Los NFT, el criptoarte que está conquistando el mundo: oportunidades para artistas y diseñadores

by

Aunque hace años que existe esta tecnología, hasta hace poco no había saltado a la palestra: hablamos de los NFT, en los cuales las inversiones crecieron un 299 % solo en 2020. En efecto, la casa de subastas más importante y conocida del mundo, Christie’s, ha superado la obra digital de Mike «Beeple» Winkelmann, es decir, una recopilación de 5.000 contenidos creados y cargados a lo largo de 5.000 días, que se vendió por 69 millones de dólares. Estas 5.000 obras son totalmente digitales, no existen en el mundo físico, pero se vendieron exactamente igual que si se tratase de un cuadro tradicional.

¿Qué son los NFT? El acrónimo corresponde a Non Fungible Token y, en la práctica, representan un auténtico certificado digital que demuestra la titularidad de un bien gracias al uso de la tecnología blockchain. A diferencia de los billetes de banco de cualquier divisa y de los Bitcoins, que son intercambiables por otros de su mismo tipo y, por tanto, fungibles, los NFT son «fichas» no fungibles, únicas y no intercambiables por otros NFT.

Cada NFT es único y no puede duplicarse. Es verdad que se puede poseer la imagen de una obra comprada como NFT; pero, en este caso, no se posee el original.

En otras palabras, dos monedas de 2 euros son perfectamente iguales: en este caso, lo que cambia es el portador, por lo que podemos decir que son bienes fungibles. Pero un cuadro original es un bien no fungible porque es único, exactamente igual que los NFT (evidentemente, estos en formato digital): quien posee una impresión del cuadro original lo que tiene es evidentemente una reproducción de este, que carece del valor de la obra original.

Incluso un tuit puede convertirse en un NFT

En pocas palabras, los NFT son la manera de certificar que una obra digital es única y original: puede ser un dibujo, un tuit, un vídeo, una imagen jpeg, un GIF y mucho más. Técnicamente, se trata de bloques de datos registrados en la blockchain, es decir, un archivo cifrado que contiene los metadatos que permiten identificar al titular y que describen la «obra» asociada al NFT.

Asimismo, gracias a la tecnología blockchain, se puede supervisar toda la cadena de compra de un solo NFT, que cuenta con una auténtica «firma» del autor. Los NFT más conocidos suelen pagarse en Ether, que está basada en la blockchain Ethereum.

Toda obra digital puede convertirse en NFT

Al igual que se puede crear una obra en forma de cuadro o pieza musical y ponerla a la venta como original, se pueden crear NFT: ya se encargará el mercado —es decir, el interés de alguien en comprarlo— de fijar su valor. Por tanto, todos pueden crear NFT y venderlos, o comprarlos y revenderlos a un precio mayor, siempre que encuentren a algún interesado en gastarse una cantidad superior.

En la web se pueden comprar NFT para todos los gustos: desde estatuillas digitales hasta los llamados «criptogatitos» protagonistas de un juego específico basado en coleccionables; desde ilustraciones hasta piezas musicales.

Hace poco se produjo una especie de especulación, cuando algunos NFT se vendieron a precios que muchos juzgarían «demenciales». Por ejemplo:

  • El yacitado artista Beeple vendió sus 5.000 obras por 69 millones de dó
  • Jack Dorsey, uno de los fundadores de Twitter, vendió su primer tuit por 2,9 millones de dó
  • Cryptopunk #3100, uno de los 10.000 personajes coleccionables, se vendió por 7,6 millones de dó
  • La cantautora Grimes vendió varias de sus obras de arte digital en forma de NFT por 6 millones de dó
  • El conocido meme «Disaster Girl» se vendió en unasubasta por más de 500.000 dó Ahora la protagonista de la foto, Zoe Roth, que entonces tenía 4 años, ha acumulado un considerable patrimonio.
Esta «obra» se vendió por 7,6 millones de dólares

Aunque estos ejemplos son de artistas o personas ya reconocidos y que ya tienen su público, los NFT pueden representar una gran oportunidad para todos los creativos.

