Invitaciones de boda hechas por ti: ¿por dónde empezar?

by

Hoy vamos a hablar de las invitaciones de boda hechas por uno mismo. Intentaremos responder a todas esas preguntas que se os vienen a la cabeza cuando os ponéis a pensar en las invitaciones. Son preguntas tipo:

  • ¿Cómo puedo impresionar a los invitados con una invitación de boda original?
  • ¿Cómo creo las invitaciones sin gastarme demasiado?
  • ¿Qué papel elijo a la hora de imprimirlas?
  • ¿Qué hay que escribir en una invitación de boda?
  • ¿Cuándo debo enviarlas? ¿Cómo?

Aquí vais a encontrar muchas respuestas y ejemplos de invitaciones de boda realmente originales con las que podéis inspiraros.

El ADN de las invitaciones de boda originales

Seguro que habréis recibido decenas de invitaciones de boda, pero ¿cuántas de ellas recordáis? Puede que no muchas. Esto sucede porque, entre las miles de cosas que hay que pensar al organizar una boda, las invitaciones suelen ser algo que se despacha con demasiada prisa. ¿El resultado? No tienen personalidad y no son originales. Si no queréis que vuestras invitaciones acaben en el olvido, tenéis que centraros en lo siguiente: el hilo conductor de la celebración y el tono que queráis darle al evento. No perdáis de vista tampoco el lugar de la celebración, las instalaciones y el decorado. ¿Listo? Las invitaciones deben ir en la misma línea que todo esto. Luego, por supuesto, habrá que añadirles un toque personal.

Aquí os mostramos algunos ejemplos de invitaciones que reflejan lo que nosotros entendemos por «invitaciones de boda originales».

¿Una boda en la playa? Mirad cómo se puede personalizar hasta el detalle más microscópico de las invitaciones para hacer que los invitados sientan toda la inmensidad del mar.

Fuente: Pinterest. Link: https://www.pinterest.it/pin/9359111714606915/

Si tenéis pensado que vuestra boda sea una celebración informal, podéis transmitir este espíritu a los invitados con unas invitaciones alegres y divertidas.

Fuente: Pinterest. Link: https://www.pinterest.it/pin/400679698075821999/
Fuente: Pinterest. Link: https://www.pinterest.it/pin/397724210847577540/

¿Sois unos trotamundos incansables? Celebrad el gran viaje de pareja en el que os vais a embarcar con una invitación con forma de pasaporte o billete de avión.

Fuente: Pinterest. Link: https://www.pinterest.it/pin/813110907718145498/
Fuente: Pinterest. Link: https://www.pinterest.it/pin/8936899232095749/

¿Habéis elegido una villa rodeada por la naturaleza para el evento? ¿Os apasionan los jardines y las plantas? Pues apostad por una invitación de temática naturalista. Podéis incluir vuestra flor favorita o la decoración floral que hayas elegido para el evento. Incluso si tenéis buena mano, podéis pintar la flor en la invitación. Si pintar no es lo vuestro, siempre podéis coger una flor seca y pegarla. Aquí os dejamos algunas inspiraciones bastante bucólicas.

Fuente: Pinterest. Link: https://www.pinterest.it/pin/338755203194603881/
Fuente: Pinterest. Link: https://www.pinterest.it/pin/697283954796324137/

Aquí os dejamos una idea simpática para los cinéfilos o para los que queréis que el día de vuestra boda se parezca a una película de Hollywood: podéis convertir la invitación en una entrada de cine con sabor retro. ¿La película? Vuestra historia de amor, ¡vaya pregunta!

Fuente: Pinterest. Link: https://www.pinterest.it/pin/354799276887607930/

Herramientas para crear invitaciones de boda a coste cero

Como hemos visto, para crear una invitación original hacen falta creatividad y personalidad. Eso sí, también hace falta saber con qué herramientas contamos para poder hacerlo. En este punto, nos encontramos ante una encrucijada: ¿diseño manual o digital?

  • Diseño manual. Funcionan si queréis darle un toque cálido a la invitación y si tenéis buena mano. No son buena opción si tenéis muchos invitados (hay que tener en cuenta que la organización de toda la boda requerirá bastante esfuerzo).
  • Diseño digital. Funcionan muy bien si queréis crear invitaciones más formales o si queréis apostar por un diseño que cause un gran impacto. El diseño digital también es ideal si lo que buscáis es ahorrar tiempo y dinero.

Si habéis optado por la segunda opción –es la que os recomendamos–, aquí os dejamos dos herramientas que podéis usar para crear vuestras invitaciones de boda online:

  • Esta herramienta tiene una sección específica para crear invitaciones de boda. Os esperan cientos de diseños para que los personalicéis con fotos (las vuestras), ilustraciones, filtros y textos.
  • Es una herramienta de diseño gráfico muy similar a Canva. También cuenta con una sección dedicada a las invitaciones de boda con plantillas personalizables.

