Crear mapas mentales. Programas de software y ejemplos para dibujarlos

by

Mapas mentales para navegar por las ideas

Imagina que estás en una ciudad desconocida. Quieres ir a la catedral, pero no sabes cómo llegar. ¿Qué haces? Consultas un mapa que te indica el camino que debes seguir y enseguida sientes que dominas la ciudad.

Nuestro pensamiento también se puede trasladar a un mapa y se pueden trazar y seguir caminos. El mapa mental es una herramienta eficaz para aclarar conceptos —incluso los más complejos—, estudiarlos, encontrar soluciones y tener nuevas ideas. Aquí, en este artículo, te explicamos cómo crear mapas mentales que respetan los principios de Tony Buzan. Para ello, revisaremos algunos ejemplos de mapas mentales y además echaremos un vistazo a los programas de software para diseñarlos, útiles si no te llevas demasiado bien con los lápices y rotuladores.

¿Qué es un mapa mental?

Los mapas mentales son representaciones gráficas de las rutas que nuestro cerebro sigue en el momento en el que elabora un pensamiento. La técnica del «mind mapping» se basa en un concepto muy básico: la mente humana asocia ideas de forma no lineal, elabora información de forma creativa, intuitiva y figurada. Un mapa con una estructura radial, creado por asociación de ideas, es la representación más fiel de cómo funciona el cerebro humano.

No podemos hablar de mapas mentales sin mencionar a Tony Buzan, el psicólogo cognitivo que los inventó en los años 60. ¿Cómo los descubrió? Todo surgió a raíz de una reflexión sobre una página de apuntes tomados de su puño y letra. Tony se dio cuenta de que, a nivel visual, los apuntes eran aburridos y monótonos. Partiendo de la suposición de que las cosas aburridas se olvidan fácilmente, llegó a la conclusión de que «no se puede ser creativo con apuntes aburridos» y de que, como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras. Así que hizo lo siguiente con sus apuntes:

  • Subrayó solo las palabras clave (eran más o menos el 10 % de todo el texto);
  • Transformó algunos conceptos en imágenes y los relacionó entre sí mediante ramas;
  • En cada rama, escribió una palabra que servía de estímulo para la mente;
  • Añadió colores a la representación, porque los colores activan el cerebro.

Así fue como nació el primer mapa mental de Tony Buzan.

 

¿Cómo se usan los mapas mentales?

Los mapas mentales ayudan a explorar conceptos incluso muy complejos y devuelven una visión de conjunto que estimula el cerebro para la elaboración de ideas. Son útiles para estimular el pensamiento creativo, transmitir un concepto, encontrar soluciones, estudiar y memorizar. Los mapas mentales se pueden usar para:

  • Estructurar un discurso;
  • Crear el organigrama de una empresa;
  • Estudiar una estrategia de negocio;
  • Resumir información;
  • Tomar notas;
  • Organizar un evento;
  • Resolver problemas y encontrar soluciones.

La estructura abierta del mapa estimula la mente para que no se detenga, para que siempre encuentre nuevas asociaciones de ideas. Por ese motivo, son una herramienta imprescindible en los trabajos creativos.

Mapas mentales y mapas conceptuales: ¿son lo mismo?

No, no lo son. Como hemos visto, los mapas mentales estimulan la creatividad; utilizan imágenes y colores, pues su objetivo es el impacto visual. Su misión es simplificar lo que es difícil y que se pueda consultar toda la información de manera inmediata. Estructuran las ideas por orden de importancia en un diagrama radial y abierto. Son únicos y, por ello, memorables.

Por su parte, los mapas conceptuales apelan a la parte racional de nuestro cerebro, el hemisferio izquierdo. Tienen una estructura en forma de cuadrícula y también pueden tener muchas subdivisiones, por lo que su lectura no es inmediata. A nivel visual son muy similares entre sí y, por ello, más difíciles de recordar.

Mapas mentales. Ejemplos en los que inspirarse

Ya lo hemos dicho: las imágenes valen más que mil palabras. Por lo tanto, antes de explicarte cómo crear el tuyo, hemos buscado mapas mentales en Internet y queremos mostrarte algunos. Así podrás ver con tus propios ojos que se pueden usar para prácticamente cualquier cosa.

Hay quienes los usan para ilustrar de manera creativa su CV. Este es el mapa mental realizado por Tony Buzan —mucho más memorable que el modelo de currículum europeo, ¿no te parece?

 

CV TONY BUZAN. Créditos a https://www.tonybuzan.com/about

Hay quienes los usan para expresar un concepto abstracto muy difícil de explicar, como el de la solidaridad.

Mappa mentale solidarietà
MAPA MENTAL SOBRE LA SOLIDARIDAD

Hay quienes los usan para investigar todas las herramientas de análisis en nuestro poder.

MAPA MENTAL DE INSTRUMENTOS DE ANÁLISIS. Créditos: página de Wikipedia

Y, por último, hay quienes los usan para ilustrar cómo trabajar en una estrategia de marketing de contenidos eficaz.

MAPA MENTAL DE ESTRATEGIA DE MARKETING DE CONTENIDOS

Como puedes ver, aquí quien manda es la creatividad; pero, para crear un mapa mental no se puede ir a ciegas, así que Tony Buzan creó unas reglas que vamos a ver a continuación.

