Una etiqueta de vino que revela un dibujo a la luz del flash

by

El origen del proyecto

Cédric Carcenac es un viticultor radicado en Le Tarn à Montans, a 40 km al noreste de Toulouse.

Para él, el vino es mucho más que una profesión: es una pasión, una tradición y un arte. Es una historia familiar que se remonta a más de siete generaciones. Y en 2017, tras un año muy difícil durante el cual tuvo que hacer frente a dos tragedias, el propietario de la finca quiso crear una cuvée especial. Según explica él mismo,

«Vivimos un año 2017 bastante particular: la finca sufrió un incendio que lo devastó prácticamente todo y, el mismo año, perdí de forma repentina a mi padre. Y los viticultores nos expresamos mucho a través de nuestros vinos. Por suerte, nuestra familia, que lleva varias generaciones asentada aquí, trabajó codo con codo para afrontar el reto que supuso esta reconstrucción».

Cuvée Joseph. Créditos: Domaine Carcenac
Cédric Carcenac. Créditos: Domaine Carcenac

Por ese motivo, Cédric Carcenac quiso crear una cuvée denominada «Joseph», en homenaje a su padre fallecido. Una cuvée típica y, al mismo tiempo, moderna. Y, con la ayuda de la diseñadora gráfica Célia Molinier y del serígrafo Lorenz Boegli, el propietario de la finca creó una etiqueta muy particular. Al primer impacto, parece simplificada al máximo, al ser blanca con el nombre «Joseph» impreso en negro. Pero, si se toma una foto con flash, revela el rostro del viticultor desaparecido.

Cuvée Joseph. Créditos: Domaine Carcenac

«Queríamos un producto de alta gama con un lado interactivo, pero sin caer en algo demasiado lúdico o demasiado futurista. Con la diseñadora gráfica Célia Molinier, pensamos en utilizar la realidad virtual, pero era un poco demasiado tecnológico para esta cuvée», cuenta Cédric Carcenac. Entonces, la creadora se acordó de los pósteres realizados por el impresor Lorenz Boegli, cuyos diseños solo eran visibles a la luz de un flash. Molinier cuenta: «Descubrí esta técnica en el salón Luxe Pack de Mónaco y la ocasión de desarrollarla por primera vez en Francia en el marco de este proyecto para un packaging de vino era perfecta. »

Por su parte, Lorenz Boegli, del Atelier für Siebdruck, es un serígrafo suizo en búsqueda constante de nuevas técnicas de impresión. Para esta etiqueta de vino, de la que se han imprimido 3 000 ejemplares, el impresor usó la tinta retrorreflectante del fabricante Mistral Graphic, de Carcasona. Lorenz Boegli afirma:

«Esta tinta contiene microesferas de vidrio que reflejan la luz. Con un flash, ofrece una imagen en blanco y negro sobre la pantalla del teléfono. El efecto es sorprendente. »

Por último, para perfeccionar el efecto, Célia Molinier reflejó todos los códigos del universo de la alta gama en esta etiqueta de vino: un papel muy grueso, texturizado y un color blanco un poco trabajado, un gofrado aplicado al símbolo del corazón que se usa en el lugar de la «O» de «Joseph» y tipografía serigrafiada.

Cédric Carcenac, para quien esta cuvée transmite una emoción a través de su embalaje, su historia y sobre todo su perfil, está muy orgulloso del resultado. Explica:

«Esta etiqueta es un bonito guiño a mi padre. Queríamos hacer el vino que a él le hubiera gustado, con Shiraz pura, su variedad de uva favorita, y creo que lo hemos logrado. Es una sencilla etiqueta blanca que tiene truco».

¿Cómo funciona la tinta retrorreflectante?

La tinta retrorreflectante se obtiene mediante un sistema de microesferas de vidrio que permite que la luz se refleje en el fondo antes de ser devuelta a su fuente. Dado que se produce una deflexión del rayo incidental, el efecto óptimo se obtiene cuando el eje del observador no está situado en perpendicular respecto a la superficie impresa, sino en un cierto ángulo en función del tamaño de las esferas de vidrio y del depósito de tinta.

Funcionamiento. Créditos: Mistral Graphic

Por tanto, esta tinta permite concentrar los rayos de luz que chocan contra ella para reflejarlos desde un ángulo diferente. Por lo general, esto se hace en dos pasadas: una primera pasada de tinta reflectante y, después, otra pasada de tinta o barniz compuesto por microesferas.

El fabricante Mistral Graphic, que hizo posible la creación de la etiqueta de la cuvée Joseph, ya ha desarrollado algunos colores retrorreflectantes, como el blanco, amarillo, magenta, rojo, azul y verde, además de una base transparente.

Funcionamiento. Créditos: Mistral Graphic
Funcionamiento. Créditos: Mistral Graphic

Por último, con esta tinta se pueden imprimir diversos soportes, como telas o plásticos. Y, en algunos casos, se puede incluso probar con una aplicación por transferencia.

Un ejemplo similar para Converse

En 2016, la agencia Waf Agency pidió al grupo de impresión Japell Hanser SAG, con sede en Pussay, Francia, que hiciera una portada de revista con tinta retrorreflectante a imagen y semejanza de un modelo de zapatillas Converse.

Converse. Créditos: Mistral Graphic

La agencia parisina buscaba para Shoes UP, una publicación trimestral sobre cultura urbana, un impresor capaz de crear una portada que reflejase la luz para resaltar las Chuck Taylor All Star II con estampado de camuflaje.

Converse. Créditos: Mistral Graphic

Christophe Pujol, asistente ejecutivo de Japell Hanser SAG, explica:

«Fueron necesarias varias pruebas para desarrollar esta tinta especial y aplicarla, porque no es un producto fácil de manipular. Aplicamos microesferas retrorreflectantes de una manera algo especial porque la agencia quería que, al contrario que los carteles de magia, estos diseños se vieran sin necesidad de flash. Entonces los mezclamos con partículas de alúmina de plata. »

You may also like