Entrevista con la diseñadora de tipografías Julia Sysmäläinen

by

Julia Sysmäläinen, diseñadora y filóloga, de raíces finlandesas y rusas, lleva viviendo y trabajando en Berlín desde hace muchos años. Además de hablar cuatro idiomas, tiene experiencia en diseño corporativo y tipográfico y trabajó en las agencias de Erik Spiekermann como directora de diseño durante más de 12 años. En 2008, fundó su estudio en Berlín, Juliasys Studio, en el que su equipo y ella se dedican a trabajar con las marcas, con diseños tipográficos personalizados y con la arquitectura de la información.

«No veo las tipografías solo como una herramienta, sino como una forma de visualizar personalidades».

El trabajo de Julia y su impresionante experiencia siempre me han interesado, por lo que me alegré de poder charlar con ella sobre su historia, pero también de poder profundizar en su trabajo con Beiersdorf AG y la creación de la tipografía de NIVEA Care Type.

El alucinante trasfondo de JuliaSys

Julia, tienes un pasado muy interesante: ¿podrías contarnos un poco más sobre tus orígenes?
Estos son mis orígenes: mi padre es finlandés, mi madre es rusa y yo soy ambas cosas. O, en otras palabras, estoy justo en medio. Me siento igual de cómoda con los dos idiomas cuando hablo, pero también cuando leo o escribo; no me importa si los textos están en alfabeto latino o cirílico. En otros aspectos, mis cualidades finlandesas y rusas también están bastante equilibradas. Tengo esa aversión de los finlandeses por las conversaciones triviales, pero, al mismo tiempo, me encanta la calidez y la cordialidad de los rusos.

Y soy muy de la forma de trabajar de los rusos, por ensayo, error e improvisación. Yo provengo de una región que se llama Carelia, que es mitad finlandesa, mitad rusa. Mis padres se divorciaron cuando era muy pequeña, por lo que he estado yendo y viniendo muchos años. Sigo haciéndolo, pero ahora mis viajes son triangulares: Alemania, Finlandia y Rusia. Aprendí alemán e inglés mucho después y puedo decir que me siento mucho menos vinculada a ellos. Pero me gusta leer en los cuatro idiomas, independientemente de lo bien que se me den. De hecho, rara vez me siento perdida. Después de trabajar en varias de las agencias de Erik Spiekermann durante más de 12 años y ahora que llevo mi propio estudio, me resulta muy natural hablar sobre cuestiones de diseño tanto en alemán como en inglés.

 

Eres diseñadora y filóloga. ¿Cuál fue primero y cómo te las arreglaste para combinar esas dos profesiones?
Los idiomas y la literatura son my hobby número uno. Todo empezó con la pasión que tengo por la lectura, sobre todo por la literatura finlandesa y rusa. Luego, cuando empecé a estudiar literatura, descubrí que, más allá del contenido y la forma literaria, se encontraba la forma visual del texto. Lo que más me fascina es cuando todo encaja, ya sea en manuscritos, cartas o en cualquier cosa que escriban los autores. La tipografía y el diseño de fuentes fue una de las cosas que más me llamaron la atención cuando estaba estudiando diseño. Más tarde, cuando me mudé a Berlín a trabajar en la United Designers Network, descubrí la maravillosa sección de manuscritos de la Biblioteca Nacional. Me enamoré inmediatamente de ella y me inspiró para diseñar tipografías basándome en la caligrafía de escritores y distintos personajes históricos.

Tienes una forma única y muy especial de crear tus tipografías. ¿Puedes contarnos algo más sobre esto?
Para mis tipografías me suelo inspirar en este tipo de material: piezas manuscritas de escritores y distintos personajes históricos. La FF Mister K es la más conocida: una grupo completo de fuentes basado en los manuscritos de Franz Kafka —a veces un poco más fieles al original y a veces más alejadas de este—. Trabajé de una forma similar en el desarrollo de Emily In White y una tipografía que hice para el Art Lebedev Studio de Moscú, la  ALS FinlandiaScript. Para la primera, el punto de partida fue una serie de poemas de Emily Dickinson que estaban escritos en unas cuantas hojas de papel cosidas entre sí (a las que ella llamaba «fascículos»). Para la última, el punto de partida fueron unas cartas escritas por el compositor Jean Sibelius. Para la ALS SyysScript («Escritura de otoño», en finés) también tuve un modelo, aunque no era de un personaje histórico. Era una postal soviética que me envió mi tía Katri hace muchos años, en la que me invitaba a ir a coger setas con ella.

