Encontrar el camino: diseño de mapas funcionales

by

El diseño gráfico consiste en resolver problemas y hacer que las cosas sean funcionales y fáciles de comprender. Y los materiales de señalización, como carteles y mapas, no son una excepción: de hecho, son la norma. Si la información es incorrecta o se entiende mal, puede haber consecuencias fatales. Pero no todos los mapas son cuestión de vida o muerte. Algunos pueden ser muy divertidos y, a la vez, proporcionar información real, como mapas para parques, patios de recreo, museos y más.

Una empresa que sabe cómo añadir un toque divertido a la creación de mapas es Visual Maps, con sede en Copenhague, Dinamarca. Han diseñado mapas llenos de colores y detalles para parques de todo el mundo durante los últimos 20 años. «Todo empezó con la ilustración para un paquete de LEGO DUPLO que hice, que fue descubierto en Legoland. Después de eso, me encargaron los mapas de sus parques», explica el fundador y director creativo Mads Berg. Desde entonces, han diseñado todos los parques Legoland del mundo y se han especializado en mapas de parques.

Aquí van cinco consejos para crear buenos diseños de mapas:

  1. Combina realidad con ficción para mayor énfasis

Diseñar mapas de señalización para parques no es tan científico como ilustrativo. Cierto, tienes que ayudar a los visitantes a saber cómo moverse por el parque, pero es mucho más relajado y divertido que el mapa de una ciudad. «Hay una mezcla de realidad y fantasía en cada diseño. Google ya se encarga de la parte realista y ahí no tiene rival. A nosotros nos encanta la parte de fantasía», comenta. Por supuesto, hacen esto sin olvidar el propósito de la señalización.

  1. Visita el parque para entrar en perspectiva

Aunque Google Maps es un recurso estupendo, Berg siempre comienza sus proyectos visitando el parque en sí: «No solo para ver las instalaciones, sino también para experimentar el parque como visitante, conocer los puntos de navegación y comprender el punto de vista desde la primera persona». Toma nota de las mayores atracciones y de su popularidad. Estos suelen ser puntos de interés que atraen a los visitantes al parque en primer lugar, así que sácales partido en tu diseño haciéndolos destacar.

  1. Haz bocetos

Cuando vuelve al estudio, hace un boceto a lápiz para obtener el punto de vista correcto y definir la composición. «Luego hacemos un mapa de disposición digital, en el que tenemos en cuenta todas las alturas y los volúmenes de las instalaciones/atracciones/edificios de manera individual y lo diseñamos todo», explica Berg. Y añade «Sigue siendo un buen desafío desenredar los caminos y distribuirlo todo, manteniendo los caminos correctos y, a la vez, centrándose en las características individuales y exagerándolas». El mayor desafío está en capturar todos los puntos de referencia y los detalles en miniatura y, a la vez, hacer que sigan siendo fácilmente identificables, así como capturar la topografía. En un zoo, por ejemplo, los distintos animales necesitan diferentes hábitats, como agua o vegetación, por lo que hay que asegurarse de representarlos visualmente de la manera pertinente.

  1. Usa el color como un diferenciador

El color es un factor fundamental en el diseño de mapas, no solo para representar los auténticos puntos de interés, sino también para usarlos como identificadores. Por ejemplo, usa un color clave para identificar elementos como restaurantes, tiendas de regalos, aseos, salidas, etc. para tener una referencia rápida. Berg dice de sus mapas que «cada parque tiene sus propios colores y su atmósfera». Asegúrate de aprovechar esto como parte de la estrategia general de la marca.

  1. Haz que sea realista y divertido

Berg admite que le gusta equilibrar los requisitos realistas de precisión y señalización con el aspecto estético exagerando los detalles y colores para crear intriga y belleza. «Me gustan sobre todo los parques de atracciones de los Jardines del Tivoli y Liseberg por su perfecto equilibrio entre estética y servicio a la navegación. Ambos reúnen las cualidades de un póster y de una buena guía». Usa iconos y botones para ayudar a identificar y localizar los puntos de interés. Puede ser frustrante para el visitante si el mapa muestra una cosa pero en realidad se refiere a algo completamente diferente.

Estos consejos se pueden adaptar a cualquier tipo de proyecto de mapas: lo importante es que te asegures de captar las fantásticas cualidades que atraen a los visitantes a ese lugar y de ayudarles a moverse por el parque, museo, colegio o ciudad de forma segura. 

You may also like