Fake news sobre el papel

by

Desde que apareciera en China hace dos mil años, el papel ha tenido una labor fundamental en la divulgación del saber y los desafíos tecnológicos a lo largo de la historia de la humanidad. A lo largo del día, está presente en una amplia variedad de necesidades en el ámbito de la comunicación, la enseñanza, el arte y la cultura, el comercio, el almacenamiento y transporte de mercancías, la sanidad y la higiene. En un mundo tecnológico, el papel podría parecernos un material obsoleto, pero lo cierto es que la demanda no para de crecer, gracias, sobre todo, a que es una alternativa sostenible a los envases fabricados con combustibles fósiles.

De hecho, en España, el 85% de los consumidores quiere que el uso de productos papeleros se incremente, sustituyendo a otros materiales (65 %) o que al menos se mantenga (20 %), según el último ‘Informe Anual del Sector de la Celulosa y el Papel’ de ASAPAPEL. También valoran estos productos con un 7,8 sobre 10, siendo las características mejor puntuadas la reciclabilidad (8,5), la biodegradabilidad (8,1), el hecho de que se adaptan bien a las funciones para las que se utilizan (8) y la seguridad de su uso (7,9).

A pesar de todo, es habitual encontrarnos con noticias falsas sobre el papel y la industria papelera, como por ejemplo que aumenta la deforestación o que los consumidores ya no leen de forma impresa. De ahí que organizaciones que representan a la industria del papel o la impresión hayan llevado a cabo trabajos de investigación con datos para desmontar estos bulos. Por ejemplo, “Busting the Myths. A European study of consumer perceptions and attitudes towards print and paper”, encuesta realizada en Austria, Francia, Alemania, Italia, los países nórdicos y el Reino Unido por Two Sides; o ‘Fakenews sobre papel y cartón’, de El Foro del Papel, con datos de consumidores españoles.

Te explicamos cuáles son los mitos más difundidos y los argumentos para desmontarlos:

Mito 1: La deforestación aumenta

La pérdida de bosques en el mundo ha pasado de 7,8 millones de hectáreas anuales en 1990 a los 4,7 en 2020. Las mayores áreas forestales de Europa son Rusia, Suecia, Finlandia y España, donde los bosques han pasado de ocupar 13,9 millones de hectáreas a 18,6 en este período. Aun así, solo el 10 % de europeos cree que los bosques han aumentado de tamaño.

Mito 2: Para fabricar papel se destruyen bosques

Para fabricar papel no se utiliza madera noble, de especies exóticas de los bosques tropicales ni de robles, hayas o encinas, sino madera de especies de crecimiento rápido que se cultivan con esta finalidad en plantaciones forestales locales, como podrían ser el eucalipto o el pino.

Mito 3: Las plantaciones son dañinas para el medio ambiente

Las plantaciones para papel suelen hacerse en terrenos en los que se ha dejado de cultivar, de manera que la superficie arbolada aumenta. Las especies de crecimiento rápido son grandes sumideros de CO2 y ayudan a frenar el cambio climático. El carbono almacenado no se libera al cortar los árboles, sino que permanece en los productos forestales, como por ejemplo los libros que llenan nuestras bibliotecas.

Mito 4: Los consumidores ya no leen en papel

Si bien los libros en formato electrónico tuvieron un rápido crecimiento en su origen, la facturación se ha mantenido estable en los últimos años. En España, por ejemplo, el negocio alcanzó 119 millones de euros en 2019, tan solo un 5 % del total de la facturación anual del sector. El 69 % de consumidores europeos cree que el formato papel es la mejor forma de leer libros (61 % para las revistas y 54 % para los diarios).

Mito 5: El papel es más contaminante que otros materiales y soportes

Las emisiones de gases de efecto invernadero a causa de los dispositivos electrónicos han crecido un 50 % en los últimos años. Para fabricarlos se utilizan combustibles fósiles, productos químicos, agua, minerales preciosos o de zonas con explotaciones en riesgo de extinción y otros componente perjudiciales para el medio ambiente como el plomo, el arsénico y el mercurio.

Mito 6: Reciclamos muy poco papel

La tasa global de reciclaje de papel en Europa es superior al 72 %, es decir, se reciclan 7 kilos de papel por cada 10 que se consumen. También hay que tener en cuenta que hay ciertos tipos de papel que no llegan a entrar en el ciclo de reciclaje porque los guardamos (fotos, documentos, libros) o debido a su uso (papel higiénico). En el caso de los envases de papel, la tasa de reciclaje aumenta aún más hasta el 85 %, la más alta de todos los materiales de embalaje en Europa.

Mito 7: Hay que utilizar solo papel reciclado porque es el único ecológico

La fibra de celulosa procedente de la madera, que es un recurso natural y renovable, es la materia prima fundamental para la fabricación del papel. Cuando se utiliza por primera vez en la fabricación de papel se denomina fibra virgen. A través del reciclaje, se sigue reutilizando varias veces (3,6 de media en Europa), y entonces se denomina fibra reciclada. Es decir, la fibra virgen y la reciclada son la misma fibra en dos momentos de su ciclo de vida.

You may also like