«Quemar después de escribir»: el libro para quemar que se están rifando los millenials

by

Todo el mundo se va a poner a escribir

Mucha gente sueña con escribir. Según una encuesta, uno de cada tres franceses ha soñado alguna vez con escribir un libro (una novela, un ensayo, memorias, poesía o teatro). Y, desde que se produjeron los distintos confinamientos, los editores tanto franceses como de otros países han recibido más manuscritos que nunca. Algunos editores de prestigio han llegado incluso a solicitar a los aspirantes a escritor que dejen de enviarles sus escritos. Pero, más allá de la escritura, algunos sueñan con alcanzar el éxito, el reconocimiento. Y, por lo general, se da por hecho que, para tener éxito en las librerías, se necesita una buena historia y un buen estilo de escritura. Pues esto no tiene por qué ser así…

Un libro que no cuenta nada

«Supera tus límites, reflexiona sobre tu pasado, tu presente y tu futuro, y crea un libro secreto sobre ti y solo para ti. Y, cuando hayas terminado, tíralo, escóndelo… o quémalo.»: esto es lo que se puede leer en la contraportada del libro de Sharon Jones. Es una especie de diario íntimo en forma de cuestionario de opción múltiple y de frases por completar. A lo largo de 160 páginas, encontramos una concatenación de decenas de preguntas muy personales: ¿Cuál es el acto de buena voluntad que nunca olvidaré? ¿Cuál fue mi primer concierto? ¿Cuál fue mi primer beso? Si pudiera empezar de nuevo, ¿cambiaría algo? ¿Qué pensaría el adolescente que era a los 16 años de la persona que soy hoy? ¿Qué me hace temblar de placer? ¿Quién me hizo más daño? Si tuviera que sacrificar a uno de mis familiares para salvar el mundo, sería… En fin, ¡aquí la autora da unas pautas básicas y es el lector quien escribe la historia! Es un libro que consigue que el lector mismo haga el trabajo, sin necesidad de ser escritor.

Quemar después de escribir. Créditos: thelindsayeliz

Un libro que va en contra de las redes sociales…

La historia de «Quemar después de escribir» comienza en 2014, cuando Sharon Jones, una diseñadora gráfica del norte de Inglaterra, observó cómo su hija adolescente pasaba mucho tiempo en las redes sociales y hablaba abiertamente sobre multitud de cosas muy personales, como sus decisiones, sus sueños o sus proyectos. En su época, Sharon tenía una libreta y un bolígrafo para escribir sus pensamientos, y no lo compartía todo con cientos o incluso miles de «amigos» o seguidores. Por tanto, quiso crear un «lugar» que solo le perteneciese a uno mismo y destinado a permanecer en la privacidad. Además, comenta: «En una sociedad en la que lo compartimos todo, «Quemar después de escribir» va a contracorriente y te invita a no compartir nada».

… impulsado por las redes sociales y actualmente n.º 1 en ventas

Durante algunos años, el libro no tuvo mucho éxito. Pero, a finales de 2019, fue lanzado de nuevo por una influencer en TikTok que afirmaba que era su libro favorito. Y, con eso, el fenómeno «Quemar después de escribir» se lanzó entre los millennials. La publicación de la influencer fue compartida miles de veces y ahora el hashtag #burnafterwriting tiene más de 80 millones de visualizaciones en TikTok. Desde entonces, el libro ha tenido éxito en un gran número de países, llegando incluso a agotarse temporalmente. Hay que decir que la pandemia, un período que nos ha empujado a la introspección, ha sido la época perfecta para este tipo de género. Ahora, en TikTok e Instagram, fans de todo el mundo están publicando vídeos de sí mismos abriendo el libro, en los que abundan manos con cuidadas manicuras, y registrando en el libro sus pensamientos más íntimos, en ocasiones antes de quemarlo. Porque sí: el éxito del libro reside sobre todo en el concepto creativo de quemar nuestros pensamientos para que sigan siendo secretos para siempre.

Quemar después de escribir. Créditos: the_bookish_astronaut

Y un nuevo libro que tampoco cuenta nada…

La autora parece tener intención de sacar partido al éxito de «Quemar después de escribir», ya que recientemente lanzó un nuevo libro: «This is what my soul looks like» («Este es el aspecto de mi alma», aún no traducido al español). Esta secuela se rige por el mismo principio: preguntas a las que el lector debe responder para conocer su alma. Sharon Jones explica: «Piensa en este libro como una autoterapia. Toma el control de tu propio crecimiento personal. Reconoce tus prejuicios, tus sentimientos y tus motivaciones. Aumenta tu conciencia de ti mismo. Comprende tus valores, creencias y principios. Descubre cómo influyen en tu vida tus allegados. Mejora tu inteligencia emocional y obtén una perspectiva única de quién eres y de qué te motiva. ». Sin embargo, sin el concepto insólito del primer libro, no está tan claro que este vaya a tener el mismo éxito.

This is what my soul looks like.Créditos: Sharon Jones

De este modo, en lo que respecta a las redes sociales, podemos darnos cuenta de que un concepto creativo un poco desfasado, que supuestamente debía ir en contra de esas redes, al final puede hacerse viral y convertirse en un negocio muy rentable. Ahora tú decides la utilidad de un libro así…

This is what my soul looks like.Créditos: Sharon Jones

You may also like