Una escena de animación rodada en stop-motion. Imagen: flickr/Arden [ CC BY-SA-2.0]

Cinco cortos de animación originales para inspirarse

by

Los dibujos animados son, desde siempre, un territorio fascinante de experimentación y de creatividad.

A menudo, se suele considerar a la animación como la hija pequeña del cine, pero, en realidad, surgió mucho antes de la invención de los hermanos Lumière. Sus orígenes se remontan, de hecho, a todas aquellas técnicas ingeniosas utilizadas por cuentacuentos y animadores para suscitar admiración antes de la invención del cine: las antiguas sombras chinas y herramientas más modernas como los zoótropos o los teatros ópticos. En cualquier caso, tanto entonces como ahora, el objetivo del mundo de los dibujos animados ha sido siempre el mismo: despertar emociones y asombro.

Por este motivo, hemos pensado en ofreceros un pequeño espacio dedicado a la animación – un artículo para desconectar y dejarse inspirar. Os mostramos algunas técnicas utilizadas en el arte de la animación, desde aquellas más populares hasta las más artesanas, que están presentes en los mejores ejemplos que, en nuestra opinión, se pueden encontrar online.

¡Solo nos queda desearos que lo disfrutéis!

Stop-motion

Casi todo el mundo conoce la técnica de animación del stop-motion. Aunque quizá sean menos los que sepan que existe una forma en español de definirla: animación fotograma a fotograma. Se trata de una de las técnicas más utilizadas en el mundo del cine, tanto que uno de los primeros en usarla fue Georges Méliès – uno de los creadores del séptimo arte – que la utilizó en 1902 para su película Viaje a la Luna.

La técnica en sí es muy sencilla: se trata de fotografiar los objetos, dibujos, marionetas o personas en posturas fijas sucesivas en las que varían ligeramente la posición o pequeños detalles. Posteriormente, estos fotogramas visualizados por el ojo humano a alta velocidad (12 o 24 fotogramas por segundo) simulan una sensación muy particular de movimiento.

Lo bonito de esta técnica es que se puede dejar vía libre a la creatividad. Los hay que, por ejemplo, para contar la historia del mundo, pensaron en animar murales enormes y objetos de la ciudad. Es el caso del artista callejero italiano Blu en su obra Big Bang Big Boom.

Muchos directores de renombre también han utilizado el stop-motion. Uno de ellos fue Tim Burton que, en 1993, lo utilizó en su película navideña Pesadilla antes de Navidad, reviviendo esta técnica que parecía que iba a desaparecer con el surgimiento de la animación 3D. Para hacer la película, se hicieron y animaron 227 títeres.

Otro director que utilizó el stop-motion fue el francés Michel Gondry, al que se le conoce, sobre todo, por realizar videoclips para bandas musicales como Daft Punk y Chemical Brothers. En este vídeo realizado para la banda estadounidense White Stripes, pensó en utilizar la animación fotograma a fotograma para dar vida a los Lego.

La «pintura viva» de Petrov

Una técnica de animación fotograma a fotograma muy particular, la denominada «pintura viva», es la inventada por el director y animador ruso Aleksandr Petrov, que le sirvió para ganar la estatuilla del Oscar a la mejor animación.

La técnica utilizada por Petrov consiste en hacer dibujos extendiendo pintura al óleo con los dedos en una plataforma iluminada y transparente. Posteriormente, se fotografían los dibujos y se van cambiando inmediatamente por una foto nueva. Es una técnica compleja y que requiere mucho tiempo: Petrov afirma que, cuando le va bien, logra hacer 15 dibujos al día. Para El viejo y el mar, el cortometraje más famoso de Petrov y que fue premiado con la estatuilla en 1999, el artista trabajó durante tres años en 29 000 fotogramas. Y en vista del resultado, nos alegramos de que así fuera.

Una técnica artesanal italiana: las ceras rayadas

La paciencia, como ya hemos visto, es una de las cualidades que debe tener un buen animador. Prueba de ello es la obra de otro importante director de animación, esta vez italiano. A Simone Massi se le considera uno de los mejores animadores independientes a nivel italiano, con más de 200 premios obtenidos en los principales festivales de su país y extranjeros. Él realiza sus cortometrajes y largometrajes con una técnica propia muy particular: dibuja con ceras al óleo en papel, que luego raya a punta seca y con otros instrumentos de grabado. En ciertos puntos, se van fotografiando los fotogramas y, posteriormente, se animan en serie: esta técnica, como la de Aleksandr Pertrov, se trata de una variante de la animación fotograma a fotograma.

Desde el 2012 al 2016, Simone Massi fue el creador del cartel del Festival de Cine de Venecia. Su obra De la matanza del cerdo ganó en 2012 el premio David de Donatello al mejor cortometraje.

Los gráficos por ordenador

Hace veinte años, parecía que los gráficos por ordenador iban a acabar con el resto de técnicas de animación. Como hemos podido ver, no fue así y el mundo de la animación sigue siendo muy variado en cuanto a temáticas, estilos y técnicas utilizadas. Pero es cierto que la animación digital es el sector en el que ha habido mayores mejoras técnicas e inversiones en los últimos años. ¿El resultado? Algunas de las películas que recordamos todos se realizaron gracias a los efectos digitales.

A partir del año cero de la animación digital — el 1995, con el lanzamiento de Toy Story — el maestro de este campo ha sido Pixar Animation Studios. Toy Story, de hecho, fue el primer largometraje de animación realizado íntegramente por ordenador. Desde aquel momento, se han hecho muchas películas que se han convertido en objetos de culto: desde Buscando a Nemo hasta Del Revés.

Gracias al éxito de Pixar, surgieron muchas opciones, pequeñas y grandes, que aprovecharon las posibilidades que les ofrecían los gráficos por ordenador para contar pequeñas y grandes historias. Historias como la de Alike, un cortometraje animado de Daniel Martínez Lara y Rafa Cano Méndez que muestra con dulzura la importancia que tienen los sentimientos. El cortometraje realizado mediante gráficos por ordenador – con un software abierto y gratuito – obtuvo el  Goya a Mejor corto de animación de 2016.

¿Y vosotros? ¿Tenéis alguna obra de animación que os guste que queráis añadir a nuestra lista?

You may also like