Cómo crear mapas mentales

Papel y rotuladores de colores. No hace falta nada más. Un mapa mental utiliza imágenes, colores y diferentes grosores de línea para crear relaciones entre los distintos elementos. El concepto clave está en el centro de la hoja y, a partir de ahí, parten las ramas que conducen a los conceptos finales.

Dicho así, parece sencillo, pero Tony Buzan tardó unos treinta años en inventarlo. A nosotros nos bastan solo unos minutos para dibujar un mapa mental a mano. Así es cómo se hace:

  • Coge una hoja y ponla en horizontal.
  • Dibuja en el centro la idea principal que quieres desarrollar, la imagen debe ser grande y bien visible.
  • Concéntrate en ese concepto y dibuja desde el centro una rama para cada idea generada. Cada rama debe tener encima una sola palabra clave.
  • A partir de cada concepto nuevo pueden generarse, a su vez, subramas que llevan a nuevas ideas. Las ramas se irán haciendo cada vez más finas a medida que el mapa se amplía y las ideas se alejan del centro.

Cómo utilizar colores, dibujos y palabras clave:

  • Ilustra solo los conceptos clave para ayudar al cerebro a memorizarlos mejor.
  • Las palabras clave escritas en las ramas deben ser cortas.
  • Los colores ayudan al cerebro a distinguir y memorizar las distintas partes del diagrama; por ello, es importante usar diferentes colores para cada zona del mapa.

No necesitas tener la mano de un gran artista para dibujar un mapa mental. De hecho, los dibujos pueden ser incluso iconos sencillos. Aunque sí que es verdad que una imagen bonita llama más la atención que una fea y, por ello, se memoriza más fácilmente. Así que, si dibujar no es tu fuerte, aquí tienes una solución…

Mapas mentales. Programas de software para crealos

Sí, Tony Buzan recomienda dibujar a mano los mapas mentales, porque la fase del dibujo es un momento importante para pensar y tener nuevas ideas. Pero también existen programas de software para crear mapas mentales con resultados bastante coherentes con la estructuración indicada por Buzan. Aquí presentamos algunos.

El primero que recomendamos es iMindMap. De este software nos fiamos, porque recibió la aceptación de Tony Buzan. Chris Griffiths, fundador y primer ejecutivo de iMindMap, descubrió el «mind mapping» a principios de los 90 y, desde aquel momento, ha tratado de combinar la naturaleza creativa de los mapas diseñados a mano con la tecnología. En colaboración con Tony Buzan nació iMindMap, que permite crear y personalizar mapas mentales. Con respecto al dibujo a mano, el software ofrece algunas ventajas extra: al mapa se le pueden añadir notas, enlaces, archivos de audio y archivos adjuntos; se puede actualizar y modificar como y cuando se quiera, añadiendo o quitando ramas, imágenes y archivos o transformando una rama en un mapa nuevo. Además, se puede compartir con el equipo de trabajo, de manera que todos verán la evolución de los trabajos y podrán aportarles modificaciones.

MindMeister también es un software que permite crear mapas mentales para hacer acopio de ideas, tomar apuntes, planificar proyectos y otras actividades creativas. Es muy sencillo de usar y permite personalizar los mapas mediante diferentes diseños, colores, estilos y fondos, además de permitir añadir enlaces y vídeos. Los mapas se pueden compartir con el equipo de trabajo para solicitar sugerencias y modificaciones. También se pueden exportar y transformar en una presentación. MindMeister es compatible con Windows, Mac OS y Linux.

Con SpiderScribe puedes crear mapas mentales y personalizarlos con imágenes, textos, vídeos, eventos del calendario y lugares geográficos. En este software también encontrarás una opción que te permite dibujar de tu puño y letra algunas partes de los mapas. Puedes solicitar la colaboración de tu equipo para crearlos y decidir si hacerlos públicos.

Con Mindomo puedes crear mapas mentales y mapas conceptuales partiendo de un diseño personalizable con imágenes, vídeos o audios. Se pueden supervisar todas las modificaciones aportadas al mapa: temas añadidos, nuevos enlaces, imágenes y vídeos cargados. De Mindomo valoramos la sofisticación gráfica y la posibilidad de exportar los mapas en muchos formatos diferentes (.pdf, .rtf, .pptx, .txt, .opml, .mpx, .html, .zip, .png.) ¿Qué nos gusta menos? La versión gratuita del software permite guardar solo 3 mapas. También conviene tener presente que la versión de pago es bastante compleja de usar y, por ello, no la recomendamos a principiantes.

Con ConceptDraw puedes dibujar cualquier cosa: desde sencillos diagramas de flujo hasta mapas mentales incluso muy complejos, a los cuales les puedes añadir imágenes, notas o enlaces. Este programa también incluye la posibilidad de que puedan colaborar varias personas en la creación de tus mapas, los cuales también se pueden transformar en presentaciones de PowerPoint.

XMind es solo para Mac. Con esta herramienta puedes dibujar mapas mentales, así como organigramas, diagramas de árbol, diagramas lógicos, etc. ¿El punto fuerte de XMind? La sofisticación del diseño. Dispones de una galería de más de 100 imágenes predefinidas y una gran variedad de modelos listos para personalizar.

Ahora, elegir entre lápiz y teclado es cosa tuya. Sea como sea, con un mapa mental ante ti navegarás mejor por tus pensamientos y se te abrirán caminos inexplorados. ¡Al menos esto es lo que te deseamos!

You may also like