Las tipografías posteriores que he creado no están asociadas directamente a personas, pero siguen teniendo un toque personal y, de hecho, no las veo solo como herramientas para hacer visible un idioma, sino también como una forma de visualizar personalidades. Durante los últimos años, he participado muchísimo en investigaciones de psicólogos que estudian la caligrafía, como la psicóloga sueca Teut Wallner. A muchos nos sonará el término «grafología», que se popularizó a finales del siglo XIX. La rama de la psicología que estudia la caligrafía ha evolucionado desde entonces hasta convertirse en una disciplina científica que estudia la relación de los rasgos de la personalidad y las características de la caligrafía de cada uno. Al ser una disciplina científica, los resultados deben ser siempre coherentes y no depender de la persona que realice el examen.La FF Mister K en una exposición

La FF Mister K en una exposición

La fuente Emily in White de Julia está inspirada en la caligrafía de Emily Dickinson
La fuente Emily in White de Julia está inspirada en la caligrafía de Emily Dickinson

¿Puedes contarme más sobre cómo enfocas la creación de un nuevo diseño? ¿Cómo se diferencia tu método de trabajo para tus proyectos personales y los de tus clientes?
Como soy filóloga, cuando trabajo inspirándome en material histórico, el contenido de los textos es igual de importante para mí que su aspecto visual. Si el contenido y la calidad literaria no me convencieran, no creo que la usara como fuente para una tipografía. Por lo tanto, siempre estoy con una investigación en marcha: antes de empezar con el trabajo de diseño y mientras lo realizo. Para ello, el tiempo no es un factor a considerar, ya que pueden pasar años hasta que lanzo una tipografía.

Con los pedidos de los clientes, la cosa cambia: hay un objetivo claro y una cantidad de tiempo limitada. Empiezo con una serie de pruebas y diseños previos que le presento al cliente lo antes que puedo. Es mejor hablar con ellos al principio y ver qué opinan: de lo contrario, podrías acabar haciendo un montón de trabajo que no te va a servir para nada. Cuando estamos de acuerdo con el estilo, voy creando al mismo tiempo bocetos y codificando con OpenType, comprobando sin parar el aspecto visual de las palabras que pruebo. Si el proyecto es un proyecto multilingüe, suelo empezar con el inglés y luego paso al resto de conjuntos de caracteres.

Little House está inspirada en las notas manuscritas de Laura Ingalls Wilder
Little House está inspirada en las notas manuscritas de Laura Ingalls Wilder

Proyecto seleccionado: NIVEA Care Type

¿Cómo surgió tu colaboración con Nivea? ¿Contactaron ellos contigo directamente?
Beiersdorf se interesó en mis tipografías anteriores porque tenían mucha personalidad, así que le hice una presentación de mi trabajo en Hamburgo. La colaboración sigue activa a día de hoy y hay varios proyectos nuevos en marcha. No puedo contarte más, ya que tenemos ciertos acuerdos de confidencialidad.

¿Puedes contarme algo sobre la fuente? ¿Cómo está en la actualidad?

Llevamos trabajando bastante tiempo con la marca NIVEA. El grupo de fuentes OpenType que hemos desarrollado se llama NIVEA Care Type y se concibió como si fuese la caligrafía manual imaginaria de la imagen pública de NIVEA, las «mujeres NIVEA», un concepto que ya se había desarrollado anteriormente para la marca. Las fuentes se utilizan en los envases de los productos y en los materiales de marketing y tienen la función de presentar con exactitud la personalidad, el aspecto y el estilo de la marca.

Actualmente, tanto en latín como en cirílico, la fuente Care Type contiene más de 2 000 símbolos (entre los cuales hay unas 1 500 ligaduras) codificados para realizar sustituciones contextuales automáticas.

Y ¿cómo creaste esta caligrafía manual imaginaria para la imagen pública de NIVEA?

Antes de empezar con el diseño, hicimos muchos talleres en los que se aplicaban métodos de psicología y análisis de la caligrafía para determinar el estilo de la tipografía. .

