Autoproducción de cómics e ilustraciones: consejos de los autores de la Self Area de Lucca Comics

by

Es una forma de crecer, un modo de experimentar con nuevos trazos e historias, de tener la libertad de expresión que es imposible tener con una editorial más estructurada.

Bienvenidos al mundo de la autoproducción de cómics e ilustraciones: un lugar que puede ser abrumador, plagado de artistas que decidieron crear e imprimir sus propias obras, a menudo eligiendo a Pixartprinting.

Ya hemos visto los 5 pasos para convertirse en ilustrador, pero no es fácil convertir tu pasión por las artes visuales en tu trabajo. Para trabajar en este campo, hace falta mucha paciencia y dedicación a la hora de aprender los conceptos básicos de la profesión, y la autoproducción puede ser una forma activa de hacerlo.

Para descubrir este mundo, nos hemos adentrado en el evento rey de la autoproducción italiana de dibujantes de cómics e ilustradores: la Self Area de Lucca Comics & Games 2019, un sitio en el que editoriales independientes y microeditoriales, con sus ambiciosos proyectos, muestran con orgullo sus autoproducciones.

Entre la iniciativa y la experimentación

Nada más entrar a la Self Area de Lucca Comics, se respira aire fresco: todos son artistas, chicos y chicas, que han creado proyectos y colectivos a los que no les afectan los límites impuestos por los mercados convencionales  de la ilustración y del cómic. Es un espacio de arte libre, lleno de personas que llevan ya su tiempo en este mundo, pero también de completos novatos que han impreso sus propios cómics y se han alquilado un espacio para mostrarlos.

 Mientras visitábamos los estands, vimos algunas autopublicaciones que nos impactaron bastante, así que intercambiamos un par de palabras con sus autores. Hablamos del mundo de la autoproducción, de cómo gestionan la parte técnica y nos dieron algunos consejos para aquellos artistas que quieran entrar en este campo tan abarrotado, pero que está siempre abierto a nuevas ideas.

Cristiana Fumagalli Arte Sghimbescia y cómics LGTB

Trabaja en el mundo del diseño gráfico, pero empezó a autoproducir sus cómics en 2011, justo después de graduarse. Sus publicaciones tratan sobre varios temas: actualmente, sus dos temas principales son el de la familia (en un contexto de magia y monstruos) y el tema LGTB, en pura clave de comedia.

Hola, Cristiana. ¿Nos cuentas por qué decidiste «ir por tu cuenta»?

Al principio, yo también probé a ofrecerme como ilustradora, pero solo recibía respuestas negativas, y eso si las recibía. Elegí el camino de la autoproducción porque  creía que se adaptaba más  a mí y a mi carácter, ya que soy un poco reacia a las restricciones y bastante puntillosa.

Además, al ocuparme también de la escritura, he aprendido mucho sobre cómo representar situaciones y emociones para transmitirlas al público y comprobar su eficacia directamente. En resumen, eres tu propio jefe y calculas tú mismo dónde está el éxito y dónde el fracaso. Y al mismo tiempo, siempre aprendes cualquier cosa nueva.

A muchos les gustaría imprimir sus propios cómics o ilustraciones. ¿Cómo es tu proceso de trabajo y qué ventajas sacas a la impresión bajo demanda en tus autoproducciones?

Mi proceso productivo empieza con unos bocetos, un análisis del personaje y un borrador del tema. Después, escribo el guion y, al mismo tiempo, un guion gráfico que elaboro justo después en digital (me salto el paso de las pruebas de imagen). Una vez que termino con el dibujo, añado la escritura, maqueto e imprimo. Dicho así, parece muy sencillo, pero a veces, la primera fase me lleva meses.

Admito que tuve que experimentar para alcanzar un resultado de rendimiento que me pareciese óptimo y que despertase aprobación entre el público. Además, soy muy selectiva al comprar productos editoriales. En primer lugar, me puse en la piel del consumidor final: ¿qué tipo de papel es agradable a la vista y al tacto? ¿Qué formato es el más práctico para la lectura y para tenerlo en la mano? ¿Qué impresiona más?

