Fuentes y logotipos personalizados: la revolución del mundo del «branding»

by

La personalización es un tema clave para la expresión de la personalidad propia. En todas las circunstancias, y en casi todos los sectores del mercado, buscamos algo personalizado. Esto se debe a que queremos sentirnos únicos y diferentes del resto.

De la misma forma, también las empresas quieren diferenciarse las unas de las otras. Sobre todo en términos de «branding», es decir, la marca: la singularidad y la capacidad de ser reconocible son elementos clave para el éxito de la comunicación y el éxito comercial. Precisamente por este motivo surgieron las marcas, elementos gráficos con el principal objetivo de hacer que una empresa u organización sea reconocible.

Elementos gráficos y marca: símbolos, logotipos y… ¡fuentes!

En el vasto mundo del «branding», encontramos varios elementos gráficos que ayudan a las empresas a hacerse inmediatamente reconocibles. Cuando pensamos en los elementos gráficos más famosos para identificar una marca, enseguida pensamos en los logotipos. Estos son figuras que representan un producto, un servicio, una empresa o una organización. Un logotipo suele consistir en un símbolo o una versión o representación gráfica de un nombre. Aquí puedes ver algunos de los que han tenido más o menos éxito .

Podemos dividir los logotipos en dos tipos:

  • Símbolos o iconos
  • Logotipos

Los simbolos

Los símbolos son imágenes sencillas e intuitivas que representan una empresa. Pueden ser de tipo figurativo, asociativo o abstracto. Estos tipos de logos deben ser reconocibles instantáneamente, deben ser memorables y deben funcionar en cualquier tamaño.

Logotipos de Shell, WWF y Twitter, todos de tipo simbólico

Los logotipos

Los logotipos o marcas denominativas representan una empresa mediante su nombre (o su acrónimo) utilizando solo letras. El estilo tipográfico del logotipo es único y debe diferenciarse de sus posibles homónimos. También en este caso, la legibilidad es la clave del éxito de un logotipo.                

Logotipos de Coca-Cola, Braun y Yahoo!, todos ellos ejemplos de logotipo

En el desarrollo de la imagen coordinada de una empresa, además del logotipo, se añaden otros elementos gráficos, entre ellos una o varias fuentes para utilizar en todos los elementos de esa identidad. En los últimos años, se ha desarrollado una tendencia por parte de las grandes empresas a diseñar (o encargar el diseño de) una fuente personalizada, en lugar de elegir una ya existente.

Las fuentes personalizadas se introdujeron hace diez años en la industria tecnológica. El objetivo era ahorrar dinero, al no tener que pagar la licencia de fuentes ya existentes. Actualmente, el objetivo ya no parece ser el ahorro, sino la personalización.

Una fuente personalizada comunica la identidad de la empresa en cada trazo de texto. Sin duda, es una de las herramientas más importantes para aportar la singularidad de la marca a cualquier soporte.

A pesar de que una fuente personalizada puede costar hasta 100 000 dólares para las grandes empresas, a largo plazo podría incluso suponer un ahorro económico. Veamos 4 ejemplos de marcas que decidieron crear su propia fuente personalizada.

YouTube: una fuente inmediata e icónica

YouTube, la plataforma de entretenimiento de vídeos online más famosa del mundo actualizó su marca en 2017. Al año siguiente, la empresa decidió introducir una fuente personalizada, YouTube Sans (https://saffron-consultants.com/projects/youtube).

En el caso de YouTube, el punto de partida para concebir la nueva fuente fue el botón «Play». El icono del botón se perfeccionó para armonizar las esquinas y las curvas.

La forma de las letras está inspirada precisamente en este botón: redondeadas para que coincidan con los contornos externos del icono, y con cortes diagonales tomados del triángulo central.

El objetivo principal de esta fuente es expresar lo mejor posible la estética de la propia empresa. Este carácter tipográfico es particular y expresivo pero, al mismo tiempo, sencillo e incisivo, justo como el espíritu de YouTube.

Juegos Olímpicos de Londres 2012: una fuente que evoca a los dioses

 En 2012 se celebraron los Juegos de la XXX Olimpiada en Londres. Para esta colosal serie de eventos se creó una identidad de marca con muchos elementos. El más importante de todos es la marca.

