Hojas de papel plantable. ¿Habías oído hablar de ellas?

by

El papel es nuestra materia prima… ¡no te haces una idea de cuánto usamos todos los días! La atención para reducir al mínimo el desperdicio de materias primas, para nosotros, no es solo una cuestión de ahorro económico: es, sobre todo, una cuestión ética. Durante muchos años hemos integrado el papel reciclado en nuestra oferta, lo recomendamos a todos los clientes que son portavoces de una filosofía verde. ¡Y no solo a ellos!

Precisamente porque es un tema que nos toca muy de cerca, hoy queremos hablarte de un tipo de papel sostenible que nos ha estado llamando la atención desde hace tiempo: el papel plantable.

Papel plantable: qué es y cómo se obtiene

Ecológico, biodegradable y… ¡plantable! El papel plantable se elabora con materiales de desecho a los que se añaden semillas que, una vez enterradas, germinan y dan vida a una plántula. Lo que significa que, para producirlo, no se sacrifica ningún árbol, no se generan residuos y, sobre todo, se crea una nueva vida.

Para entenderlo mejor, imaginemos que entramos en un taller especializado en la producción de este tipo de papel y observamos las distintas etapas del proceso de fabricación:

  • Todo comienza con residuos de papel, es decir, con fibras obtenidas a partir de papel o cartón que ya se han utilizado anteriormente.
  • El papel usado se sumerge en agua durante aproximadamente 48 horas. Después, se tritura hasta obtener la pulpa.
  • Esta se recoge en recipientes llenos de agua en los que se añaden varios tipos de semillas: pueden ser de amapola, margarita, lavanda … o incluso semillas de zanahoria, albahaca o rúcula.
  • La masa se pasa por un tamiz y luego se prensa, para eliminar el agua y asegurar que las fibras se unan para formar papel nuevo.

(Ten en cuenta que esto es solo un tipo de proceso; distintos talleres o fábricas pueden decidir producirlo siguiendo diferentes etapas y aplicar así su «marca de fábrica»).

¿Qué aspecto tiene una hoja de papel plantable? Para nosotros es realmente fascinante: tiene una superficie irregular áspera al tacto, el color es natural, la textura está adornada con semillas que son visibles a simple vista y algunos tipos de este papel pueden ser también decorados con pequeños pétalos de colores. Pero lo más interesante es que, al ser fruto de un proceso artesanal, cada hoja es una pieza única.

EJEMPLO DE PAPEL PLANTABLE Créditos: https://www.growingpaper.com/

Ahora pasemos a la casa de quien ha recibido, por ejemplo, una tarjeta de felicitación de papel plantable y quiere verla germinar. Veamos cómo funciona la fase de implantación:

  • Preparación. El papel debe dejarse en remojo en un cuenco lleno de agua durante al menos una noche. Después de eso, se tritura. ¡Ah! La fase de remojo no siempre es necesaria, algunos tipos de papel se pueden introducir en el macetero tal cual.
  • El papel se coloca en una maceta, se cubre con una fina capa de tierra y se expone a la luz.
  • La tierra de la maceta, al menos durante los primeros días después de la siembra, debe mantenerse húmeda.
  • Pasado el tiempo necesario, aparecen las primeras hojas verdes.

¡Y así comienza una nueva vida!

¿Cómo usar el papel plantable? Algunos consejos

Una empresa que utiliza papel plantable nos está diciendo que es sensible a los problemas medioambientales. Por lo que, volviendo a la pregunta original: ¿cómo usarlo? Tendríamos que responder… ¡con sentido común! No lo elijas solo para ganarte el favor del público, ya que el riesgo de contradecirte y perder la confianza siempre está a la vuelta de la esquina. Elígelo si realmente crees y pones en práctica una filosofía ecológica en tu empresa.

Invitaciones, folletos, tarjetas de felicitación, tarjetas de ubicación para mesas, sobres, cuadernos, pegatinas… Puedes hacer de todo con él. Si podemos dar nuestra opinión, confesamos que parece una idea menos brillante utilizar papel plantable para tarjetas de visita. ¡A menos que quieras que tus datos de contacto se conviertan en abono!

Algunos consejos para imprimir: en papel plantable, recomendamos usar impresoras de inyección de tinta, o bien recurrir a la impresión tipográfica o serigráfica. Es mejor evitar ejercer demasiada presión sobre la hoja o someter las semillas a altas temperaturas. Obviamente, también es bueno no cubrir toda la superficie de la hoja con tinta, ya que las semillas podrían dañarse.

¿Dónde comprar el papel plantable?

Por último, dado que no es tan fácil de encontrar como el papel tradicional, te dejamos algunas referencias donde poder comprarlo:

  • Seed paper. Su papel con semillas está hecho a mano mediante un proceso llamado «Dutch Stacks». Utilizan fibras de algodón desechadas durante el proceso industrial. Puedes encontrarlo en dos gramajes —140 y 225 gramos— con semillas seleccionadas para facilitar la germinación.
  • Botanical Paper Works. Es una tienda electrónica bien surtida donde se puede encontrar cualquier tipo de producto de papel plantable. En su web encontrarás un videotutorial que explica cómo funciona la fase de implantación.
  • Muy sencillo: escribe «seed paper» (o «papel semillas») en la barra de búsqueda y obtendrás diferentes productos de papel plantable, desde hojas en blanco hasta tarjetas de felicitación listas para usar.

Recuerda que, además de los papeles plantables, también existen muchos tipos de papel reciclado, una opción igualmente sostenible. Si necesitas asesoramiento sobre el tipo de papel reciclado que mejor se adapta a tu proyecto, aquí estamos para ayudarte.

You may also like