Es muy necesario mirar a tu alrededor para poder inspirarte con los productos de las editoriales. Según el resultado que se le quiera dar al producto, se elige el tipo de papel más adecuado: el papel estucado mate hace que los colores sean más vivos, por lo que, en mi opinión, resulta más adecuado para publicaciones con colores digitales vivos y llenos de matices.

El papel usomano blanco tiende a oscurecer los colores y, al ser más áspero, produce una sensación más «rústica» al tacto. Le iría muy bien a los proyectos en los que predominen el carboncillo y la acuarela (así, además, casi engañas al ojo de que se trata de una impresión).

Los cómics los imprimo online y cada vez elijo papeles y formatos distintos, según el proyecto. Por ejemplo, el último volumen que imprimí tiene 56 páginas en papel estucado mate, encuadernación fresada y una portada con solapas plastificadas y mate (16,8 × 24, formato cerrado). Tomé esta decisión porque los colores predominantes son el magenta y los tonos pastel, y quería que tuviesen un aspecto vivo.

Elisa Caroli Lök Zine

Lök Zine es un colectivo de artistas que publica revistas, artículos autoproducidos y organiza eventos y muestras. En 2011, era una fanzine autoproducida por un grupo de estudiantes de la Academia de Bellas Artes, pero, con el tiempo, han evolucionado y utilizado el proyecto para experimentar, mejorar sus aptitudes profesionales  y encontrar proyectos diferentes. En la actualidad, es una editorial independiente y está dirigida por Lucia Manfredi y por la ilustradora Elisa Caroli.

También dan difusión a autores extranjeros del mundo de la autoproducción, editando y traduciendo sus obras. Una de las obras que más ha impactado es Patent depending: a collection, del autor Steven M. Johnson. Se trata de un manual ilustrado de inventos imposibles y grotescos.

Hola, Elisa. Muchos autores prefieren crearse un portafolio y ofrecerse a los editores. ¿Por qué habéis elegido el camino de la autoproducción?

No creo que una cosa excluya a la otra. En 2011, nosotras también teníamos un portafolio con el que nos ofrecíamos a los editores. Es solo que teníamos tanta energía e ideas que en algún lugar las teníamos que concentrar. Conforme nuestra carrera ha ido creciendo y consolidándose, Lök Zine se ha convertido en ese paréntesis que nos permite crear y experimentar cosas nuevas y alejadas de las reglas del mundo editorial.

Además, nos parece muy importante el contacto directo que tenemos con los lectores durante el festival: nos permite salir del solitario mundo del autor  y nos hace ver qué es lo que está pasando a nuestro alrededor, haciendo que no dejemos de inspirarnos y de aprender. A pesar de ello, seguimos teniendo un portafolio y nos seguimos ofreciendo a las editoriales.

¿Cómo de difícil es darse a conocer en el mundo de la autoproducción y, en general, al público? ¿Tienes algún consejo para aquellos que quieran ser autores?

Seguramente, el problema reside en la sobreproducción de información y en la constante necesidad de estar «conectados». Esto, salvo que tengas muchos medios para financiar estrategias de comunicación masiva, hace que corras el riesgo de abrumarte y hacer que los proyectos desaparezcan. Hablo claramente de Internet. Participar en festivales y eventos seguramente sí dé una buena visibilidad.

En Lök Zine, nos esforzamos, además, en proponer muestras y encuentros por toda Europa para dar a conocer aún más el proyecto. A los nuevos autores, les puedo decir que intenten crear una comunidad con otros autores y que estos les ayuden y les apoyen en un intercambio constante. Luego, la capacidad de autopromocionarse es totalmente personal, pero si se cuenta con un buen grupo de compañeros, pueden apoyarse el uno en el otro.

¿Cómo gestionáis la parte técnica y empresarial de vuestras autoproducciones?  El tipo de papel que usáis, materiales, formatos…

Partamos de la base de que con esto no te vas a hacer rico: autoproducirse es una pasión, más que otra cosa. En Lök Zine, hemos desarrollado un fetichismo por el papel y por todo lo que esté impreso. Imprimimos los proyectos online, las portadas son de Fedrigoni Tintoretto y las páginas interiores de un sencillo usomano blanco con un gramaje que depende del proyecto.

