Los kioscos de prensa se reinventan

by

Como si de un ritual se tratase, un señor mayor coge el periódico del día y deja las monedas justas. Una mujer se pide un café y se va apresurada. Dos chicos jóvenes, en cambio, aparcan sus bicicletas y degustan esta bebida de pie mientras charlan, al parecer, sin ningún tipo de prisa. Todo esto pasa en escasos minutos en el News&Coffee, que ha venido a revolucionar el tradicional concepto de kiosco de prensa en Barcelona.

En los últimos años, estos puestos, que tiempo atrás gozaron de días de esplendor, han ido cediendo protagonismo a la prensa online. “Lo que pasó es que muchos intentaron salvar el negocio sin conciencia agregando souvenirs, máquinas de tabaco y sombreros de mariachi. De todo menos calidad, así que se convirtieron en un mobiliario más de la ciudad, al final muchos cerraron y no hubo un relevo generacional”, explica Pablo Pardo, consultor y creador de conceptos gastronómicos y uno de los tres socios de News&Coffee.

News&Coffee es un concepto único en Europa y, quizás, en el mundo

En diciembre de 2019, estos tres emprendedores se hicieron con este antiguo kiosco situado en Paseo San Juan, una de las calles preferidas de los barceloneses para pasear, llevar a los niños al parque, comer en una terraza o incluso jugar a la petanca. Y lo convirtieron en un punto de encuentro en el que, además de los clásicos periódicos, se puede encontrar una gran cantidad de revistas independientes y degustar café de especialidad producido localmente con buena música de fondo. Es imposible pasar por delante de News&Coffee y no detenerse unos segundos para contemplar este peculiar puesto que además cuida al máximo la estética, gracias al trabajo del estudio de diseño Querida.

Tres meses más tarde de la apertura se declaró el estado de alarma en España y la población tuvo que confinarse en casa. Esta situación, en realidad, dio un impulso al negocio: en un primer momento, se limitaron a llevar revistas y café a domicilio; pero cuando reabrieron, se formaban colas de hasta dos horas que atravesaban la calle. “Durante el parón, empezamos a leer más y a pensar en qué es lo realmente importante. Poder hacer un poquito de vida normal, volver a salir a la calle aunque solo fuera para tomar un café, era un detalle de agradecer”, según Pablo.

Esto es lo que les ha permitido dar un salto cuantitativo y abrir dos kioscos más en diferentes barrios de Barcelona, además de estar ya pensando ya en la expansión en otros puntos de España e incluso en el extranjero. Y es que no tienen constancia de que este concepto exista en Europa ni, quizás, en el mundo. De las 15 referencias de revistas que llenaban los estantes de News&Coffee, ahora han pasado a 85. Títulos como Perdiz, Fuet, Fucking Young, Metal, Apartamento, Indiespot, Openhouse, Solo, Purple, Natal, Heroine, Elephant, The Plant y un largo etcétera, imposibles de encontrar todos en un mismo espacio, o ni siquiera en nuestro país, además de periódicos nacionales e internacionales. En la actualidad, el 65% del margen de beneficios proceden de las ventas de revista, a un ritmo de 800 por mes entre los tres puestos.

Odd Kiosk, la voz del colectivo LGTBIQ+

Tanto es el éxito que otros emprendedores se han animado a dar vida a kioscos cerrados de la ciudad, algunos verdaderamente únicos, como por ejemplo Odd Kiosk, especializado en temática queer. Durante el confinamiento, el diseñador gráfico Iván Jiménez y el arquitecto Txema Montero, amigos desde la adolescencia, decidieron emprender juntos. Los kioscos eran de los pocos negocios que podían abrir por entonces, así que se les ocurrió reactivar el de la calle Valencia con Enric Granados. Lo tiñeron de rosa pastel y lo bautizaron con el nombre de ‘odd’ (raro en inglés), con un logo que va cambiando de color y tipografía.

“Queríamos algo fluido y orgánico, algo diferente y no normativo que transmitiera que ser diferente es genial, por eso trabajamos con una tipografía flexible, que puede cambiar todo el tiempo, que representa que todos somos diferentes, pero juntos todos nos completamos”, afirma Iván.

En este pequeño espacio conviven libros, revistas y fanzines, principalmente sobre arte, moda y tendencias, con obras de unos 30 artistas del colectivo que exponen sus originales, ediciones limitadas y prints. Iván cuenta que empezaron con 50 publicaciones y ahora ya superan los 200 títulos. “Nos apasionan las revistas y no paramos de buscar cosas raras y diferentes que en otros sitios no se pueden encontrar”.

Dicen que el papel ha muerto, pero en realidad su reinvención no ha hecho más que empezar. Para el socio de Odd Kiosk, “este tipo de publicaciones con diferentes tipo de papel, con una dirección de arte muy potente en fotografía e ilustración, aún es mucho más interesante verlo en papel y eso nunca moriría”. La prueba es que el kiosco ha tenido una gran acogida en el barrio, algo que les hace sentir muy orgullosos.

You may also like