Las ilustraciones para packaging: distinción y color

by

Continuamos nuestro viaje para seguir descubriendo el mundo de la ilustración buscando lugares, productos y situaciones en los que se pueda utilizar y exponer. Tras haber visto cómo se usa en tiendas, hoy toca hablar de los productos que están en venta. Vamos a hablar de cómo las ilustraciones pueden ser las protagonistas de la imagen del producto y cómo a veces resultan fundamentales a la hora de tomar la decisión de compra.

Partamos de una premisa indiscutible: la ilustración suele percibirse como un elemento que aporta un toque artístico y exclusivo a un producto. A veces está dirigida a un público infantil y otras simplemente da sencillez y autenticidad al producto. Por este motivo, se utiliza muchísimo con productos artesanales y orgánicos. Desde el punto de vista técnico, es obvio que la ilustración se utiliza mucho más en packaging o etiquetas de papel, pero gracias a las sofisticadas técnicas de impresión que se utilizan desde hace algunas décadas, también se pueden reproducir ilustraciones complejas y muy coloridas en aluminio, plástico y cartón.

¿Ilustrar el producto o generar interés?

 Es una pregunta que debemos hacernos sobre la utilidad de la ilustración: ¿de verdad sirve para generar interés? Digamos que en una estrategia de marketing compleja, utilizar ilustraciones puede ser útil a la hora de posicionarte en el mercado y de ser reconocible. En una tienda, por ejemplo, sirve para generar un punto de atención para un consumidor potencial. Esto es algo que no suele suceder en supermercados y grandes cadenas en general, ya que, en estos casos, las personas se fidelizan a la marca y miran mucho más los precios. En tiendas de descuentos no vas a encontrar un packaging ilustrado porque los clientes percibirían que ese producto es de una gama demasiado alta y, por tanto, lo dejarían en la estantería.

Creatividad en la alimentación

Vamos a hacer un repaso del sector alimenticio, en el que vamos a ver que la ilustración sirve para conseguir que algunos productos sean reconocibles y para transmitir al consumidor sus características.

Un ejemplo exitoso de la combinación de diseño e imagen es el rediseño de los tés Clipper por parte de la agencia inglesa Big Fish en 2008. Este rediseño empezó a marcar tendencia en el mercado del té y las infusiones, sobre todo, apartándose de las típicas imágenes florales y optando por envases icónicos y reconocibles. Aunque no pueda considerarse una obra de ilustración en sí, este proyecto representó un punto de inflexión para todos los diseñadores de packaging.

Fuente: https://www.bigfish.co.uk/blog/portfolio/clipper-tea/
Fuente: https://www.bigfish.co.uk/blog/portfolio/clipper-tea/

El primer producto que te mostramos es un té taiwanés en el que se ilustran los paisajes de las zonas de origen de las hojas en el envase.

Pie de foto: https://www.behance.net/gallery/32623739/FongCha-Tea-Packaging

El recurso de ilustrar el lugar de origen del producto se utiliza en muchos más casos, sobre todo cuando dicho producto proviene de lugares exóticos o tropicales como, por ejemplo, cafés, tés y chocolates.

Pie de foto: Café Archer Farms. https://www.behance.net/gallery/45900751/Archer-Farms-Coffee

El café colombiano Querida, «hecho por y para las mujeres», decidió, en cambio, hacer un packaging relacionado con el proyecto y utiliza ilustraciones que destacan la feminidad.

Fuente: https://henricampea.com/querida

El amplio mercado de las tabletas de chocolate es un terreno privilegiado para la ilustración, tanto por la sencillez del envase como por el origen de los ingredientes que determina el sabor característico del producto.

Pie de foto: Chocolate Macondo, producto del Reino Unido. Ilustraciones del Neasden Control Centre. https://www.behance.net/gallery/40846835/Macondo-Chocolate-Co
Pie de foto: Chocolate mexicano El Matete, diseño de Sarah Erlant. https://www.behance.net/gallery/57126093/El-Metate-Chocolate-Packaging

Un ejemplo interesante porque hace un uso totalmente distinto al típico uso conceptual de las ilustraciones que hemos visto en los ejemplos anteriores es el de «Les Chocolate des francais», un productor francés que se ha centrado en envoltorios con imágenes coloridas, que hacen un guiño a un público joven al que le encanta coleccionar imágenes (¡y divertirse!).

Fuente: https://www.lechocolatdesfrancais.fr/fr/
Fuente: https://www.zilliondesigns.com/blog/illustration-packaging-designs-creativity/

Otro ejemplo interesante lo encontramos en Italia, con las inusuales caracterizaciones de la boutique creativa Happycentro de Verona para los productos Sabadì: el chocolate de Modica y los caramelos.