Se diseñó un símbolo que representaba los números 2, 0, 1 y 2 en una composición cuadrada. La inspiración proviene del espíritu de la ciudad y de su alma arquitectónica. La característica más importante de este logotipo es la flexibilidad: poder jugar con los logotipos de socios y patrocinadores y poder utilizarse como espacio para añadir imágenes y contenidos multimedia.

Entre los elementos creados para la identidad de la XXX edición de los Juegos Olímpicos, se creó una fuente personalizada. 2012Headline (https://fonts2u.com/london-olympics-2012.font) se diseñó para usarla en títulos y textos de gran tamaño e importancia.

Este carácter tipográfico se inspira en otra fuente de 1997, Klute, cuyo diseño se basa en la escritura gótica y en antiguos grafitis. Con esto se entiende la decisión de inspirarse en esta fuente: la forma de las letras nos lleva al mundo de los antiguos griegos y a los Juegos Olímpicos antiguos.

Y, si los más escépticos se preguntan por qué la «o» es completamente redonda, pueden encontrar la respuesta en los anillos olímpicos, símbolo por excelencia de los Juegos Olímpicos.

Prada: una fuente para mejorar la conexión con la marca

Prada es una de las casas de moda más famosas del mundo: se creó en Milán en 1913 y todavía sigue en manos de la sobrina del fundador, Miuccia Prada. Se trata de una marca que ha sabido distinguirse a lo largo de la historia.

El logotipo de la empresa se ha mantenido prácticamente sin cambios desde su fundación. El estilo tipográfico de la marca sigue siendo el mismo, con algún retoque añadido a lo largo del tiempo. Este logotipo es uno de los más reconocibles en el mundo de la moda, siendo icónico y único.

En 2012, en colaboración con un estudio de diseño, Prada decidió trabajar en una fuente personalizada. Así nació Prada Candy (https://www.designspiration.net/save/6530643175848/), un proyecto todavía en curso.

La razón de ser de este proyecto viene del deseo de ampliar el prestigio del logotipo, ampliando el recurso principal de la marca y aplicando su singularidad a todos los materiales de comunicación.

A lo largo del tiempo, este carácter tipográfico ha cumplido la tarea de devolver, al universo de la marca Prada, los nuevos productos o los que más se habían distanciado de la idea de la marca. Por tanto, tiene el objetivo de aportar una conexión adicional con la marca.

A nivel técnico, la fuente se diseñó para su uso solo en mayúsculas y en pocas palabras. Esto ha permitido mantener una conexión con el logotipo y no perder originalidad, estandarizándolo. 

Apple… ¡El texto está ahí y se nota!

Algunas empresas utilizan solo un logotipo, mientras que otras usan un logotipo junto con un símbolo. Son poquísimas las empresas que pueden permitirse usar solo un símbolo, sin tipografía. Apple es una de ellas. Su prestigio es tal que la famosa manzana es más que suficiente para reconocer la marca.

Este símbolo ha cambiado poquísimo desde la fundación de la empresa y siempre ha sido muy reconocible. De hecho, en raras ocasiones la empresa añade la palabra «Apple» junto al símbolo.

En cuanto a la tipografía, la empresa ha utilizado durante muchos años la fuente Helvética. Esta fuente, sin duda la más conocida, es famosa por su claridad y sencillez.

En 2013 Apple decidió crear su propia fuente, San Francisco (https://developer.apple.com/fonts/). El carácter creado por esta empresa, conocida por su estilo esencial y minimalista, es un sans serif, que a simple vista se parece mucho a la fuente Helvética.

Una vez más, tras la decisión de crear esta fuente encontramos un deseo de personalización. La empresa refuerza su identidad al crear una fuente que irá en cada dispositivo producido y, por tanto, la verán millones de personas en todo el mundo.

Junto con el elemento de la singularidad, Apple actuó siguiendo razones prácticas. De hecho, San Francisco es un carácter estudiado hasta el más mínimo detalle para mejorar su legibilidad en pantalla. Las formas de las letras son ideales para usar en dispositivos electrónicos, especialmente los de tamaños más pequeños.

En conclusión, aunque Apple tiene un logotipo que es diferente de los ejemplos anteriores, sigue teniendo la misma necesidad de una fuente personalizada. El símbolo es muy fuerte e inmediatamente reconocible, pero una fuente personalizada es necesaria para transmitir la personalidad de la empresa en toda su imagen coordinada.

Este carácter también refleja un aspecto doble: tanto el minimalismo de Apple como la función práctica de legibilidad.

You may also like