Al comienzo del proyecto, nuestras dos preguntas principales eran: ¿qué rasgos de personalidad tiene la persona NIVEA? ¿Cómo se pueden visualizar estas características en «su» estilo de caligrafía?

La imagen de NIVEA tiene una personalidad auténtica, alegre y dinámica: no es alguien con dudas o frágil. Su actitud es positiva, está abierta a la gente y a nuevas experiencias. No es una actriz, no le interesa lo relativo a la imagen. Todo esto es lo que nos dio NIVEA. Nuestra tarea era traducir esta personalidad en elementos de un estilo caligráfico. En un taller, utilizamos un método que se llamaba «característica de impresión» (Eindruckscharakter).

Con este método, describimos ejemplos de caligrafía manual utilizando 150 expresiones que han sido probadas previamente y agrupadas en 24 subgrupos semánticamente distintos. El grupo del taller selecciona las características que se ajusten más y, posteriormente, se agrupan los resultados en un protocolo único.

Las características seleccionadas que tuvimos que incluir fueron:

  • Expresiones de movimiento: enérgico, dinámico, fluido, animado.
  • Expresiones relacionadas con la claridad: preciso, equilibrado, despejado, claro.
  • Expresiones relacionadas con la singularidad: sofisticado, individual (no se seleccionaron exageraciones como distinguido u original).
  • Expresiones relacionadas con la fuerza de voluntad: firme, decidido, seguro.

  • Las expresiones «cálido» y «ligero» para dar a entender simpatía y sencillez.

Por supuesto, estas características de impresión dejaban un montón de margen a la interpretación. Pero nos daban el marco necesario para desarrollar el estilo caligráfico de las Mujeres NIVEA.

Actualmente, la fuente NIVEA Care Type está disponible para más de 100 idiomas con alfabetos latinos y cirílicos. A continuación se puede apreciar una selección de idiomas en los que Care Type está disponible actualmente. La fuente Normal es la predominante. Pero, dependiendo del tipo de producto y de cómo quede con el fondo, también se puede usar la Negrita.

La fuente está disponible para más de 100 idiomas.
La fuente está disponible para más de 100 idiomas.

Entonces, ¿cómo resumirías el diseño final?
Aunque existen miles de fuentes de caligrafía en el mercado, para mí era obvio desde el principio que la personalidad de la Mujer NIVEA solo se podría visualizar de forma convincente con una tipografía a medida. Además de las razones estilísticas, también hay razones técnicas: las fuentes que simulan la caligrafía manual que hay disponibles rara vez ofrecen el conjunto de caracteres que necesita una marca internacional. Casi nunca se incluyen el cirílico extendido y el griego. El desarrollo de este tipo de fuentes requiere mucho tiempo y normalmente aporta resultados muy pobres. Sin embargo, con un método de adaptación, colaborando de forma continua con el cliente y con las agencias de diseño asociadas, tuve la oportunidad de probar y mejorar nuestros resultados en las primeras etapas. Vi como una experiencia especialmente positiva la elaboración de borradores de rótulos que podían usarse en la práctica mucho antes de finalizar el diseño de las fuentes.

NIVEA Care Tupe en envases de productos.
NIVEA Care Tupe en envases de productos
NIVEA Care Tupe en envases de productos
NIVEA Care Tupe en envases de productos
NIVEA Care Tupe en envases de productos
NIVEA Care Tupe en envases de productos

¿Qué tipos de proyectos disfrutas más: los proyectos personales como «FF Mister K» o los que te encargan los clientes como Nivea?
Disfruto de ambos y a menudo los compagino. Es muy satisfactorio diseñar una tipografía que encaje perfectamente con las necesidades del cliente y me divierte mucho verla en uso después.

Pero también es verdad que es un placer —y siempre una sorpresa hasta cierto punto— ver que una de las fuentes en las que has pasado muchísimo tiempo trabajando, sin saber si va a ser un éxito o no, aparezca de repente dónde menos te lo esperas: en una serie de carteles de un museo de Moscú, en un envase alimentario en Finlandia o en los carteles de una tienda de manualidades y arte en Praga.

Si quieres más información sobre el diseño de tipografías, visita juliasys.com

You may also like