En tan solo unos pocos clics, habréis creado unas invitaciones de boda baratas y personalizadas. Una vez listas, tendréis que añadir un texto. Este se puede escribir a mano –más personal y elegante, pero solo si tenéis buena caligrafía– o de forma digital. Si elegís esto último: ¿qué fuente utilizamos? Nosotros recomendamos una fuente que se lea con facilidad (cuidado con los estilos caligráficos, algunos cuesta descifrarlos) y de un tamaño que sea a prueba de miopes. Si buscáis un efecto más clásico, podéis apostar por una fuente con remates. Si queréis algo más moderno, elegid una fuente sans serif. Os dejamos algunos consejos básicos sobre la elección de la fuente:

  • No combines más de dos fuentes distintas.
  • Puedes mezclar una sans serif con una serif (o con una fuente caligráfica legible).
  • Si queréis ir sobre seguro, utilizad fuentes con distintos grados de solidez, pero que pertenezcan a la misma familia tipográfica.

Y si la combinación de fuentes no es lo vuestro, podéis usar Fontjoy.

Vale, todo claro, pero ¿qué hay que poner en las invitaciones?

Invitaciones de boda: ¿qué debo escribir?

Antes que nada, aseguraos de que las invitaciones cumplan con su función principal, que es la informativa. Esto es lo que no puede faltar: fecha, hora y lugar de la ceremonia, y fecha y lugar de la recepción y del banquete. También podéis añadir un mapa, consejos para llegar al lugar o información sobre transportes. Por último, no os olvidéis de pedir confirmación de asistencia.

Un consejo: si hay invitados que van a asistir solo a la ceremonia, pero no a la celebración posterior, os recomendamos que hagáis dos invitaciones distintas: normalmente, la invitación a la ceremonia suele hacerse en un formato más grande que el de la celebración. De esta forma, no corréis el riesgo de que haya confusiones.

Podéis añadir un par de líneas escritas de vuestro puño y letra a la información práctica. Sabemos que en estas circunstancias es difícil encontrar las palabras adecuadas. Por eso, os aconsejamos que seáis simples y espontáneos. Es mucho mejor una frase sencilla que cualquier aforismo sobre el amor o alguna letra de una canción triste, aunque no cause un gran impacto. ¿Un ejemplo? «Nos gustaría compartir este día contigo». Sí, no será muy original, pero es verdad.

Un último consejo en cuanto al texto: pedidle a vuestros amigos o familiares (pero ¡solo a los que invitéis!) que repasen lo que habéis escrito. Muchos ojos son mejores que dos a la hora de encontrar errores tipográficos.

Ahora solo queda decidir cómo presentarles las invitaciones a vuestros invitados.

¿En papel o digitales? ¿Qué papel elijo?

Podéis llamarlo deformación profesional, pero a nosotros nos gustan las invitaciones de boda impresas en papel. En este aspecto, somos muy tradicionales. Nos gusta la idea de que se pueda guardar la invitación en un cajón y no en una memoria digital.

Entonces, ¿qué papel elegimos para imprimir? Lo primero que tenéis que tener en cuenta es el gramaje. El papel de la invitación no debe ser demasiado fino porque se puede romper o doblar. Nosotros os recomendamos un papel de 170 gramos.

A continuación, debéis elegir el tipo de papel y es aquí donde se abre un mundo de posibilidades:

  • Si buscáis un efecto clásico y elegante, apostad por un papel especial, como un papel nacarado, un papel verjurado o un papel estucado brillante o mate.
  • ¿Queréis darle a la ceremonia un toque ecologista? Podéis imprimir las invitaciones en papel reciclado y hacer que vuestra invitación transmita un mensaje sostenible.
  • Si lo que queréis es impresionar a vuestros invitados con algo inusual, elegid un papel «plantable»: se convertirá en un pequeño regalo para vuestros invitados. ¿No conocéis este papel? Aquí os explicamos de que se trata. (Enlace al artículo sobre el papel plantable)

¿Y la impresión? Bueno, de eso nos ocupamos nosotros. Podéis encargarla online de forma muy cómoda. Y, si es necesario, también podemos guiaros en la elección del papel más indicado para vuestras invitaciones.

¿Cómo y cuando envío las invitaciones de boda?

Las bodas tienen sus rituales y sus tradiciones, sí, pero podemos dejarlos a un lado si esto sirve para hacer que el evento esté hecho a vuestra medida. También hay reglas para la entrega de las invitaciones, pero sois libres de seguirlas o de tomároslo con un poco más de flexibilidad.

La tradición nos dice que las invitaciones –impresas en papel– se deben enviar por correo o entregarse a mano. Nosotros añadimos lo siguiente: podemos hacer la vista gorda con las invitaciones que tienen mucho camino que recorrer. En dicho caso, podemos hacer una excepción y disfrutar de las comodidades de lo digital.

¿Cuándo se envían las invitaciones? Los más rigurosos os dirán: «Dos meses antes de la fecha de la boda». Se trata de una cantidad de tiempo bastante razonable para que los invitados se organicen y no es demasiado pronto para que sepan con seguridad si van a poder asistir o no. ¿Y para los que viven en el extranjero? Informadlos en cuanto tengáis una fecha oficial (sirve también una comunicación informal, es solo para que los invitados puedan reservar los vuelos a un precio razonable). Luego, enviadles las invitaciones dos meses antes del evento.

Por último, si queréis tener un buen detalle con los invitados, podéis mandarles una nota de agradecimiento unos días después de la boda. Pero esa ya es otra historia y, en el caso de que también queráis encargaros de eso, ya tenéis unos cuantos consejos que os pueden ser de utilidad.

You may also like