Los secretos de Sans Forgetica, la fuente que ayuda a memorizar

by

Sans Forgetica es la primera fuente del mundo diseñada específicamente para permitir  recordar mejor lo que se lee. Se trata de un carácter tipográfico rebelde que subvierte algunas reglas del diseño de tipos para lograr un objetivo bien claro. Fue creada por un equipo interdisciplinar de diseñadores e investigadores australianos del Royal Melbourne Institute of Technology (RMIT), de la School of Design y del Behavioural Business Lab.

Combina teorías psicológicas con principios de diseño para aumentar sensiblemente la dificultad en la lectura y, de esa manera, aumentar la memorización. La fuente ayuda a recordar porque, en esencia, es más «difícil» de leer. Entre los autores se encuentra el diseñador tipográfico Stephen Banham, quien nos ha hablado sobre el diseño de esta fuente.

Qué es y cómo funciona Sans Forgetica

Se trata, sobre todo, de una fuente anticonvencional, «no se basa en la claridad y la belleza estética» —nos dijo Banham—, sino que aplica un principio conocido como «dificultad deseable», haciendo las letras únicas, en primer lugar. Esto ocurre gracias a su particular inclinación hacia atrás, hacia la izquierda, algo sin duda inusual para una fuente diseñada para la lectura.La segunda particularidad que enseguida se nota son los caracteres incompletos que presenta; se ven interrupciones en las formas: «Las letras forman una especie de puzle que ralentiza la lectura, obligando al lector a completar mentalmente las formas «rotas» (principio de cierre). De esta forma, los lectores se detienen más en cada palabra, dando al cerebro más tiempo para desempeñar una elaboración cognitiva más profunda, aumentando así la conservación de dichas formas».

IMMAGINE 1

Gracias a la memoria, el cerebro conserva la información y la recupera a través de recuerdos. El desarrollo de esta fuente fue propuesto a Banham por la universidad: «Querían demostrar que el problema de recordar información podía afrontarse combinando dos campos muy diferentes (psicología del comportamiento y diseño tipográfico) para ayudar a los alumnos a estudiar mejor. Personalmente, me interesa mucho cómo el diseño puede utilizarse para activar partes del cerebro relacionadas con la memoria. Como diseñador tipográfico, este proyecto me ha obligado a afrontar el proceso de diseño de una manera contraintuitiva, gracias a la aplicación de una idea de un campo completamente diferente (la psicología) en mi mundo».La singularidad de este carácter tipográfico está precisamente en eso, en la combinación de disciplinas, que ha supuesto algunos cambios en las reglas clásicas del diseño tipográfico. Por ejemplo, la inclinación es hacia la izquierda, mientras que normalmente en la cursiva estamos acostumbrados a ver la inclinación hacia la derecha. En tipografía, los únicos nombres escritos con inclinación hacia la izquierda son los nombres de los ríos de los mapas, lo que demuestra el grado de «rareza» de Sans Forgetica.

Los textos en Sans Forgetica: ¿realmente funcionan?

Al ser una investigación universitaria, el carácter tipográfico también fue sometido a pruebas para evaluar su eficacia. El equipo creó al principio de la investigación tres fuentes diferentes, con distintos grados de dificultad.

Sans Forgetica ha resultado ser la más adecuada para mejorar la memorización. Rompe parte de los esquemas clásicos, pero hasta cierto punto, ralentizando la lectura pero sin resultar difícil de comprender, aumentando así la capacidad de memorizar mejor lo que se lee.

Las pruebas se hicieron a unos 400 estudiantes universitarios australianos, quienes participaron en un laboratorio y en un experimento online dirigido por Behavioral Business Lab de RMIT. Para ellos, se diseñaron tres nuevos caracteres según el principio de la «dificultad deseable» y se pidió a los estudiantes que recordaran los pares de palabras presentados en esos caracteres. Las fuentes que se testaron fueron: una fuente Albion con espacios vacíos, una fuente Albion con espacios vacíos pero con inclinación hacia la izquierda (Sans Forgetica) y una fuente Albion con espacios vacíos, una inclinación hacia la izquierda y una asimetría.«En el experimento del laboratorio, 96 participantes examinaron los pares de palabras: estos recordaron más pares de palabras estudiadas con Sans Forgetica (69 %) que los pares de palabras presentados en los otros dos tipos de caracteres (61 %)», afirma Banham. La mejora es considerable. Las pruebas se realizaron tanto en papel como en soporte digital (offline y online) y la eficacia es aplicable tanto a un texto impreso como a uno leído en una pantalla. Según psicólogos cognitivos, en el mismo tiempo de lectura, se almacena más información leyendo textos escritos con esta fuente.

Usar Sans Forgetica para estudios o negocios

Sans Forgetica es gratuita, se puede descargar del sitio web oficial y ya son muchos los que la están utilizando en varios ámbitos: «La gente la ha puesto a prueba incluso en áreas para las que no se había diseñado, por ejemplo, para afrontar temas como la dislexia y la demencia, y muchos incluso en la enseñanza». Actualmente, los investigadores trabajan en un artículo académico que, una vez publicado, podría inspirar a muchos a utilizar la fuente también en otros ámbitos.

Como ya se ha demostrado en la investigación, puede ser útil para recordar mejor pequeñas frases, citas o información esquemática. Por tanto, se podría utilizar en el campo de la comunicación publicitaria, ya sea impresa o digital, para grabar un mensaje más largo en la mente de quien lo lee.

En folletos, adhesivos y packaging, un pequeño espacio podría ser ocupado por Sans Forgetica con un mensaje inolvidable, o casi: «No es correcto pensar en Sans Forgetica como una especie de panacea. Me han llegado a preguntar si esta fuente podría servir para dejar de olvidarse y perder las llaves del coche. Pero no, para eso no sirve», concluye Banham con ironía.

You may also like