La revista Italia Publishers lanzó un desafío a Pixartprinting

by

El mes pasado abrimos las puertas a Italia Publishers, la revista del sector de la impresión digital y el packaging. Italia Publishers, que ha sido la primera publicación en entrar en producción, lanzó un «desafío al Web-to-Pack» para poder palpar la calidad de Catalyst, nuestra nueva e innovadora línea de producción para artículos de cartón fino. Nos pusieron a prueba pidiéndonos que imprimiésemos un producto que mostrase todo su potencial, escogiendo las opciones y los acabados más difíciles. Pixartprinting aceptó con mucho gusto. Este es el resultado.

Los packagings creados para Italia Publishers toman el control de la redacción; a la derecha, el personaje al que hemos bautizado como Herbert y, a sus pies, el Muestrario Packaging de Pixartprinting (en venta en el sitio web), fundamental para palpar las distintas opciones de acabados exclusivos ofrecidos por Pixartprinting.

Herbert nació en un frío día de febrero e inmediatamente se puso unos pantalones rojos y un suave suéter de lunares dorados y azules. Es un tipo bastante original, hasta presume de un tupé dorado a lo Donald Trump. Pero ¿quién es Herbert? Es uno de los nueve packagings objeto del «desafío al Web-to-Pack» que Italia Publishers lanzó el pasado mes de febrero a Pixartprinting después de que el líder europeo del Web-to-Print instalara, hace ya un año, una innovadora línea de producción destinada a la fabricación de artículos de cartón fino. Una combinación inédita de tecnologías para dar vida a un departamento capaz de desarrollar microtiradas (a partir de 25 unidades) con más de 300 combinaciones de productos y opciones de entrega en plazos a partir de 48 horas. Números que rozan lo increíble, sobre todo teniendo en cuenta las opciones de plastificados y acabados exclusivos, que no alargan los plazos de entrega previstos. «¡Demasiado bueno para ser verdad!», nos dijimos. Estas son las tres realidades: la digitalización de los procesos de producción de packaging está en sus albores; el potencial ofrecido por el Web-to-Pack está todavía por descubrir; y nosotros —Italia Publishers— estamos acostumbrados a palpar antes de juzgar. Por ello, decidimos desafiar a Pixartprinting creando un pedido y pidiéndoles que nos dejasen estar presentes en todas las fases de su producción, además de dialogar con todos los trabajadores involucrados y de sacar fotografías con total libertad en el departamento. Esto es lo que pasó.

EL ÚNICO LÍMITE ES LA IMAGINACIÓN (?)

El medio digital ofrece infinitas posibilidades, dicen los expertos. Y lo decimos a menudo también nosotros. Por ello, decidimos lanzar nuestro desafío a partir de un proyecto creativo complejo, que combinase casi todas las opciones disponibles online. Tiradas reducidas, distintos tamaños y diseños, además de acabados exclusivos. Los packagings del desafío son una combinación de nueve diseños y tres formatos diferentes. Y, para todos ellos, queríamos los mejores acabados exclusivos que Pixartprinting ofrece a sus clientes: plastificado de tacto suave Soft Touch, barniz 3D y laminado metalizado.

¡A POR EL PEDIDO!

Tras la ideación y el diseño gráfico de Herbert y sus amigos, entramos en el meollo de nuestro desafío. Preparamos los nueve archivos que se enviarán a imprimir (un archivo por cada modelo), adaptando nuestros diseños a las plantillas descargadas del sitio web de Pixartprinting. Después, volvemos a la web para hacer el pedido completo: aquí confirmamos el tipo de caja, las dimensiones, el tipo de plastificado y de acabados exclusivos, la cantidad y los plazos de entrega. Como es habitual en Pixartprinting, el sistema nos propone descargar un detallado documento de instrucciones, que consultamos para asegurarnos de que nuestros archivos estén efectivamente bien.

ESTÁ BIEN LA AUTOMATIZACIÓN, PERO LA MANO HUMANA SIGUE CONTANDO

Una vez confirmado el pedido, nuestros PDF llegan a la oficina de preimpresión. También nosotros, naturalmente, salimos al alba de Milán y llegamos a la sede de Quarto d’Altino (VE) equipados con todo tipo de herramientas para documentar cada detalle de la producción de Herbert y sus amigos. Aquí, el pedido creado online se transforma en una ficha en el programa de gestión corporativo, que conecta transversalmente a toda la empresa. La información clave sobre cada pedido se sintetiza mediante iconos, mientras que el color indica la prioridad, que naturalmente depende de la fecha de entrega escogida por el cliente. Si surge un problema por algún error en el archivo cargado, el técnico de preimpresión evalúa el contratiempo y decide si contactar con el usuario por correo electrónico o enviar un aviso al Servicio de Atención al Cliente para que este se ponga en contacto con el cliente. «El Servicio de Atención al Cliente está aquí en la sede —nos explica Patrizia Baggio, responsable de Comunicación de Pixartprinting— y está formado por 80 personas, capaces de responder en 6 idiomas diferentes. De estas personas, aquellas encargadas de gestionar los problemas más complejos reciben formación en preimpresión». La eficiencia del flujo de trabajo es un concepto clave entre estas paredes, pero, en el caso del packaging, ha sido necesario hacer alguna excepción con la automatización. El control y la preparación de cada uno de los archivos se ponen en manos de expertos en preimpresión. Una vez elaborados, para que sean completamente compatibles con todos los pasos de trabajo posteriores, nuestros archivos están listos para imprimir.

