Search

Packaging para plantas

Packaging para plantas

Anabel Herrera Publicado el 9/19/2022

Packaging para plantas

Packaging para plantas

Las tiendas especializadas en plantas han tenido que reinventar sus empaques con criterios de sostenibilidad por el auge del comercio electrónico.

Las personas que dedican parte de su tiempo al cuidado de plantas saben de sobras que esta actividad influye positivamente en el bienestar emocional. Esta es la razón por la que, durante el primer período de confinamiento por la Covid-19, la primavera de 2020, muchos hogares se llenaron de verde, según los resultados de un trabajo coordinado por el Grupo de Investigación de Naturación Urbana e Ingeniería de Biosistemas (Naturib) de la Universidad de Sevilla (España).

El cierre de los establecimientos físicos y el auge de la venta de plantas hizo que muchas tiendas especializadas se lanzaran a vender online. Para satisfacer la demanda, el sector ha tenido que hacer un gran esfuerzo por innovar en packaging, no solo en cuanto a formas, sino también por lo que respecta a materiales, en un mundo regido cada vez más por criterios de sostenibilidad.

Diseños que generan muy pocos residuos

Plantsome, por ejemplo, utiliza en sus envíos tres tamaños de cajas, que están hechas de cartón y evitando utilizar plástico en el interior. Esta tienda de plantas online de Canadá, que nació para convertir hogares y oficinas en junglas urbanas con plantas tropicales, pretende conseguir la neutralidad de carbono para 2025. Para ello, afirman, están diseñando herramientas que les ayudarán a determinar con exactitud su huella de carbono a diario para poder compensarla con formas innovadoras.

Plantsome.

Los problemas ambientales son también una preocupación para Plants in a Box, en cuyo vivero se reciclan el 90% de los productos y se generan muy pocos residuos. La empresa australiana anima a sus clientes a reutilizar el packaging en el que reciben sus plantas para envolver cosas o como elemento de decoración. Pero en caso de tener que desecharlo, no hay problema porque está fabricado con bagazo, el residuo de materia que queda después de extraer el jugo a la caña de azúcar. Y lo que parece plástico de burbujas es en realidad almidón de maíz biodegradable que se descompone fácilmente.

Plants in a Box

Cuando el empaque es un valor añadido

Aparte de ser respetuosos con el medio ambiente, algunos diseños de packaging agregan un valor al objeto al poder hacer también la función de soporte. Es el caso de Kayto Natural Design, empresa española dedicada al arte japonés de la kokedama, que sustituye la maceta por una bola de musgo y representa el equilibrio y la perfección. Tanto para la exposición en eventos como para los envíos en clientes, la kokedama se presenta en una estructura de cartón que se abre en forma de tríptico.

Kayto Natural Design

En la misma línea encontramos Tila, un proyecto de tres alumnos del Máster de Packaging de Elisava, en España, ganador de un premio Pentaward en 2019 y que actualmente se comercializa bajo la marca Bridepalla. El embalaje, creado especialmente para las tillandsias, más conocidas como plantas de aire, está construido con una sola estructura de cartón y un pequeño hilo de PET reciclado que suspende la planta en el aire. Fue diseñado específicamente para no desperdiciar ningún material, favoreciendo el montaje.

Tila

Envases que se plantan

Por muy espectaculares que sean las plantas, las empresas del sector suelen presentarlas en macetas feas, de plástico y no reutilizables. Al llevarlas a casa, además, muchas personas las transplantan y desechan la maceta original. Esta es la idea de la que partieron Samantha Goh y Jacqueline Vu para su proyecto Hush. El empaque está hecho a base de tintas vegetales y papel de semillas, sin pegamentos ni adhesivos, por lo que se puede plantar directamente en el suelo, evitando así cualquier desperdicio.

La empresa EcoQuchu, con una bióloga al frente, se dedica al diseño, producción y venta de detalles plantables y botánicos. “Cuchu” o “cucho” es una palabra utilizada en el norte de España para denominar el abono hecho con estiércol curado y materias vegetales que se ha utilizado tradicionalmente para las plantas porque aporta materia orgánica y proporciona nutrientes al suelo. Uno de sus productos estrella es el kit con bombas de semillas que se plantan directamente en la maceta o el suelo.

EcoQuchu

La filosofía de Garden Pocket, también en España, es inspirar a personas para que cultiven su propio jardín interior de hierbas, setas, flores o inicien su propio huerto urbano con productos que combinan diseño y sostenibilidad. Para ello, la empresa española ofrece una amplia gama de productos de jardinería, desde recipientes de cristal y reutilizables en los que cultivar narcisos hasta kits de cultivo de hierbas aromáticas.

Plantas por suscripción

Por último, queremos destacar una nueva modalidad para llenar nuestro hogar de verde como es la suscripción mensual de plantas, que es el sistema que siguen las empresas californianas Succulent Studio y The House Plant Box. Para que el volumen no esté reñido con la sostenibilidad, ambas utilizan empaques 100% libres de plástico para sus envíos. Las plantas de Succulent Studio, además, se cultivan orgánicamente y vienen plantadas en fibra de coco y en una maceta ecológica que se acaba degradando en el recipiente que haya elegido el cliente.