Nostalgia de los años 90: el atractivo de los diseños de los 90 está de vuelta

by

En 2018 se materializó la explosión de nostalgia de los años 90, que había estado cogiendo fuerza durante un tiempo. La división en décadas es una herramienta muy popular para delimitar y sintetizar la cultura de un determinado período del siglo XX. Sin embargo, con el inicio del nuevo milenio, las décadas parecen tener menos fuerza: ni en la primera ni en la segunda década del siglo XXI —que ya está en las últimas— se ha creado (aún) un imaginario fuerte y capaz de competir con el del siglo pasado.

Tal vez sea este el motivo que nos empuja a mirar hacia atrás a la última década que tuvo un carácter fuerte: la de los años 90.

Para la generación X, los años 90 representan los años de la juventud; para los «millennials» y para los nativos digitales, una época cargada de encanto e idealización. Fue entonces cuando empezó la revolución tecnológica: a principios de los años 90, Internet todavía era algo desconocido para la mayoría de la gente, mientras que, a finales de esa misma década, el navegador de Internet, el portátil, el móvil y los videojuegos eran de uso común. La tecnología nació y creció, pero aún no gobernaba ni tiranizaba nuestras vidas.

El imaginario pop de los años 90 —presente en la música, la moda, el cine, los programas de televisión y la tecnología— es hoy en día una enorme fuente de inspiración. Y precisamente el diseño de esa década no nos deja indiferentes, ya sea en anuncios, pósteres, publicidad en revistas de portadas satinadas, o en logotipos. El diseño gráfico siempre ha tenido un papel principal a la hora de sintetizar y representar el «sentir» de una época desde el punto de vista visual. La vuelta hoy de algunos estilos gráficos de los años 90 es el reflejo de la nostalgia de esa época.

Te acompañamos en un viaje entre eventos, tendencias, modas y objetos que, sin ánimo de pretender incluir todo lo que supusieron los años 90, contribuyeron a definir la década y a traerla hasta nuestros días.

Los años 90: los inicios de Internet

Uno de los cambios más extraordinarios de los años 90 fue la primera difusión de Internet con el nacimiento de los sitios web. El diseño web nos resultaría sencillo, básico y un poco inocente si lo observamos hoy en día. Las tablas eran el elemento constitutivo de casi todos los sitios; limitaban la creatividad y hacían el diseño más bien aburrido, pero distribuían claramente la información. Largas líneas de texto en Times New Roman, fondos caóticos y ultracoloridos y gifs prehistóricos volvían loco a cualquiera.

El diseño web ha cambiado a lo largo de estos 20 años, estudiando y priorizando la facilidad de uso, las jerarquías, las plantillas y un lenguaje gráfico agradable para el visitante. Sin embargo, ahora muchos diseñadores miran hacia los años 90 como reacción a la futilidad y la sobreconstrucción de las tendencias actuales. De aquí ha surgido una corriente definida como «Brutalist Web Design», debido a la «brutalidad» que caracteriza el diseño de estos sitios web. Los sitios web «brutalistas» promueven un enfoque honesto y genuino, mediante un diseño áspero que no pretende resultar fácilmente navegable o visualmente agradable, sino que está caracterizado por una estética deliberadamente difícil y «brutalista», construida en un código HTML básico e imperfecto.

La web https://brutalistwebsites.com se creó como portal para reunir varios ejemplos de esta tendencia. Ya no sigue estando activa, pero se puede visitar como documento de archivo.

El sitio web para el álbum «Everything Now» de Arcade Fire se presenta como una serie de ventanas emergentes en cascada al estilo Windows 98.La página de inicio del sitio web de Solange nos recuerda al escritorio de un iMac G3, con ventanas de QuickTime y archivos de carpetas.Para promover los últimos añadidos a su serie Yung, inspirada en los años 90, Adidas creó un sitio web que hace revivir la característica y discutible estética de los primeros años de Internet, repleta de gifs animados distribuidos de forma desproporcionada, fondos caóticos repetitivos, arte pixelado, fuentes del sistema operativo, banners «En construcción» y contadores de visualizaciones.

Rave Culture

A finales de los años 80 surgió un nuevo género musical en Chicago: el «acid house», que pronto se convirtió en un éxito y se popularizó durante los años 90 en el Reino Unido y, más tarde, en toda Europa en clubes, almacenes, subterráneos y bosques, a menudo de manera ilegal. El término «rave» se adoptó para describir la subcultura que se desarrolló en torno al movimiento del «acid house».

La única forma de promover estos eventos, además del boca a boca, era con folletos e invitaciones que desarrollaron un estilo peculiar, caracterizado por una espontaneidad y un desinterés por las convenciones. La tipografía estaba en negrita y en letras grandes, legibles incluso en estados de confusión mental; a menudo, los colores deslumbrantes, los fondos oscuros y las imágenes y los diseños estaban inspirados en la ciencia-ficción y el surrealismo, a veces tomando prestadas ilustraciones de artistas del calibre de Escher.

El lenguaje gráfico de la cultura «rave» ha suscitado el interés de muchos diseñadores últimamente. David Rudnik, diseñador inglés, colecciona en su sitio web pósteres y diseños gráficos de los años 90 que inspiran su práctica personal.

El proyecto Well Wishers 88 de Ruben Martinho es una producción prolífica de pósteres y diseños gráficos en los que se puede entrever la influencia, reinterpretada, de los folletos icónicos de Fantazia, Dreamscape y Perception.

Folletos de Beyond Destiny (1992) en Queens Road Barnsley
Folletos de Fantazia (1992) At The Park
Life (1990) en The Asylum
Pósteres contemporáneos. Darren Oorloff para Good Manners (2018)
Pósteres contemporáneos. Ruben Martinho (2018),
Pósteres contemporáneos. Paperpress para la exposición «Brave New World» (2018).

VHS, casete y walkman

Algunos objetos ya obsoletos de uso común de los años 90, sobre todo tecnológicos, son considerados hoy en día casi como objetos de culto. Especialmente por la generación de los nativos digitales que, al no haberlos experimentado nunca en el pasado, los ven como una novedad. Un ejemplo son los cintas de casete, cuyas ventas están creciendo a un ritmo anual del 90 %. En Urban Outfitters, la conocida cadena estadounidense de ropa y objetos para adolescentes, se puede encontrar una amplia variedad de casetes de artistas contemporáneos y walkmans, junto con AirPods y altavoces bluetooth.

Los VHS (videocasetes) no tienen la misma suerte comercial hoy en día, pero siguen siendo una fuente de inspiración desde el punto de vista visual. Los famosos diseños de los VHS vacíos para grabar en ellos se convirtieron, silenciosamente, en un clásico del diseño de los años 90: las franjas de colores degradados en arcoíris, grises, la tipografía sans serif… Los cánones de composición eran limitados, pero la variedad de diseños producidos era muy ingeniosa. Matthew Jones ha coleccionado e identificado 400 diseños diferentes, dividiéndolos en categorías según el estilo.

Para el último número de la revista de arte y moda Modern Matter, «Remastered edition» —una colección sobre el arte de la remasterización presentado a través de la imprenta—, se eligió una sobrecubierta que es una clara referencia a los VHS remasterizables.

Modern Matter 15: Remastered, dirección artística realizada por Olu Michael Odukoya (2018)
VHS masterizables de Sony

Esto es solo una pequeña inmersión en el mundo del diseño gráfico de los años 90. Ahora solo nos queda dejarnos sorprender por cómo los diseñadores gráficos, creativos y publicitarios actuales lo reinterpretarán y reproducirán en los próximos meses.

You may also like