Fuente: http://happycentro.it/
Fuente: http://happycentro.it/

Aún en el sector alimenticio, en Asia Oriental se utilizan mucho imágenes divertidas para envasar los productos.

Un ejemplo son las singulares obras de la diseñadora e ilustradora taiwanesa Jieni Kao, que nos transportan al imaginario de Kawai.

Fuente: https://jienikao.com/packaging-design

Si volvemos a Europa, donde el lenguaje visual entre adultos y niños es bastante distinto, podemos coger dos ejemplos de dos diseñadores que han trabajado en packaging de galletas.
El ilustrador Óscar Bastidas utiliza ilustraciones abstractas y una paleta de colores muy reducida para la gestión de marca de la tienda de galletas artesanales «Del cielo», de Madrid, incluyendo diseños y patrones en todos los productos que pueden comunicar, cajas incluidas.

Fuente: https://www.oscarbastidas.com/del-cielo
Fuente: https://www.oscarbastidas.com/del-cielo

Las ilustraciones de Elena Resko, artista afincada en Berlín, para productos que van desde galletas a chocolates son muy divertidas y alegres.

Fuente: https://www.elenaresko.com/
Fuente: https://www.elenaresko.com/
Fuente: https://www.elenaresko.com/

Beber mientras te diviertes

Otro sector del mundo alimenticio en el que las ilustraciones desempeñan un papel determinante es el de las bebidas, en especial los zumos de frutas y las cervezas. Son bebidas que deben distinguirse muy bien en un mercado que es amplísimo y en el que los productos suelen ser muy similares entre sí en sabor y nombre.

En concreto, los productores de cerveza artesanal representan todo un ejemplo de cómo una ilustración puede generar una relación de confianza con los consumidores habituales, que se reconocen en el estilo propuesto por la marca.

Un ejemplo de botella «alocada» para la marca Bagaboo del diseñador Victor Stavila.

Fuente: https://www.behance.net/gallery/109240227/Bagaboo-Branding-Packaging-Design

Las latas de cerveza diseñadas por Jack Forrest para la cervecera australiana «Love at First Sight» («amor a primera vista») hacen un «guiño» con su diseño.

Pie de foto: Cervezas Love at first sight: https://cheersjack.com/Love-at-First-Sight

Si continuamos en el mundo de la cerveza, nos encontramos unas latas ilustradas con plenitud de detalles de la marca Three Taverns Brewery (Georgia, EE. UU.), creadas por Metaleap Creative.

Fuente: https://www.metaleapcreative.com/work/sour-asylum-series/
Fuente: https://www.metaleapcreative.com/work/sour-asylum-series/

Empresas e ilustradores amantes de los packs ilustrados

El packaging ilustrado no es solo una necesidad del mercado, sino una elección de comunicación muy concreta que caracteriza a algunas empresas.
Marcas importantes como Sephora usan mucho la ilustración, por ejemplo, para conseguir que los packs de regalo de Navidad sean únicos. Una de las artistas que participa en estos diseños es la varias veces premiada Malika Favre, estrella mundial de la ilustración.

Fuente: 1 e 2
Fuente 1 e 2
Fuente: 1 e 2

Para acabar con este breve repaso, vamos a ver las obras de un par de ilustradores que utilizan el dibujo como su herramienta principal.

Vamos primero con el sofisticado diseñador Greg Coulton, que trabajó para la marca de whisky Jameson, para Longtooth Gin, para la cervecera Samuel Adams y para otras muchas marcas, dando siempre un aspecto adulto y masculino a sus productos.

Fuente: https://www.gregcoulton.com/jameson-whiskey—bold1.html

El segundo artista es el francés Jean Jullien que, con su estilo irónico, irreverente y descarado, logra hacer que los envases que diseña sean únicos con dibujos sencillos. Es el caso de las velas del artista para la tienda Colette de París, para las bebidas Blume y para la leche de Paris Baguette.

Fuente: https://www.jeanjullien.com/

Atreverse a ser reconocible

Hacer que los productos sean más atractivos por medio de ilustraciones es una tendencia que ya se ha extendido en todo el mundo. En países como Italia, donde las estrategias comerciales más tradicionales siguen resistiendo, no se utilizan mucho, pero seguro que en los próximos años vemos una explosión de packs sofisticados, coloridos, divertidos, cautivadores y fantasiosos. Y nos divertiremos más en la fase de compra.

Para poder hacer packaging de este tipo, basta con contratar a un diseñador gráfico especializado en este tipo de trabajos y a un ilustrador que cree las imágenes. A continuación, puedes elegir uno de los formatos que te ofrece la página web y pedir la impresión de tu propia serie exclusiva de productos.

You may also like