#Printstories – Roberta y el calendario del Lamentino: ¡un año de ironía!

by

¡Son tantas las historias de nuestros clientes!

Cada uno ha sentido la satisfacción de tocar con sus propias manos sus creaciones, tras un camino más o menos largo y tortuoso. Un camino que es siempre personal y único.

Hoy vamos a hablar de la historia del increíble calendario que tiene como protagonista a  Lamentino: un mamífero acuático bonachón y autoirónico nacido de la mente de la ilustradora Roberta Ragona. La historia del origen del Lamentino y de como se transformó en un proyecto de negocios nos ha sorprendido y estamos seguros de que también despertará tu curiosidad.

¿Listo para zambullirte con Lamentino?

¡Hola, Roberta! ¿Podrías describirte brevemente? Cuéntanos quién eres y a qué te dedicas. ¿Cuáles son tus sueños, aspiraciones y aptitudes? ¡Danos un retrato conciso pero fiel!

¡Hola! Me llamo Roberta Ragona, pero es más fácil encontrarme como Tostoini. Soy ilustradora, vivo en Milán y nací en Cagliari. Mi trabajo es muy variado: desde libros y productos digitales para niños hasta trabajos para editoriales, publicidad y comunicación. Soy una antropóloga que dibuja, con una debilidad por los animales extraños.

Cuéntanos antes cómo nació tu idea creativa, ¿puedes explicar a nuestros lectores qué has realizado con nuestros servicios?

Los proyectos que he impreso con vosotros son mis autoproducciones, para las que Pixartprinting es un poco como el socio histórico de mis experimentos. Me gusta explorar aspectos de la ilustración en los que me interesa profundizar, o dar un toque aún más personal a las ilustraciones que desarrollo para mis clientes, donde mi estilo está al servicio de expresar su voz al máximo. Con vosotros he realizado varios productos, desde tarjetas y pegatinas hasta cuadernos y camisetas, pero el proyecto más estructurado hasta ahora ha sido el calendario 2019 del Lamentino.

Volvamos a los orígenes. ¿Cuándo surgió la idea de realizar el calendario del Lamentino? ¿Surgió de casualidad? Cuéntanos un poco cómo llegaste a idear este proyecto.

El Lamentino es el animal guía para estos tiempos difíciles. La diferencia entre un lamantino (‘namatí’ en italiano) y un lamentino es que uno de los dos es un mamífero acuático que vive en aguas cálidas y poco profundas, mientras que el otro, en cambio, es el portavoz del sentimiento que se experimenta cuando la vida cotidiana te dice que no, que hoy no es tu día. En 2018 realicé una ilustración del Lamentino cada mes en Patreon, y todas las ilustraciones culminaron con «A Year of Disappointment», un calendario completamente dedicado al Lamentino, es decir, al lamento. Las primeras ilustraciones del Lamentino en 2015 estaban en italiano, pero pasé al inglés porque tenía la sensación de que el Lamentino expresaría un estado de ánimo bastante universal.

Una vez que diste con la idea adecuada, tuviste que fijarte un objetivo. ¿Qué querías conseguir con tu idea? ¿Cuál era el objetivo final?

¿Sinceramente? En este caso quería crear algo que me permitiera dibujar muchos muchísimos mamíferos marinos y afianzar mis habilidades de maquetación. Además, quería poner a disposición de aquellos que lo comprarían algo divertido, irónico, alegre y empático para ver durante el año. Todo lo que sucedió después, a partir de estos deseos, me dio una gran satisfacción: desde ver un calendario del Lamentino colgado en una base de investigación en la Antártida hasta encontrarlo recomendado en Il Post entre el New Yorker y Sarah’s Scribbles.

Ahora ya conocemos la idea del proyecto y su objetivo. ¡Ahora hay que ponerla en práctica! ¿Cómo lo hiciste? ¿En cuántas fases dividiste tu trabajo y cuáles fueron esas fases? Cuéntanos el proceso que te llevó a dar forma a tu idea y a tenerla lista para trabajar sobre ella e imprimirla.

La fase de creación de las ilustraciones fue bastante fácil, había hecho una al mes cada mes, por lo que más de la mitad del material estaba listo. En octubre, lancé la idea del calendario para hacer las reservas y tener una idea aproximada de la tirada. Entre octubre y finales de noviembre, trabajé en las ilustraciones que faltaban, reelaborando algunas imágenes de los meses previos para dar más coherencia interna al conjunto y a la maquetación del calendario. Quería enviar todo antes de las frenéticas semanas previas a la Navidad, cuando el tráfico postal es mayor. Lo que me sorprendió es que después de que se agotara la primera tirada y de hacer una nueva reimpresión, la gente había seguido comprándolo durante todo enero y febrero, por lo que el ciclo de vida de un calendario es un poco más largo de lo que me esperaba.

¡Y llegó el momento de imprimir! ¿Cómo aprovechaste la impresión a la carta para terminar tu proyecto? ¿Qué materiales elegiste? ¿Y qué motivos te llevaron a elegir estos materiales y esta técnica de impresión?

La elección de la impresión a la carta fue una consecuencia del hecho de dibujar en digital, con tiradas reducidas pero con cierta atención al detalle. Uno de los motivos por los que elegí Pixartprinting es la gama de papeles, en particular los papeles reciclados o de bajo impacto ambiental. En el caso del calendario, el formato se deriva de manera natural del formato de las ilustraciones.

¡Los productos impresos se disfrutan al máximo! ¿Qué sentiste al ver los calendarios del Lamentino entre tus manos, ya listos para acompañarnos en un año de aventuras y (pequeñas) desventuras?

¡Fue fantástico! Al trabajar en digital, el momento de la impresión siempre es importante. En mis principios como ilustradora, estaba más tensa, no sabía si había perfeccionado la calibración de los colores, la elección del papel o la composición de la imagen. Ahora que tengo muchos años de experiencia, es más la emoción y la satisfacción de ver algo que solo existía en tu cabeza hecho realidad en un material físico, listo para formar parte de la vida cotidiana.

¿Qué otros proyectos tienes en mente para más adelante? ¿Podrías revelarnos algo?

Me estoy dedicando a varios proyectos para algunos clientes que verán la luz en los próximos meses, pero en las últimas semanas he empezado a trabajar en un libro ilustrado, un proyecto completo no solo como ilustradora sino también como autora. Mientras tanto, no pretendo renunciar a mis experimentos en las más diversas áreas: últimamente me han apasionado mucho el «pattern design» y el «surface design», ¡así que estoy bastante segura de que los próximos proyectos que realizaré a través de Pixartprinting estarán relacionados con ese sector!

You may also like