Fuentes variables: el futuro de la tipografía ya está aquí

by

Vivimos hoy en un mundo dinámico, donde incluso el diseño gráfico se adapta al entorno en el que se aplica; el diseño está optimizado y especializado, y el texto es adaptativo («responsive» en inglés), adaptándose a todos nuestros dispositivos. Nunca antes el lenguaje visual había sido tan flexible y adaptativo. ¿Y si los caracteres tipográficos también pudiesen adaptarse?

Ya hablamos de las fuentes variables en 2018, analizando las interesantes ideas del TYPO festival 2018 y explorando la tipografía generativa. Un carácter variable es esencialmente un único archivo que contiene muchos estilos generados según diferentes ejes (como veremos a continuación, generalmente son peso, ancho e inclinación). La combinación de los distintos ejes permite generar una gran cantidad de fuentes diferentes.

Fuentes variables: ¿qué son y por qué son cada vez más populares?

Aunque la idea ha estado en circulación durante varios años (incluso décadas), las posibilidades reales de este nuevo enfoque de la tipografía solo se han entendido recientemente (también gracias al desarrollo tecnológico). De hecho, en 2016 Apple, Adobe, Microsoft, Google y algunas fundiciones independientes anunciaron colectivamente que Font Variations (características variables) se añadirían al formato OpenType, el formato estándar de fuentes digitales. Pero ¿qué ha cambiado con respecto a hace cuatro años? Parece que de la revolución hemos llegado a la normalización.

 Imagen de Fontsmith

Tecnología y estándar

Uno de los pasos clave de las fuentes variables es crear un estándar compartido. Esto se ha desarrollado principalmente en dos sectores: la autoedición y la web. Con la actualización de 2020, Adobe InDesign implementa una función ya presente en Photoshop e Illustrator: el control deslizante para administrar fuentes variables. Esto también se ha añadido a Sketch, software de diseño web.

En cuanto a la web (concretamente la codificación), desde mayo de 2020 prácticamente todos los navegadores admiten fuentes variables. En el desarrollo de sitios web, las características visuales de la tipografía se especifican en las CSS, hojas de estilo que gestionan el diseño y la presentación de las páginas web.

En el lenguaje CSS, en cuanto a las fuentes variables, se han registrado 5 ejes estándar: peso, ancho, ajuste óptico, cursiva e inclinación.
Ejemplos de características variables de las fuentes en CSS
Ejemplos de características variables de las fuentes en CSS

Fundiciones y fuentes variables

¿Y cómo están reaccionando las fundiciones digitales, es decir, quienes producen las fuentes en cuestión, a este enfoque variable? Dos de ellas, Dalton Maag y Dinamo, parecen haber entendido el potencial de las fuentes variables y las están aprovechando al máximo.

Dalton Maag tiene su sede en Londres, pero es un equipo internacional de 40 diseñadores, desarrolladores y directores creativos que trabajan en caracteres tipográficos para el comercio y para clientes privados. Entre otros, han trabajado con Google, Amazon, Intel, Nokia y los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Imagen de Dalton Maag

Esta fundición publicó la primera fuente variable de su biblioteca en 2018, Venn. Desde entonces, han lanzado también Objektiv, Mokoko y Aktiv Grotesk. Dalton Maag tiene como objetivo crear solo fuentes variables a partir de ahora, y en una entrevista, una de las directoras creativas reflexiona sobre el cambio en la relación entre diseñador tipográfico y diseñador gráfico.

Aktiv Grotesk, imagen de Dalton Maag

Dinamo es una fundición suiza con sede en Basilea y Berlín, que crea fuentes para la venta por catálogo y caracteres únicos para marcas e instituciones. Este estudio, siempre experimental y apasionado por las fuentes variables, ha creado una serie de herramientas que permiten comprender plenamente el potencial de esta tecnología.

Presentación del equipo en el sitio web, imagen de Dinamo

Entre otras, Dinamo Pipeline es, sin duda, la herramienta más espectacular. La página web permite experimentar con los diversos ejes de las fuentes variables realizadas por Dinamo, dando vida a interesantes resultados.

Imagen de Dinamo

Proyectos centrados en la variabilidad

Desde que varias fundiciones comenzaron a publicar fuentes variables, diseñadores de todo el mundo han experimentado para llevar al límite esta herramienta. El 2020 vio varios proyectos centrados en los caracteres variables, que atrajeron aún más atención sobre el tema.

D&AD es una organización educativa inglesa con el objetivo de promover la excelencia en el campo del diseño y la dirección de arte. Los D&AD Awards se llevan a cabo todos los años, premiando a creativos de todo el mundo. Debido a la pandemia, los premios y el festival de la edición 2020 tuvieron lugar online.

Por ese motivo, la identidad del festival tenía que ser muy fuerte visualmente (para compensar la falta de presencia física) y funcionar bien digitalmente; la organización involucró a Studio Dumbar para el desarrollo del proyecto. La identidad es infinitamente adaptable y flexible, y utiliza la palabra «imagina» «imagine» en inglés) y una serie de palabras para expresar las infinitas posibilidades de la creatividad. La identidad se basa en la fuente variable Marfa, diseñada por Dinamo.

Imagen de Studio Dumbar

En los D&AD Awards fue reconocido con el premio más prestigioso (el Black Pencil) el proyecto de una fuente variable: Universal Sans. La fuente fue diseñada por Family Type, que colaboró con el estudio TwoMuch.

Esta fuente variable ofrece muchas posibilidades de personalización y una amplia gama de variables únicas. Esta fuente se asocia al estilo heterogéneo pero, al mismo tiempo, al estilo coherente de las primeras sans serif diseñadas en el siglo XX, desarrolladas a través de una tecnología a la vanguardia como la variabilidad tipográfica.

Sitio web que muestra el potencial de Universal Sans, imagen de Family Type

Los temas explorados anteriormente nos dan una idea del estado del arte de las fuentes variables. Todavía es difícil entender el significado profundo de esta herramienta a largo plazo, pero se pueden hacer algunas reflexiones.

Parece que el papel de los diseñadores tipográficos y las fundiciones está cambiando. Mantenerse al día con la tecnología variable se está convirtiendo en un prerrequisito del mundo del diseño de tipografías. Los diseñadores de esta industria generan nuevas fuentes y se enfrentan a situaciones y casos límite en lugar de archivos individuales. Por otro lado, el papel de los diseñadores gráficos también cambia. Se les da más responsabilidad en la elección de fuentes, en las que siempre hay más posibilidad de personalización y, por tanto, más trabajo por hacer.

Y quizás dentro de varios años, cuando la tipografía variable sea verdaderamente el estándar para todos, será difícil reconocer los estilos específicos de las fuentes en la calle, en libros y revistas o en nuestros blogs favoritos. Cada marca, empresa e institución tendrá la oportunidad de crear una tipografía verdaderamente única y personalizada.

You may also like