Para Shokuji no hennkei, exageramos un montón y nos lanzamos con un papel Munchen de 300 g para la impresión en risografía (hubo que darle tres pasadas al menos, ya que es un papel muy absorbente). Además, hace poco hemos ganado el FIP, organizado por Fruit exhibition y Favini, por lo que nuestro próximo proyecto se va a imprimir en papel Favini y lo vamos a hacer con otra imprenta, que va a pasar a ser nuestra socia y que develaremos más adelante (¡nos hace mucha ilusión esta nueva colaboración!).

Hasta el 2018, casi todos nuestros productos eran en blanco y negro por motivos obvios de presupuesto: como también hacemos ilustración, la situación era un poco restrictiva, por lo que organizamos un crowdfunding para poder dar un salto cualitativo y vaya que si lo hicimos.

Esto solo es el aspecto técnico, pero antes de todo eso, hubo meses de trabajo a nivel organizativo, de contenidos y de promoción, sin tener en cuenta que nuestro proyecto es bilingüe, por lo que siempre está también el paso de la traducción. En resumen, ¿por qué lo hacemos? Por amor a los cómics, a la ilustración y a la impresión.

Amianto Comics – Bolide

Otro grupo extremadamente interesante es el que surgió en 2016 de un grupo de jóvenes dibujantes de cómics. Esta asociación cultural participa de forma activa en el mundo de la autoproducción y en la difusión de la cultura ligada al noveno arte. Desde la primera experiencia de la revista Amianto de pasatiempos inofensivos para jóvenes revolucionarios, nacieron otros proyectos, como una serie de novelas gráficas llamada «Amianto Comics Presenta» y los volúmenes de la colección «Reflusso», que eran productos más  experimentales.

Otro proyecto muy interesante publicado por Amianto Comics es BOLIDE, que une a los mejores dibujantes de cómics del panorama italiano actual y al clásico cómic de aventuras. Todos los autores, entre los que está Tuono Pettinato, crearon una historia monocromática de 30 páginas, siguiendo un género bien definido que nos recuerda a los grandes clásicos de las tiras estadounidenses (Dick Tracy, Flash Gordon, etc.).

¿De qué le sirve a un autor la autoproducción?

La autoproducción seguro que puede ayudar a los jóvenes novatos a «hacerse un nombre»: es muy difícil que las editoriales tengan en cuenta a autores que nunca se han probado con el cómic y la autoproducción ofrece la opción de demostrar y mejorar las aptitudes que se tengan en este campo.

En realidad, con el tiempo hemos entendido que con la autoproducción, te puedes permitir una libertad de expresión que es imposible en otros sitios. Para tener éxito, hace falta tiempo y paciencia. Existen muchas ferias de cómics y recomendamos asistir a las máximasposibles, ya sean enormes o aquellas máspequeñas.

¿Podéis hablarnos de vuestras elecciones técnicas y de vuestro método para imprimir los cómics?

En Amianto, financiamos personalmente el primer número  de la revista y, gracias a esto, pudimos cubrir los costes de impresión del siguiente volumen y así sucesivamente. En lo que respecta a la revista, estábamos muy encariñados con el formato grapado y usamos un 16,8 × 24 cm con papel mate y un plastificado brillante solo para el exterior. En cambio, para el interior del volumen, utilizamos un papel usomano de 100 g, que creemos que funciona muy bien con el blanco y negro.

En lo que respecta al resto de volúmenes de nuestra colección, estos tienen un gramaje de más grosor en el interior y, en lugar de la encuadernación grapada, utilizamos una encuadernación fresada. Para la impresión, recurrimos a imprentas online, los precios del mercado actual son mucho más competitivos  que los de las imprentas locales.

La autoproducción es para todos

Aquí concluimos nuestro viaje al corazón de la Self Area de Lucca Comics & Games, siempre con un ambiente vibrante y plagado de ideas, también para los que quieren probar suerte con la autoproducción.

Los testimonios de los que llevan  un tiempo dentro de este mundo dejan una cosa clara: hoy en día, todo el mundo puede expresarse libremente a través de la autoproducción de cómics e ilustraciones, participando en ferias y empapándose de las ideas del resto. Además, gracias a la posibilidad de imprimir online, es cada vez más fácil crear un producto de óptima calidad con el que mostrarle a todo el mundo tu arte.

You may also like