Los puntos fuertes y las oportunidades de los NFT

En efecto, la aparición de los NFT supone una gran innovación no solo tecnológica, sino también en el sentido de que es capaz de permitir a creadores de todo tipo trabajar directamente para el público, saltándose las fases intermedias de la venta y, de esa forma, adquiriendo un auténtico poder descentralizado sobre sus propias obras. Una vez tomada conciencia de esto, gracias a los NFT, los artistas pueden:

  • Establecer una conexión directa con las personas interesadas en comprar arte o cualquier otra forma de obra digital, dejando obsoleto el concepto de galería para exponer y dar a conocer las obras.
  • Gracias a esto, muchos artistas pueden experimentar e ir más allá de las tendencias habituales de laindustria delarte digital. Dado que no estamos más que al principio, aún quedan muchos formatos por explorar en el mundo de los NFT.
  • Los artistas pueden recibir regalías para ganar un porcentaje de los beneficios cada vez que su trabajo se vende a un nuevo propietario.

Un ejemplo concreto: la artista canadiense Krista Kim vendió la primera casa digital del mundo en forma de NFT por 500.000 dólares. Gracias a la evolución de la Realidad Aumentada, esta propiedad digital podrá convertirse en un lugar virtual en el que la gente podrá socializar: por tanto, el arte digital va más allá del concepto de obra «estática», convirtiéndose además en un objeto interactivo.

Dónde y cómo crear y vender NFT

Una vez aclarado que un NFT es un nuevo tipo de activo digital no duplicable y original, cuya titularidad queda registrada en la blockchain, hay que saber que para comprarlos y después revenderlos se pueden usar varias divisas. NBA Top Shot, una serie de figurillas live action con los mejores tiros de baloncesto de la historia, por ejemplo, se pueden comprar con tarjeta de crédito. En realidad, para comprar NFT en muchas otras plataformas hay que utilizar alguna forma de criptomoneda.

Sobre todo: ¿dónde se pueden comprar y vender NFT? He aquí algunas plataformas:

  • OpenSea: es probablemente el mayor mercado de NFT, que funciona como una galería online de obras. Opera como una casa de subastas, pero también tiene algunas obras con precio fijo.
  • Rarible: otra plataforma muy conocida de compraventa de NFT. Aquí los artistas pueden crear y cargar sus creaciones entre música, arte digital y coleccionables.
  • SuperRare: aquí los artistas venden trabajos artísticos digitales ú Se define como «un punto medio entre Instagram y Christie’s»
  • Foundation: se centra principalmente en el arte digital.

Estos son solo algunos de los muchísimos mercados virtuales disponibles.

Pero ¿cómo se crean en la práctica los NFT? El proceso requiere algunos pasos fundamentales:

  • Se pueden utilizar programas como Photoshop para crear arte digital que «transformar» en NFT. pero es posible incluso usar fotos que se pueden cargar en las plataformas: la creatividad no tiene lí
  • El siguiente paso consiste en hacerse con un monedero digital (digital wallet) basado en Ethereum, una especie de app de banca online, pero sin el banco, que sirve para enviar y recibir dinero. Se puede crear, por ejemplo, mediante la extensión Chrome MetaMask, que se aconseja usar por la plataforma OpenSea.

  • Después hay que comprar la criptomoneda Ether: se pueden usar distintos tipos de aplicaciones, como Coinbase o Robinhood, pero también la propia MetaMask.
  • Una vez configurado el monedero, puedes ir por ejemplo a Rarible y, en pocos pasos guiados, crear tu NFT. Solo hay que cargar el archivo preseleccionado en formato PNG, GIF, MP3 u otro que ocupe como máximo 30 MB, establecer el precio y las regalías, el título y la descripció
  • Al crearlo y asociarlo a nuestro monedero deberemos pagar comisiones para ponerlo a la venta.

No estamos más que al principio de los NFT: algunos todavía no los consideran más que una «burbuja especulativa», mientras que otros ven en ellos un auténtico renacimiento del arte digital. Solo el tiempo sabrá decirnos qué éxito tendrá este mercado. Mientras tanto, los artistas de todo tipo pueden seguir experimentando.

You may also like