ENTRE LAS DECISIONES DE ESTILO Y LAS FUNCIONES PERSONALIZADAS

Llegar a Catalyst —el alias elegido por Pixartprinting para su línea de packaging— es una oportunidad para dar un agradable paseo por el contenido tecnológico avanzado de los demás departamentos de la empresa. La producción comienza por la impresión digital, de la que se encarga HP Indigo 30000. Lorenzo, jefe de departamento con 8 años de antigüedad en la empresa, nos explica: «El motor HP es muy estable para la impresión del packaging. Siempre usamos la imprimación para una perfecta adhesión al material y la opción One Shot para evitar problemas de impresiones fuera de registro». Tras algunas impresiones automáticas de control, comienza la producción. Nuestro Herbert hace acto de presencia ante los espectadores, colocados a lo largo de la cadena de producción y, en pocos minutos, la tirada está completada. Cierto: así de plano, todavía no muestra lo mejor de sí mismo, pero muy pronto nuestro amigo tomará forma. Una vez finalizada la impresión, es el momento de una operación de vestuario doble: primero, el plastificado de tacto suave Soft Touch; luego, el acabado exclusivo digital con Scodix Ultra Pro. Con respecto a la elección del estilo, a nuestro amigo se le aplica una capa de barniz en relieve sectorizado y un laminado metalizado dorado. Vittorio nos explica: «Trabajamos a un ritmo de 200 y 300 hojas/hora. La única operación manual que debemos realizar —aparte de la carga de las hojas, el cambio del formato y el mantenimiento— es la sustitución de la bobina del laminado. La máquina no distingue entre dorado o plateado, por lo que, según el pedido, intervenimos nosotros. Para el resto, ni siquiera abrimos el archivo. Con la investigación y el desarrollo de Scodix, hemos implementado un sistema por el que toda la información sobre el trabajo se extrapola desde un código de barras, presente en las hojas impresas». Herbert luce ahora su encantador suéter con lunares en relieve y su tupé dorado le ilumina la cara.

Nuestros embalajes ya troquelados y amontonados en varias pilas. La información almacenada permite a todos los departamentos conocer los avances del pedido, así como acceder a información relevante sobre su producción.

CORTE A MEDIDA, PERO CON TECNOLOGÍA ANALÓGICA

Unos pocos metros más y llegamos al corte. La troqueladora rotativa elegida por Pixartprinting para el packaging es una Bograma BSR 550 Servo Rotary, y su presencia aquí tiene su razón de ser. El departamento de Investigación e Innovación de Pixartprinting, en busca del equilibrio óptimo entre calidad y eficiencia, optó por una línea híbrida, en la que a la impresión y a los acabados exclusivos digitales les sigue un sistema de troquelado analógico. Con respecto a soluciones digitales más innovadoras, Pixartprinting eligió Bograma por ser más acorde con sus necesidades. Según nos explica Alberto, la máquina ha sido personalizada en algunos aspectos: por ejemplo, se le ha añadido un sistema que identifica el cambio de trabajo y la necesidad de cambiar el troquel. En comunicación con la máquina, esto ralentiza o detiene el proceso. Tras el troquelado, Herbet ya no forma parte de una producción múltiple en una hoja de cartón extendida. Ahora tiene una forma claramente distinguible y está amontonado en unidades individuales, listo para una última fase de producción. También es analógica, inevitablemente, la plegadora-encoladora KAMA Flexfold 52i. El empleado Mattia nos recuerda a un preset de trabajo. La máquina, gracias a una serie de servomotores, se adapta perfectamente a las dimensiones y al diseño de Herbert. Sin casi ninguna intervención humana, cientos de Herberts pasan ante nuestros ojos a toda velocidad por los distintos mecanismos que —depositando pegamento, plegando solapas y aplicando presión en los puntos de encolado— transforman hojas recortadas en cajas terminadas. Herbert adquiere al fin la tercera dimensión. Se muestra en todo su esplendor al final de la línea Catalyst, desconocedor del largo viaje que le espera.

LOS PACKAGINGS LISTOS PARA LA EMPRESA DE TRANSPORTE: ENTREGA EN 48 HORAS

Nuestros packagings —plegados, prensados y armados— ya pueden dirigirse al departamento encargado de los envíos. Es aquí donde el código de barras, que ha acompañado a nuestras cajas en todas las fases de la producción, se transforma en indicaciones para los trabajadores de logística. Ahí dentro estamos nosotros, nuestras peticiones, y la dirección que elegimos para la entrega. Da un poco de pena pensar en nuestros Herbert encerrados en una caja, pero confiamos en verlos pronto. Son las 11:30. En cuestión de unos 50 minutos, los trabajadores de Pixartprinting —a pesar del ritmo incesante de nuestras preguntas— han terminado sin problemas la realización de uno de nuestros packagings. Le hemos cogido el gusto y estamos deseando asistir a la producción de los otros ocho. Pero no hemos contado con una cosa: Pixartprinting puso a Herbert en espera, mediante un procedimiento especial, para permitirnos asistir a su «nacimiento». En cambio, los otros ocho siguieron el ritmo natural de cada pedido. Producidos a primera hora de la mañana, han sido armados y enviados a la empresa de transporte desde hace ya varias horas. Debemos admitirlo: durante nuestra visita, hemos tenido la sensación de que Pixartprinting, a pesar de su indiscutible liderazgo, es una empresa que nunca ha dejado de desafiarse a sí misma, tratando constantemente de mejorar. Puede que haya sido precisamente por esto por lo que aceptó nuestro desafío con un entusiasmo sorprendente. Ahora sabemos que una cosa es segura: desde hoy, Web-to-Pack rima con «realidad».

 

You may also like