¡Imprimir la perfección!

by

Desde carteles y pósteres hasta portadas de álbumes y libros, el diseño de impresión sigue siendo muy relevante a pesar de que llevemos años escuchando que Internet reemplazará la impresión. De hecho, la nostalgia ha jugado un papel muy decisivo al respecto: lo viejo vuelve a ser nuevo. Puede que pasemos más tiempo delante de nuestras pantallas, pero todavía nos gusta tener buenos pósteres en las paredes y libros en las estanterías. Y el vinilo ha vuelto a lo grande, y con él muchas portadas de álbumes.

Aquí hablamos con tres artistas que están creando novedosos diseños e ilustraciones para proyectos impresos que son de lo mejor que verás en Internet.

Sophie Bass

Bristol, Reino Unido

«Siempre trabajo a mano. Para mí, es la parte más importante y natural del proceso de diseño y la parte que más me gusta. Yo siento el proceso inicial de pintar o dibujar como algo orgánico y mágico. Darle los toques finales en Photoshop es necesario, pero lo disfruto mucho menos, aunque me encanta ver cómo la imagen cobra vida con los cambios finales en el ordenador —comenta Sophie—. Sé que me podría ahorrar mucho tiempo aprendiendo a dibujar en el ordenador, pero trabajar con mis manos es una parte esencial de mi trabajo».

Sophie revisa los cuadernos de bocetos a un ritmo alarmante, porque pasa mucho tiempo dibujando y redibujando sus imágenes hasta dar con la clave del encargo. «Una vez que he reunido mis imágenes y el conocimiento suficiente sobre el tema, me paso un día solamente dibujando, jugando en mi cuaderno de bocetos con nuevas formas y motivos relevantes para el trabajo. Siempre dejo una noche de por medio para luego volver a ellos al día siguiente y crear una composición final con todos ellos», comenta. Solo cuando se siente satisfecha con el trabajo final, lo escanea y mejora la paleta de colores.

Estos pósteres para distintos eventos en locales nocturnos son impactantes y están llenos de energía. El primero, con un aspecto funk psicodélico, se corresponde con un evento dividido en dos sitios: uno para el día y otro para la noche. «Las mujeres representa el día y la noche respectivamente, como una diosa del sol y una diosa de la luna. El resto del diseño se hizo teniendo en mente una fiesta tropical», comenta.

Para «Machaco + Chaca», dibujó un sistema de sonido grande en el centro, flanqueado por mujeres mitológicas. «Me pidieron que representara energía vibrante, amor y respeto por la naturaleza, conciencia y feminismo junto con la música. Participaron cinco mujeres en la gira, así que los cinco fénix representan a cada una de ellas. El fénix es muy importante y simbólico en la mitología de Asia oriental».

«Siempre escucho la música para la que creo material gráfico. Es bueno sacar tiempo para esta parte del proceso, pues garantiza una reacción personal y genuina dentro de mi trabajo —explica Bass—. Generalmente, escribo mucho más de lo que dibujo durante la sesión de escucha: escribo las imágenes que se evocan, los colores que escucho, lo que la música me recuerda al escucharla y, simplemente, cómo me hace sentir. Luego, cojo toda esa información y trabajo con ella, y vuelvo a escuchar la música si lo necesito». Con proyectos como este, la impresión está fuera de sus manos, sobre todo cuando trabajas con discográficas. «Confío en los expertos, y, hasta la fecha, ¡nunca me han decepcionado!».

David Plunkert, Spur Design

Baltimore, Maryland (EE. UU.)

David Plunkert es un diseñador e ilustrador conocido a nivel internacional por su excéntrica sensibilidad para los collages, que suelen presentar cabezas en cuerpos anatómicamente incorrectos o directamente sin ningún cuerpo. Sus trabajos suelen ser brillantes, bonitos e inquietantes al mismo tiempo. Sus ilustraciones para el Theatre Project no contienen cabezas de por sí, pero tienen imágenes inolvidables que reflejan el contenido de cada actuación.

Desde 2003, Plunkert ha estado diseñando una serie de entre cuatro y seis pósteres cada año para el Theatre Project de Baltimore. «Cada año se ponen en contacto conmigo para que les haga un set de pósteres. Nos sentamos y decidimos qué actuaciones necesitan pósteres. Para ello, nos basamos en cuáles son los espectáculos que necesitan promoción y cuáles son los que ofrecen el contenido más interesante para un póster. No obstante, el primero es el parámetro más importante», comenta.

Las imágenes se usan en los programas y en Internet, y también se imprimen en pósteres de unos 35 × 58 cm que están colgados en la calle. «Por lo general, intento mantener la espontaneidad del boceto en miniatura. También intento reflejar el contenido de la actuación y si es un drama, una comedia, un baile, etc. En el caso de Senses, cuatro sentidos humanos se representan como partes de una cara. Las piernas y los pies se usan para representar el tacto, ya que es un espectáculo de baile —comenta Plunkert—. La imagen en Homebodies es más directa. Es una reelaboración del elemento principal en la obra: un «artbox» con el que los actores interaccionan».

Para ahorrar costes de impresión, los pósteres se imprimen en dos colores. «Normalmente elijo los colores basándome en lo que no he hecho en los años anteriores —comenta—. Los colores importan menos conceptualmente en las actuaciones individuales que en las series de pósteres, puesto que estas últimas tienen que ser visualmente coherentes entre sí. También he estado creando pósteres con una tinta común. En el caso de los pósteres de esta temporada, la placa dorada es la misma para los cuatro pósteres y solo la negra es distinta».

Las tiradas de impresión están limitadas entre 200 y 250, y están impresas en French Paper. De hecho, French Paper hizo recientemente un folleto que incluía 36 de los pósteres de varias temporadas.

Zoran Pungercar, Look Back and Laugh

Liubliana, Eslovenia

A esta pequeña editorial de Eslovenia le gusta reírse de sí misma (solo tienes que mirar su URL, que es demasiado larga como para ponerla aquí). Pero se toma la impresión muy en serio. Al director creativo, Zoran Pungercar, le gusta experimentar con imágenes, tipos y elementos gráficos en todo lo que publica.

«Este libro trata sobre la exploración que implica transformar elementos gráficos, fotografías e imágenes y traducirlos a un formato de libro de arte. Se yuxtapone con sórdidas frases seductoras y está impreso en papel de periódico muy fino, que combina bien con citas baratas y líneas baratas», dice.

«Estaba buscando frases positivas en Internet, de esas que la gente (o las madres) suele compartir en Facebook. Normalmente se trata de letras en negrita sobre imágenes de puestas de sol, naturaleza y otros contenidos visuales positivos y motivadores. Combiné estas frases con mis dibujos abstractos y collages para ver qué pasaría si sacas dos ideas completamente diferentes fuera de contexto —explica—. ¿Se tomarán estos textos más en serio por la imagen que los acompaña o los dibujos se verán totalmente ridículos porque están combinados con estos textos?».

«Esta es una publicación muy sencilla que consta solo de cuadrículas y letra A distorsionada. Es una burla al mundo de los manuales de diseño gráfico, tan serios y clásicos, y codiciados casi como objetos de culto por los diseñadores. Al mismo tiempo, estos manuales dictan cómo percibimos el diseño gráfico y solo muestran una forma de llegar a una solución, y todo lo demás está prohibido o es inútil».

You may also like