas en caliente, para resaltar el efecto de las obras antiguas y misteriosas que he encontrado hasta ahora. En cuanto a la promoción de la marca, empecé a instalar «site permanents», pequeñas vitrinas LED expositivas con las corbatas, en establecimientos de clase distinguidos a nivel nacional e internacional por su profesionalidad, como la pastelería Canterino de Biella, que ha sido clasificada como la pastelería con el «mejor desayuno de Italia» por la famosa guía gastronómica Gambero Rosso, con tres tazas y tres granos de café durante 10 años consecutivos. Otras exposiciones se celebrarán en vestíbulos y espacios expositivos de famosos hoteles y casinos. En el futuro inmediato, me han pedido que organice una exposición de las obras antiguas en mi posesión con una explicación del proceso de creación de las corbatas para cada obra, y completando todo ello con paneles explicativos y vídeos de los distintos procesos de diseño y fabricación del producto, partiendo de los prototipos hasta obtener el producto final. Que empiece el espectáculo: yo ya estoy listo.

Fabrizio Salani y una de sus corbatas inspirada en el misterio
Fabrizio Salani y una de sus corbatas inspirada en el misterio

You may also like