Crea un perfil de LinkedIn eficaz para atraer trabajo, clientes y contactos

by

Hoy en día, es fundamental crear un perfil de LinkedIn eficaz para hacer «personal branding», encontrar trabajo, nuevos clientes o construir una red de contactos fructífera para tu negocio. De hecho, la red social de Microsoft se ha convertido en el principal lugar virtual en el que estar presente para construir una carrera, ser visible para las empresas que buscan profesionales o para vender tus servicios.

Sin embargo, muchos usuarios cometen un primer gran error al crear un perfil de LinkedIn, tratándolo como su propio Curriculum Vitae online: no basta con llenar todas las secciones con una simple lista de experiencias laborales o formativas.

Comprenderse a uno mismo y al público objetivo

El primer paso que dar antes de crear un perfil de LinkedIn es comprender en profundidad tus habilidades, es decir, cómo puedes ayudar a las empresas y a las personas con tu trabajo. Esto se aplica a profesionales, empleados y empresas. La pregunta fundamental es: «¿quién soy y qué problemas puedo resolver?». La respuesta podría ser: «Soy ilustrador y cuento historias emocionantes a través de imágenes, que ayudan a aportar significado a un texto».

Una vez entendido esto, resulta útil construir la llamada «buyer persona». Se trata del perfil exacto, o casi, de aquellos a quienes necesitas dirigirte, de tu público objetivo. Por ejemplo, si eres diseñador o ilustrador, tus «buyer persona» podrían ser directores de arte de varias publicaciones: en este caso, son ellos los destinatarios de tu perfil.

Crear un perfil de LinkedIn es solo el último paso de un razonamiento sobre las propias habilidades y metas profesionales.

El SEO en LinkedIn para ser encontrado

Otra cosa que se debe tener en cuenta antes de completar el perfil de LinkedIn es elegir las palabras clave adecuadas para aumentar las posibilidades de ser encontrado en la plataforma por los motores de búsqueda.

Básicamente, se escribe en LinkedIn para:

  • Las personas, por lo que todo lo que se escribe en el perfil debe ser veraz, comprensible y gramaticalmente correcto.
  • Los motores de búsqueda, que verifican la presencia de uno o más términos presentes en las búsquedas de los usuarios.

Hay que hacer lo que en la jerga SEO se llama «keyword research», es decir, una lista de palabras clave que en este caso describen una profesión o varias habilidades. Esta búsqueda se puede realizar con Google Keyword Planner o con herramientas más avanzadas y de pago. No obstante, en ausencia de estas herramientas, basta con elegir palabras relacionadas con tu profesión. Pongamos el ejemplo de un ilustrador: las palabras relacionadas podrían ser «ilustrador editorial» o «diseñador». Una vez elegidas las palabras con las que quieres que te encuentren, las debes añadir en la mayoría de los campos disponibles en el perfil de LinkedIn.

Crear un perfil de LinkedIn: consejos para hacerlo eficaz

 El perfil de LinkedIn debe completarse como si fuera una «Landing Page», es decir, una página de ventas que atrae y retiene visitantes, haciendo que realicen acciones específicas, por ejemplo:

  • Animar a los clientes potenciales a solicitar el enlace para obtener más información sobre tus servicios.
  • Conectar con un reclutador interesado en tu perfil y tus habilidades.
  • Que los visitantes potenciales te encuentren más fácilmente a través del motor de búsqueda interno de LinkedIn.

Te dejamos a continuación algunos consejos para aprovechar al máximo tu perfil de LinkedIn:

1.Elegir la foto de perfil adecuada

La foto de perfil representa tu tarjeta de presentación en LinkedIn y es el primer elemento analizado por un visitante potencial del perfil. La foto debe ser profesional pero no fría. Además, debe representar a la persona tal como es ahora, por lo que es recomendable evitar fotos demasiado antiguas o tomadas en otros contextos (ceremonias o eventos). El formato de foto carné es el preferido, incluso con un fondo más oscuro, ligeramente desenfocado o que muestre el entorno de trabajo ideal según el nicho elegido.

Es mejor que el rostro aparezca en el centro de la imagen, mostrando una sonrisa con boca y ojos, incluso insinuada. Debes evitar por completo las fotos de lejos o donde apenas se pueda ver la cara: esta debe cubrir al menos el 60% de la imagen. El tamaño de la foto debe ser de 400 × 400 píxeles, incluso aunque se muestre en un círculo. También sería útil añadir un borde de color a la imagen, para que sea más visible en la plataforma.

