Los maestros del diseño gráfico: Paula Scher

by

Paula Scher, cuando era joven, quería ser artista.

En la universidad, en la Escuela de Arte Tyler (Tyler School of Art), se dio cuenta de que no era muy buena pintando y descubrió el diseño gráfico. No fue amor a primera vista. Durante el primer año, asistió a un curso de diseño básico, centrado en las ideas de la Escuela Suiza y con metodologías de enseñanza provenientes de la Bauhaus, que no le parecieron interesantes. Con el segundo curso, en el último año, las cosas se pusieron más interesantes. Entendió que el diseño gráfico no consiste solo en organizar elementos en una hoja, sino en ideas.

Siguiendo el consejo de uno de sus profesores, después de la universidad, se mudó a Nueva York. Hablamos de principios de los años 70. En esa época, comenzó a colaborar con la editorial Random House primero y con la discográfica CBS después. Para CBS se ocupó al principio de las promociones y la publicidad, y después —tras un breve paso por Atlantic Records— se hizo cargo de las portadas de los discos. Diseñó 150 portadas al año. En ese período, aprendió el arte de presentar y defender su obra. Las portadas de los discos tenían que ser aprobadas por las bandas. Era fundamental poder explicar el trabajo realizado y ganarse la confianza de los artistas.

**********

Entre las portadas creadas por Paula Scher, se encuentra esta de Boston, de la que aún no se explica el increíble éxito que tuvo.

La portada de Boston diseñada por Paula Scher

En 1973 se casó con Seymour Chwast, otra celebridad del mundo del diseño gráfico y fundador de Push Pin Studios junto con Milton Glaser. Se divorciaron más tarde y estuvieron separados durante seis años, y después se volvieron a casar. Juntos en la vida, separados en el trabajo. A lo largo de los años, nunca han colaborado en ningún proyecto.

A finales de la década de 1970, con su mentora Henrietta Condak, redescubrió el modernismo del siglo XX: constructivismo, dadaísmo, De Stijl y todos los movimientos populares de 1914 a 1940. Gran parte de su vocabulario visual proviene de los experimentos de ese período, basados en los enfoques de esos movimientos. Uno de sus proyectos más famosos de esos años es el manifiesto «Best of Jazz» de 1979.

El manifiesto «The Best of Jazz»

En 1982 dejó CBS para abrir su propio estudio con el objetivo de trabajar para alguna revista. A pesar de haber recibido ya numerosos premios por su trabajo en CBS, no pudo encontrar de inmediato una revista para diseñar, hasta que la revista Time le confió Quality.

La colaboración con el Teatro Público de Nueva York

En 1991 se hizo socia de Pentagram, el prestigioso estudio de diseño fundado por Alan Fletcher, donde fue la primera mujer. A los pocos años, comenzó una de las colaboraciones más duraderas de su carrera, la del Teatro Público (Public Theatre). Una colaboración que cumplió 25 años en 2019. Para la ocasión, publicó el libro Twenty-Five Years at the Public, A Love Story, donde habla del trabajo que ha realizado a lo largo de los años.

Una página doble de «Twenty-Five Years at the Public, A Love Story»

Para el Teatro Público todavía hoy se encarga de la identidad visual, de los carteles de los espectáculos y de la revista anual de verano dedicada a las obras de Shakespeare, Shakespeare in the Park.

En 1995 diseñó el cartel que se convertiría en un auténtico icono gráfico, el del espectáculo Bring in ’da Noise, Bring in ’da Funk. En los años siguientes, ese estilo y ese uso de la tipografía fue retomado por muchos otros carteles teatrales y más. Noise/Funk es el cartel que se suele utilizar para sintetizar la obra de Paula Scher. Si bien no es su favorito, definitivamente es una síntesis de su idea de diseño gráfico.

El cartel del espectáculo Bring in ‘da Noise, Bring in ‘da Funk

Hubo un tiempo en el que el estilo tipográfico de los carteles Noise/Funk estaba en todas partes. Por lo que Paula Scher decidió cambiar de enfoque en la temporada siguiente, y cambiar después cada año, para cada temporada.

En 2001 la colaboración con el Teatro Público pasó a ser pro bono (gratuita) y durante un período también se incorporó a la junta directiva del teatro. Dimitió después cuando participó en la remodelación de la sala.

El cartel de Shakespeare in the Park de 2005

Las identidades visuales de MoMA, Met y el festival de Sundance

En Twenty-Five Years at the Public, Paula Scher habla sobre el origen de la colaboración y su evolución, sobre cómo ha cambiado a lo largo de los años y cómo, en un momento dado, se convirtió en su proyecto de «investigación y desarrollo». Lo que aprendió de los aciertos y errores lo aplicó cuando se involucró en el diseño de la identidad visual del MoMA, del Met (Museo Metropolitano de Arte), del Ballet de la Ciudad de Nueva York (New York City Ballet) o de la Filarmónica de Nueva York.

A lo largo de los años ha colaborado con el Festival de Sundance (festival de cine independiente fundado por Robert Redford), para el que diseñó la identidad visual del instituto que lo gestiona y la de un par de ediciones.

Los carteles del Festival de Sundance de 2013

Paula Scher no diseñó identidades visuales solo para teatros, museos o eventos. En 2012, creó la identidad visual del sistema operativo de Microsoft, Windows. También fue responsable del rediseño de la marca Tiffany y la marca CityBank.

El boceto y el logo de CityBank diseñado por Paula Scher

La Medalla de Oro AIGA, enseñanza y consejos a jóvenes diseñadores

Paula Scher nació en 1948. Como hemos mencionado antes, ha recibido numerosos premios y reconocimientos desde sus inicios. Recibió la Medalla de Oro AIGA (el mayor honor de la asociación estadounidense de diseñadores gráficos, de la que también fue presidenta entre 1998 y 2000). Y forma parte de AGI, la asociación que agrupa a los mejores diseñadores gráficos del mundo, fundada por Cassandre en la década de 1950.

Durante años fue profesora en la Escuela de Arte Visual de Nueva York. Los consejos que siempre da a los jóvenes diseñadores son dos: aprender, de alguien realmente bueno, a diseñar y presentar lo que has diseñado; y desarrollar la capacidad de explicar, defender y promover tu trabajo.

Cuando tienes una reunión en la que surge un proyecto, es importante saber cuándo es el momento de terminarla. Paula Scher lo explica bien en el episodio de la docuserie Abstract: El Arte del Diseño, en el que ella es la protagonista. Cada participante de la reunión tiene unas expectativas. Cuando comienzas a presentar, si has hecho un buen trabajo, sus expectativas a menudo aumentan considerablemente. Alcanzado el nivel de expectativas más alto, alguien hace una objeción y se termina por debajo del nivel de expectativas. En ese momento, se hacen concesiones y se debe terminar la presentación antes de que comience el interminable ir y venir de propuestas y contrapropuestas.

Cuando era joven quería ser artista, pero dijo que no era lo suficientemente buena. Se convirtió en una de las diseñadoras gráficas más influyentes y comenzó a pintar de nuevo . A lo largo de los años, ha realizado su proyecto artístico sobre mapas. Mapas con escrituras muy densas que, de alguna manera, recuerdan mucho a sus proyectos gráficos. Es la puesta en práctica del consejo de uno de sus profesores de ilustración: «Ilustra con tipografía» (el mismo profesor que la impulsó a mudarse a Nueva York).

**********

Bibliografía

You may also like