¿Años 80, 90 y 2000? Ideas para decorar una habitación vintage

by

Si te decimos años 80, ¿qué te viene a la cabeza? Fácil: ¡hombreras grandes y peinados ahuecados! ¿Y si te decimos años 90? Cazadora vaquera. ¿Yaños 2000? Esta es más difícil: vaqueros de cintura baja y gafas visor!

Las últimas décadas tienen todas un gusto particular, icónico e inolvidable, tanto para quien las haya vivido como para quien las ha conocido solo a través de películas y series de televisión. Nuestra idea es la siguiente: ¿Has pensado recrear esos mismos ambientes en tu casa?

Hoy te damos algunas ideas sobre cómo decorar tu habitación al estilo vintage. Para ello, te proponemos un viaje muy particular entre los iconos y las modas en estas tres décadas —los 80, los 90 y los 2000— desde una perspectiva inédita: ¡la de los dormitorios! Es precisamente en este terreno, aparentemente separado del resto, donde se puede encontrar una mágica mezcla de las modas del momento, combinadas de manera impecable por los gustos de los más jóvenes.

Entre objetos inolvidables —como la Atari y las Polly Pocket— y productos imprimibles, prepárate para derramar alguna que otra lágrima y decir «¡Eso lo he tenido yo!».

El dormitorio de los años 80: entre la Atari, pósteres y sintetizadores

Comenzamos por una de las décadas más icónicas e indelebles en el imaginario colectivo: los míticos años 80. Imagínate colores fluorescentes, sintetizadores y una ingenua despreocupación… Bien, ya estás en la década correcta.

Stranger Things. Fuente: 8flix 

¿Recuerdas cómo era una habitación típica de los años 80? Piensa en el dormitorio de «Los Goonies» o en la habitación de la joven Sarah en la película «Dentro del laberinto». En un dormitorio de los años 80, no puede faltar un estéreo portátil en el que introducir tus cintas de casete (sobre la cama también puedes encontrar un walkman), un skateboard, el modelo del X-Wing de Luke Skywalker, y un pequeño televisor con paralelepípedo negro: la mítica Atari 2600, la histórica consola estadounidense que, por primera vez, trajo a cada casa obras maestras como Pong o Asteroids.

Pero la auténtica habitación de los años 80 se reconoce por las paredes: póster, póster y más póster. ¡La manía de los pósteres de actores y estrellas de la música comenzó justo en estos años! ¿Te acuerdas del póster de Madonna con su estilo años 80? Crucifijo, collares largos y pendientes, maquillaje llamativo y una piruleta. Luego también están los inolvidables carteles de David Bowie, de Duran Duran y de Spandau Ballet, y paredes tapizadas con estrellas del cine, como Al Pacino en el papel de Tony Montana, el cartel de «Regreso al futuro» o Harrison Ford con látigo y sombrero de aventurero.

«Stranger Things». Fuente: lh3

Una idea para recrear fácilmente el ambiente despreocupado de aquellos años podría ser precisamente ¡reimprimir algunos de estos pósteres!

El dormitorio de los años 90: calendarios y muchos objetos fosforescentes

Avanzamos una década y nos encontramos en el dormitorio de los años 90. Vemos ídolos —las Spice Girls, los Take That, los Backstreet Boys— que encuentran espacio en un nuevo objeto en nuestras habitaciones: ¡los calendarios! Comprados o hechos en casa, los calendarios son, sin duda, uno de esos objetos que se usaban en los años 90 para mostrar al mundo el amor por nuestros héroes.

«Friends». Fuente: prod-bb

La Atari da paso a la Super Nintendo, mientras que en algunas habitaciones también aparecen los primeros ordenadores. Eran los tiempos de MTV y de «El Príncipe de Bel-Air». En esos mismos años también se hicieron famosos los Tamagotchi: ¡el aparato electrónico que llevábamos en una mano y nos permitía hacer crecer a un animalito virtual!

El estéreo sigue en la habitación, pero, además de casetes de música, también podías insertar CD. ¡La colección de CD musicales era siempre grande y estaba bien apilada en una torre para CD!

También es la década en la que las lámparas no pasan inadvertidas: ¿te acuerdas de la lámpara de lava o la de fibra óptica? Y si luego apagabas la luz, veías pegadas en las paredes las estrellas fluorescentes… ¡pero no eran lo único que brillaba en la habitación! Textos escritos con el bolígrafo de gel destacaban en las paredes y, dando una ojeada alrededor, encontrabas otros objetos que ahora parecen pertenecer a otra dimensión: ¡un atrapasueños, una agenda electrónica, las minúsculas Polly Pocket y un muelle de colores!

«10 things i hate about you». Fuente: i.pinimg.com

Para recrear el ambiente de los años 90, te recomendamos que consigas uno de estos objetos antiguos (y de colores estrictamente fluorescentes) ¡y que imprimas un calendario con las imágenes de tu grupo de música preferido!

Años 2000: paneles de corcho, pegatinas y espejos ondulados

¡Hemos llegado a los años 2000! Es posible que, por estar más cerca de nosotros, nos puedan parecer menos icónicos… pero un pequeño esfuerzo de memoria es suficiente para que rápidamente nos vengan a la mente objetos y modas. ¡Son los años de Britney Spears y Justin Timberlake, de la ropa deportiva como prenda de moda y de las gafas de espejo!

«The O.C». Fuente: i.pinimg.com 

En la televisión ves «The O.C.» y «Cómo conocí a vuestra madre», y en los dormitorios aparecen nuevos objetos icónicos. ¿Un ejemplo? El siempre querido 3310, uno de los primeros móviles de gran difusión: usado principalmente para darse «toques» entre enamorados y amigos —una forma de los años 2000 de decir «te estoy esperando»— o más comúnmente para jugar a Snake.

Las camas se elevan como si fuesen literas, pero debajo se usa el espacio para colocar un escritorio o un sofá en el que ver películas, como la «Ciudad encantada» de Miyazaki, «Amélie» y «Matrix Reloaded». A nuestro alrededor hay objetos como el espejo ondulado de Ikea y el organizador de armario que se cuelga de la barra, ambos muy incómodos para sus respectivos usos.

Y no puede faltar el panel de corcho en la pared. En él se colgaban en orden variable entradas de conciertos preferidos, fotos tontas con los amigos (los selfis aún no existían) y frases motivadoras escritas por las personas más queridas. También había dispersas por la habitación pegatinas de todo tipo: aplicadas en las lámparas, en el escritorio, en instrumentos musicales y en amplificadores. Para los más pequeños, estaban también las pegatinas fosforescentes que se encontraban dentro de la colección de libros de terror «Pesadillas», dedicada a los más jóvenes.

«The Big Bang Theory». Source: vignette.wikia.nocookie.net/ 

Así que, para reconstruir un dormitorio de los años 2000, sigue estos dos consejos: ¡consigue un espejo ondulado e imprime algunas pegatinas de colores fuertes con tus ídolos de los años 2000!

 Y tú, ¿qué estilo prefieres para tu habitación?

You may also like