2.La foto de fondo debe informar sobre tu trabajo y tus habilidades

El segundo elemento más visto del perfil es la imagen de fondo, también conocida como portada. Sin duda, capta la atención, por lo que es importante mostrar en esta imagen, por ejemplo, los servicios ofrecidos, incluso de forma sencilla y creativa, o una foto profesional que retrate a la persona en el trabajo. La foto debe tener un tamaño de 1584 × 396 píxeles.

La foto de fondo es fundamental para mostrar de inmediato tu identidad, ya sea personal o de marca.

3.El resumen no debe describir solo la calificación

Muchos utilizan el resumen (llamado «headline» en inglés) para añadir solo su calificación. «Abogada», «Ingeniero», «Diseñadora». En realidad, esta sección, en la que se puede escribir un máximo de 220 caracteres, se puede utilizar para destacar tus especializaciones, también de manera creativa. Lo importante es añadir siempre las palabras clave, sin exagerar, que resuman tus habilidades y con las que prefieras que te encuentren.

El resumen puede ser más bien estándar o creativo. Por ejemplo:

  • Diseñador UX – Diseñador gráfico | Ayudo a empresas a crear productos digitales eficaces y de alto rendimiento
  • Tu simpática reclutadora local | Friki de los pies a la cabeza | Introvertida en una industria de extrovertidos
Obviamente no existe un resumen perfecto: la mejor estrategia que se puede adoptar es escribir un resumen breve y sincero de tus habilidades.

 

4.La sección de información es tu historia

El mayor error que se puede cometer en esta sección es limitarse a enumerar tus habilidades o servicios. En realidad, aquí es recomendable contar la historia personal, tanto humana como profesional, hablando a un público específico y sin olvidar insertar las palabras clave de forma orgánica. Básicamente, se tiene que transformar el perfil en un recurso útil para futuros clientes o empleadores, añadiendo tu potencial en una historia inspiradora.

5.En primer plano: mostrar lo más importante

Esta sección aparece en forma de fichas, como un carrusel. Aquí es absolutamente necesario añadir el sitio web, pero, en su ausencia, es importante quizás añadir artículos de blog, recursos como enlaces a un porfolio o publicaciones en LinkedIn que hayan tenido mucho éxito.

6.Experiencia: elegir con cuidado qué añadir

Aquí se pueden añadir experiencias laborales, pasadas y presentes. Sin olvidar las palabras clave adecuadas. Se debe añadir una descripción convincente que muestre tus habilidades, pero también enlaces que muestren de manera efectiva tu trabajo. De esta forma, esta sección se puede transformar en un porfolio detallado.

7.Formación y habilidades: pensar siempre de manera estratégica

En la sección de información es bueno añadir grados, másteres o cursos, pero siempre hay que tener en cuenta quién visitará el perfil. Esto significa añadir sobre todo la formación que pueda llevarte a conseguir trabajo o clientes ideales.

En esas habilidades, en cambio, se pueden elegir algunas palabras específicas, por ejemplo, «Periodismo» o «Ilustración digital», que resumen con precisión lo que puedes hacer. Estas pueden ser luego confirmadas por otros usuarios, por lo que cuantas más confirmaciones consigas, mejor posicionado estará el perfil para esas palabras específicas. Además, en el perfil se pueden elegir las 3 primeras habilidades que mostrar, por lo que es imprescindible colocar en la parte superior aquellas por las que quieres que te encuentren o contacten contigo.

Las referencias son una herramienta fundamental para transmitir confianza a quienes visitan tu perfil de LinkedIn, por lo que deben ser auténticas.

8.Pedir solo referencias reales

Finalmente, está la sección de Referencias, que básicamente contiene los testimonios de colegas o excolegas de trabajo. En primer lugar, se debe evitar pedir referencias falsas a personas desconocidas: es una práctica incorrecta que solo puede dañar el perfil. En cambio, se puede contactar con personas con las que hayas compartido trabajo en el pasado, así como con compañeros de la universidad o de cursos a los que hayas asistido. Basta con pedirles que escriban una referencia, que incluya quizás las palabras clave específicas con las que quieres que te encuentren.

Más allá del perfil: la estrategia de contenidos

Crear un perfil de LinkedIn eficaz es solo el primer paso para estar presente en la plataforma. El objetivo es asegurar que más personas de tu público objetivo «aterricen» en tu perfil para ver tu potencial. Para llamar la atención, solo hay una forma: estar presente en la plataforma, y para ello necesitas crear contenidos en forma de publicaciones como, por ejemplo, un pensamiento diario con un formato diferente, o compartir noticias de tu sector o nicho, un artículo o un vídeo.

En resumen, se debe crear un plan de contenidos y no es necesario publicar todos los días. Sin embargo, es muy útil estar presente en la plataforma a lo largo del tiempo para construir tu red de contactos y llegar así a nuevas oportunidades laborales.

You may also like