Cuando un problema de naming se convierte en tu mejor aliado

by

De cara a los usuarios es difícil recordar si el nombre de marca es MailKimp, NailChimp, JailBlimp, Mail Shrimp, KalelLimp… Estos errores de pronunciación que dan lugar a curiosos juegos de palabras son los que protagonizan la campaña Did you mean MailChimp? La agencia Droga 5 ha generado todo un universo con nueve acciones deliberadamente absurdas en torno a estos juegos de palabras que en clave de humor surrealista y con una estética muy cuidada, hacen que finalmente recordemos el nombre correcto MailChimp.

Cuando una marca tiene que elegir su nombre, para que este funcione y sea un éxito debe cumplir siete reglas básicas: que sea breve, que se diferencie, que sea fácil de pronunciar y escribir, que sea agradable, que comunique algo, que sea recordable y que sea innovador.

Derechos de autor: MailChimp

En el caso de MailChimp, de todas estas reglas, parece que solo se quedaron con la que se refiere a la innovación, pero pasaron por alto todas las demás. Su nombre es difícil de pronunciar, escribir y recordar, y por si esto fuera poco, además da lugar a confusión. Esto quedó constatado en 2014 cuando en alguien erróneamente pronunció «MailKimp» en el popular podcast estadounidense Serial, una mención que se hizo viral y que después de tres años aún es recordada.

Desde entonces, la compañía especializada en servicios de marketing online se ha encontrado con un serio problema entre sus usuarios. El tema está en que con 15 millones de clientes alrededor de todo el mundo que ya disfrutan de los servicios de MailChimp, entre los que se encuentran desde empresas de e-commerce hasta pequeños comercios, ya no es posible dar marcha atrás para cambiar el nombre de marca.

Derechos de autor: MailChimp

Ante esta situación, ¿qué se puede hacer? Pues tomarse las cosas con humor y sobre todo, realizar las acciones oportunas que permitan darle a la situación un giro de 180º y jugar a favor de la marca. Para ello MailChimp contrató a la agencia Droga5. Los creativos de la agencia tuvieron la genial idea de hacer que ese error de naming fuera la excusa perfecta para generar una amplia campaña viral en torno a la compañía que le permitiera seguir siendo fiel a sí misma, manteniendo su creatividad y su buen humor en todo momento.

Droga5 creó un ecosistema de nueve experiencias «aditivas, ingeniosas y juguetonas», según ellos mismos explican en su página web. Estas nueve acciones quedaban enmarcadas bajo los nombres: MaleCrimp (Macho/Encrespado), MailShrimp (Correo/Gamba), KaleLimp (Col rizada/Blanda), FailChips (Fallo/Patatas fritas), VeilHymn (Velo/Himno), SnailPrimp (Caracol/Acicalar), JailBlimp (Cárcel/Dirigble), WhaleSynth (Ballena/Sintetizador) y NailChamp (Uña/Morder). Es decir, todos los nombres que han dado lugar a error ya que su único nexo en común es que suenan como MailChimp.

9 ACCIONES DELIBERADAMENTE ABSURDAS CREADAS CON SU LANDING PAGE EXCLUSIVA

La campaña Did you mean MailChimp? empezó en 2017 con el lanzamiento de 3 cortos de 60 segundos. Cada uno de ellos estaba alojado en su correspondiente landing page: MailShrimp, JailBlimp y KaleLimp. La historia que hay detrás de todos ellos es completamente absurda y surrealista y pronto captó la atención de los usuarios en la red. Sin duda, el éxito de cada uno de estos microfilms está en la narrativa y estética, muy cuidada, bajo la producción de Riff Raff

Films y la dirección de The Sacred Egg.

Derechos de autor: MailChimp

Además de estos cortos, el equipo de Droga5 desarrolló para la ocasión una serie de productos –a cual de todos más descabellado–, también cada uno con su propio site: MaleCrimp, un Tumblr para los devotos del pelo encrespado; NailChamp, una web en la que puedes votar las uñas de gel mejores decoradas; WhaleSynth, un juego interactivo que funciona a modo de instrumento que sintetiza y te permite componer con los sonidos que emiten las ballenas en el océano.

Derechos de autor: MailChimp

Droga5 también creó los FailChips, una marca de patatas fritas. Y otro producto, SnailPrimp, una crema a base de caracol. Al hacer scroll y llegar al final de cada una de estas páginas web es cuando descubres que detrás de esta divertida locura está MailChimp y encuentras el siguiente texto:

«Oficialmente, por supuesto, somos MailChimp. Pero si no lo habías notado, no estamos tan preocupados por cómo la gente nos llama. Preferimos mostrarte quiénes somos. Porque creemos que es la mejor manera de construir relaciones con los clientes, fans o cualquier otra persona que quiera reafirmarse a sí misma. Para nosotros, eso significa divertirse con nuestro nombre.

Creemos que hacer las cosas a tu manera no es sólo más fácil, sino que también es mejor para los negocios. De hecho, es por eso que estamos aquí. Da igual lo que estés buscando, ya sea un email game, vender tus cosas, o encontrar a tu gente, tenemos las herramientas que te dan la confianza para hacer crecer tu empresa de manera que puedas sentir que es la mejor para ti».

Derechos de autor: MailChimp

Como remate de la campaña se creó también el vídeoclip VeilHymn, realizado en colaboración con el cantante Dev Hynes y Brandon Cook. Como en los casos anteriores Droga5 creó una landing page propia y el vídeoclip fue subido a las plataformas Spotify, iTunes y SoundCloud.

El caso de MailChimp es la muestra de que cuando parece que todo está en nuestra contra, con humor y una buena creatividad todo es posible. Por lo menos, eso es lo que ha conseguido la agencia Droga5 con esta campaña transversal.

You may also like