5 ideas para tus fotocuadros en casa o en la oficina

by

Un recuerdo, algo que se te haya quedado grabado o que represente a tu empresa: imprimir fotografías o imágenes en panel permite revivirlos cada día.

Una fotografía es, ante todo, un recuerdo. Una imagen que te hace volver al pasado y revivir momentos tal vez olvidados, que evoca sensaciones o que representa un momento importante de tu vida. Esas instantáneas se pueden imprimir sobre lienzo. Ya hemos hablado de los distintos tipos de impresión de fotografías en panel, pero, para imprimir recuerdos o imágenes que nos importan especialmente, una muy buena opción son los fotocuadros. Gracias a esta solución, se pueden imprimir en un panel para fijar a la pared las imágenes o fotografías más significativas como, por ejemplo, la imagen de esa persona que ha sido tu principal fuente de inspiración; las opciones son prácticamente infinitas. Un objeto así puede añadir un toque extra a la decoración de tu casa u oficina de una forma completamente original y con un efecto estético agradable a la vista, ya que la imagen se extiende por toda la superficie del panel, incluidos los bordes. Pero, antes de pasar a las ideas, el primer paso es la elección del material.

Ejemplo de cuadros sobre lienzo personalizados

Cómo se hacen los fotocuadros

Los fotocuadros son paneles adecuados para imprimir sobre lienzo en dos materiales especiales, generalmente usados para la impresión digital: Kapatex o Kapaplast. Se trata de paneles muy ligeros, con un núcleo de poliuretano, que ofrecen una gran rigidez a la vez que un resultado óptimo de impresión de la fotografía sobre lienzo. Las diferencias entre estos dos materiales están en la superficie: el Kapaplast tiene una superficie lisa y una elevada blancura, lo que lo hace adecuado para la impresión de fotografías de colores vivos. Con él se obtendrá un efecto mate liso con un resultado intenso y nítido de los colores. En cambio, el Kapatex es más rugoso al tacto y su sofisticada textura aporta un efecto de lienzo similar al utilizado para la pintura, por lo que es ideal para imprimir fotografías en un panel que parece, efectivamente, un cuadro.

Fotocuadros individuales

La forma de los recuerdos

Una vez elegido el material, liso o rugoso, es el momento de elegir la forma, el tamaño y las opciones de personalización según los propios gustos. Pixartprinting propone varias combinaciones de cuadros fotográficos para proceder con la impresión sobre lienzo online, ya sea en un panel único o en una combinación compuesta por varias unidades para imprimir una fotografía segmentada en varias partes o una combinación de varias fotografías unidas en una especie de mosaico, con orientación tanto vertical como horizontal.

Las fotografías sobre lienzo se entregan ya montadas: solo tienes que colgarlas en la pared para decorar tus espacios. Da rienda suelta a tus ideas: puedes distanciar los fotocuadros para crear nuevos significados o conexiones entre las fotografías impresas sobre lienzo, colocarlos como si fueran una escalera o componer una forma geométrica para adaptarlos mejor a la decoración de tu casa u oficina. Veamos a continuación las ideas.

Todos los tipos de composición con lienzos múltiples que se pueden elegir en Pixartprinting. Créditos: Pixartprinting

Cuadros sobre lienzo personalizados: 5 ideas

Con una variedad tan amplia, se puede crear cualquier cosa, así que es el momento de dar rienda suelta a la imaginación. Es cierto que lo primero que nos viene a la mente son seguramente los momentos importantes, como una boda, una graduación o el horizonte de una gran ciudad; nada te impide imprimir ese tipo de fotografías, pero lo que hace que un fotocuadro sea único es, precisamente, la historia y el toque personal que cada uno puede dar a su creación. Lo que te proponemos son ideas también algo peculiares, para un uso creativo de estos cuadros fotográficos, que, con suerte, podrán provocar esa chispa que dispare tu imaginación.

Tus viajes: no hace falta que sea un viaje alrededor del mundo o muy lejos de casa: depende de la persona con la que emprendas el viaje. Podría ser incluso un tranquilo fin de semana o un período durante el cual ocurrió algo importante. Si los viajes son mas de uno, incluidos los que hayas hecho en solitario, se podrían imprimir en los fotocuadros diferentes momentos de tu aventura, como si se tratase de un puzle de viajes por el mundo.

Fotocuadros de viajes

Las personas a las que nunca olvidarás: podrás tener miles de contactos en todo tipo de redes sociales, establecer contactos de trabajo importantes o vivir una vida muy ocupada, pero todos tenemos al menos a una persona, incluso aunque solo esté en tu memoria, que no olvidaremos jamás. Puede ser un padre o una madre, un amor o un amigo. De esa persona seguro que tendrás una o varias fotografías y seguramente habrá alguna en la que estaréis juntos, que podrías imprimir en uno o varios paneles de fotocuadros. No una simple fotografía en la mesita de noche, sino un lienzo grande que mirar cada día para recordar a esa persona especial.

Tu familia, sea la que sea: tu familia  son las personas con las que te sientes bien. Puede ser tu perro, un amigo de la infancia con quien no has perdido el contacto o simplemente quien te haya criado. En este caso, por ejemplo, se puede elegir el formato en tres paneles cuadrados de 150 × 50 cm con dos motivos en los lados y, en el centro, algo que os une u os ha unido en el pasado.

Tu marca: tanto si trabajas como autónomo usando como oficina tu casa o en una empresa, un fotocuadro que transmite la imagen de tu marca puede marcar la diferencia tanto para ti mismo, que debes creer en tus ideas y en la fuerza de tu marca, como para los valores que encarna tu empresa. Ya sea una tienda, una sala de espera, el «no lugar» por excelencia, o el stand de una feria, un fotocuadro con una imagen atractiva puede distinguirte del resto y transmitir tu imagen y tu marca.

Tú mismo/a: antes que nada, hay que quererse a uno mismo para que te quieran los demás. Una impresión sobre lienzo con tu rostro o incluso con una composición de detalles de tu cuerpo (los ojos, por ejemplo) es como tener la instantánea de un espejo con tu imagen impresa. Cuidado, claro está, con el exceso de narcisismo: no vayas a imprimir tu rostro en un fotocuadro por vanidad, sino más bien por un logro que hayas conseguido en el pasado. La autoestima sin arrogancia es la clave.

Cuadros fotográficos de personas

Y esos son nuestros consejos para imprimir fotocuadros de calidad con un toque extra de originalidad. Pueden ser un punto de partida para poner en práctica la imaginación. Ahora te toca a ti.

You may also like