Las mejores ciudades europeas en las que trabajar a distancia este verano

by

Los llamamos nómadas digitales. Son los autónomos que, gracias a la posibilidad de trabajar a distancia, van de ciudad en ciudad llevando consigo sus portátiles y sus proyectos. Pero también los autónomos con rutinas más sedentarias pueden decidir tomarse algunos meses de workation: una especie de mezcla entre trabajo (work) y vacaciones (vacation) que —bien gestionada— puede llevar a indudables ventajas. ¿Un ejemplo? Poder disfrutar de la ciudad viviendo como alguien del lugar, sin el ritmo precipitado de un turista, y poder crearse una red de contactos útiles: clientes y colaboradores potenciales, pero, también y sobre todo, amistades.

Para los nómadas digitales profesionales o autónomos con ganas de alejarse de la rutina, hemos redactado una lista breve y personal de los mejores lugares en los que trabajar a distancia este verano en Europa. Por supuesto, no nos hemos olvidado de las pocas cosas que necesita un nómada digital: un portátil, una buena conexión a internet y un ambiente lo más abierto, familiar y estimulante posible (sin olvidar alguna que otra cerveza a buen precio).

Italia

Catania y el Etna, un destino perfecto para hacer senderismo y escalada si os cansáis del mar. Foto: flickr/mauro cacciola [CC BY 2.0]

Para ser nómadas digitales, a veces, no hace falta alejarse demasiado de casa. Por ejemplo, Italia ofrece muchas oportunidades para autónomos —italianos o no— que quieran explorar Italia y a la vez seguir llevando a distancia sus proyectos. Entre otras está, por ejemplo, Catania: la segunda ciudad siciliana tiene un ecosistema, en cuanto a innovación, muy dinámico, aeropuerto internacional para estar fácilmente en contacto con el resto de Europa y, sobre todo, una vida cultural joven y cosmopolita.

Matera es otro destino muy recomendable, también gracias al éxito de la candidatura a Capital Europea de la Cultura 2019. En los últimos años, en esta ciudad patrimonio de la Unesco han surgido realidades como Materahub —una asociación muy innovadora y activa que apoya el desarrollo de empresas emergentes, aspirantes a emprendedores e instituciones, gracias a proyectos europeos— y Casa Netural, un espacio rural de coworking que es, además, una fábrica de ideas muy interesantes, con un grupo que organiza caminatas ecológicas en la zona.

Nómadas digitales y autónomos locales en los espacios de la Warehouse Coworking Factory. Foto: Warehouse Coworking Factory

Si vamos más hacia el norte, en el dinámico litoral de Marcas, está Marotta. Esta pequeña localidad de la costa del Adriático —rodeada por una alegre y bien equipada playa y las tranquilas colinas del interior— ha logrado en los últimos años convertirse en el destino de muchos autónomos de todo el mundo. Hay un chico alemán que diseña interiores para yates y que aquí ha encontrado grandes colaboradores, una diseñadora mexicana, un joven cineasta de Bratislava y una nómada digital estadounidense. Y en medio de toda esta bonita realidad: Warehouse Coworking Factory, un viejo almacén que ahora se utiliza como espacio de trabajo y de experiencias para autónomos. Este coworking forma parte de algunas redes internacionales (entre las que se incluyen European Creative Hubs Network y Alpe Adria Coworking Network) y promueve también una oferta de workation, junto con interesantes cursos y reuniones más informales. El ambiente cálido y familiar es un incentivo más para descubrir las actividades de la costa en buena compañía.

Gran Canaria

La playa de Las Canteras, Las Palmas. Foto: flickr/El Coleccionista de Instantes [CC BY-SA 2.0]

La segunda isla con mayor población de Canarias está convirtiéndose rápidamente en un destino cada vez más frecuentado por nómadas digitales de todo el mundo. Muy probablemente es el lugar más adecuado para quien quiera alejarse un poco de la tierra firme sin renunciar a una conexión rápida a internet (24 mbps) y a un coste de vida muy reducido. Son muchos los espacios de coworking que se han abierto en Las Palmas en los últimos años y, realmente, no logramos ver nada negativo en el hecho de trabajar al lado del mar un par de meses. Podría ser la ocasión ideal para apuntarse a unas clases de surf en Las Canteras, la playa de la capital que se extiende varios kilómetros desde el centro de la ciudad, o disfrutar de la vida con un tinto de verano en el casco antiguo de Vegueta.

Berlín

Una de las sedes del espacio de coworking sin ánimo de lucro Mitosis, en Schilelrkiez. Foto: Sebastian Backhaus

El mito de Berlín todavía no ha pasado de moda y ciertamente la capital alemana sigue siendo uno de los mejores lugares en los que vivir unos meses (o más) trabajando a distancia. A pesar de que, en los últimos años, los precios de las viviendas han subido, te compensará ya que estarás viviendo en la que es, probablemente, la capital cultural de Europa. La escena digital de Berlín reúne a talentos de toda Europa y está bien estructurada. Si eres italiano, te aconsejamos que en cuanto llegues a la ciudad te pongas en contacto con Digitaly: la comunidad de italo-berlineses que trabajan en el mundo digital. En cuanto a espacios de coworking, en algunos barrios podréis encontrar casi uno en cada esquina, entre los que cabe destacar el legendario y muy concurrido Sankt Oberholz. Si buscáis un ambiente más familiar, os recomendamos Mitosis, un espacio de coworking sin ánimo de lucro con sede en dos de los barrios más animados, casi frenéticos, de Berlín: Neukölln y Schillerkiez.

Europa del Este

Budapest está entre las ciudades más populares en los últimos dos años para autónomos en busca de nuevas ideas y zonas para explorar. De hecho, constituye una ventana abierta a Europa oriental: fascinante en sus contradicciones y en plena ebullición. Entre los espacios de coworking pioneros de la revolución digital de la ciudad está Loffice, nacido en 2009 y el cual ha ido creciendo hasta hoy en día, que cuenta con 4 sedes entre la capital húngara y Viena. La ciudad ofrece una escena cultural muy activa y original, sin contar que podría considerarse como una primera parada para después continuar el viaje, y el trabajo, hacia Bucarest o los Balcanes.

Si queréis más consejos o buscar vuestro destino ideal, os sugerimos que echéis un vistazo a Nomad List. A través de este portal podéis decidir los parámetros que más os interesen (coste de vida, calidad de la conexión, clima, cercanía a una playa, etc.) para seleccionar las ciudades más adecuadas a lo que necesitéis para trabajar a distancia.

You may also like