La reedición de la tipografía Bauhaus

by

La Bauhaus, una de las escuelas de diseño más vanguardistas y reconocidas del último siglo, celebra este año el centenario de la fundación. Son numerosos los iconos del diseño surgidos durante los 14 años de existencia de esta escuela de arte modernista. Entre el profesorado de la Bauhaus se contaron diseñadores de renombre y multidisciplinarios —en el sentido del epíteto en aquel tiempo— que lograron fusionar las profesiones manuales con la creación artística. Las ideas y los trabajos nacidos de esta escuela de renombre tuvieron una influencia duradera en el mundo del diseño.Al tiempo que la reproducción de las sillas de la Bauhaus experimenta hoy un auge espectacular —con copias de la conocida silla de base basculante de Marcel Breuer en toda suerte de consultas médicas—, también se están redescubriendo las creaciones tipográficas, en parte desconocidas, que dormían el sueño de los justos en los archivos de la escuela.

En el marco del primer centenario de la fundación, que se celebra este año, la Fundación Bauhaus Dessau, en colaboración con Adobe, encargó a diseñadores de tipos de la antigua escuela de arte una reinterpretación de cinco tipografías de la Bauhaus y su traslado al formato digital.

Fruto de las gestiones de cinco universidades y del conocido tipógrafo Erik Spiekermann, un puñado de estudiantes fueron invitados a la Bauhaus para ponerse manos a la obra. Entre ellos, se contaron también Flavia Zimbardi y Luca Pellegrini, que tuvieron así la oportunidad de trabajar con una selección de diseños tipográficos, bocetos y diseños de pósteres acumulados durante décadas en los fondos de la Bauhaus Dessau.Una de estas tipografías es Xants de Xanti Schawinsky, recreada ahora por Luca Pellegrini, diseñador gráfico y alumno de máster de la ECAL. Schawinsky, uno de los artistas multidisciplinarios de la Bauhaus, tenía diseñado desde principios de 1930 un conjunto de tipos completo que Luca Pellegrini ha completado ahora con caracteres adicionales, tales como símbolos de divisas, puntuación y signos matemáticos. La renacida tipografía Xants presenta características de los tipos de plantilla, pero también un diseño lineal con aires neoclásicos. Destaca por su intenso contraste de líneas.

El segundo tipo rediseñado en el proyecto Hidden Treasures Bauhaus Dessau se llama Joschmi. A diferencia de Xants, en el caso de Joschmi se crearon en un principio solo seis diseños de minúsculas analógicas (a, b, c, d, e, g). Joschmi es obra de Joost Schmidt, primero estudiante y luego profesor de la Bauhaus, entre otras materias, de tipografía. La reconstrucción de esta tipografía es obra de la tipógrafa y titulada por la Cooper Union, Flavia Zimbardi, quien reside actualmente en Nueva York.

La tipografía Joschmi resultante consta de formas geométricas sencillas organizadas en una cuadrícula —algo característico de la Bauhaus—. A partir de las seis minúsculas y fruto de aplicar distintos parámetros, Flavia Zimbardi ha desarrollado un diseño tipográfico funcional. La tipografía Joschmi se presenta con un minimalismo sorprendente a pesar de sus remates llamativos. Por sus formas curvas rotundas, este tipo se asocia fácilmente a la idea de la Bauhaus. Su estética de plantilla otorga a esta tipografía estrecha un tono discretamente lúdico y su espacio en blanco añadido hace que sus líneas verticales gruesas resulten fáciles de leer.
El trabajo de Joschmi no comenzó por una hoja en blanco, sino que partió de diseños de letras preexistentes. Flavia Zimbardi resume las diferencias entre la recreación digital de un tipo de letra y la creación de un nuevo diseño, así como los retos que conlleva la reinterpretación de una tipografía: «Es una apuesta en la que hay que decidir cuándo seguir fielmente el original y cuándo se deben realizar correcciones visuales para convertir la idea o el concepto en un producto funcional para el uso contemporáneo».

Flavia Zimbardi describe el proceso del rediseño como una experiencia emocionante, dado que abre numerosas posibilidades en el campo digital. Lo más significativo del trabajo fue el uso de un sistema de cuadrícula: «Me permitió realizar más experimentos y crear numerosas formas alternativas que están disponibles en la tipografía final como estilos de OpenType».

La reinterpretación de una tipografía plantea nuevos retos. El punto de partida no es un diseño propio sobre una hoja en blanco. Es importante comprender la idea del original —también con la perspectiva de la historia— y la narrativa de la que emana la tipografía. Todo ello con el objetivo de analizar los componentes individuales de las letras, redescubrir un sistema de cuadrícula y revelar patrones en el diseño tipográfico en su conjunto. Flavia Zimbardi describe así este aspecto de la recreación de los tipos: «Es como ser arqueóloga y diseñadora al mismo tiempo».

En el marco del proyecto Hidden Treasures Bauhaus Dessau aún en marcha, se prevé publicar (de nuevo) otras tres tipografías aparte de Xants y Joschmi.

Los diseños originales de estas tipografías en proceso provienen de los catedráticos de la Bauhaus Carl Marx, Alfred Arndt y Reingold Rossig, y está previsto que se den a conocer gradualmente durante el verano. Las tipografías ya terminadas se encuentran ya disponibles en Adobe Typekit.

You may also like