La arroba: descubramos el símbolo de la revolución tecnológica

by

18El símbolo @, conocido como la arroba, está presente hoy día en todos los teclados y está reconocido universalmente como el símbolo del correo electrónico. Hasta hace solo unas décadas, era un glifo bastante inusual, conocido solo por los contables. Pero ¿cómo nació este símbolo de forma tan curiosa? ¿Y cómo se convirtió en el emblema de una nueva forma de entender la comunicación? Hemos reconstruido la historia de este símbolo tan moderno pero con orígenes sorprendentemente antiguos.

Orígenes e historia del símbolo

Los orígenes de este símbolo están envueltos en un halo de misterio. El primer hallazgo tuvo lugar en el ámbito religioso, en una traducción al búlgaro de una crónica griega de 1345. En el documento escrito a mano, conservado actualmente en la Biblioteca Apostólica Vaticana, aparece el símbolo @ en lugar de la «A» mayúscula en la palabra «Amén». Sin embargo, sigue siendo un misterio el motivo por el que se adoptó en este contexto.

Traducción al búlgaro de Constantino Manasse, «Crónica universal», 1345. La @ es usada como «a» inicial para «amin» (amén)

Según una teoría, la @ nació en las abadías, donde los monjes, decididos a transcribir copias tras copias de manuscritos, y siempre en busca de abreviaturas, podrían haber convertido la expresión latina «ad» (hasta) en una «a» unida a la parte final de una «d», como una cola. Pero también se especula que podría tratarse de una forma de acelerar la escritura de la palabra francesa «à» (a) sin despegar la pluma del pergamino.

En una carta de 1536 de Francesco Lapi, comerciante florentino, la @ es usada para indicar las unidades de vino, las ánforas. Se trata del primero de una larga serie de ejemplos en los que la arroba se usa como símbolo para indicar una unidad de medida. En español y en portugués equivale a la abreviación de la unidad de peso arroba, palabra derivada del árabe «un cuarto» (الربع pronunciada ar-rubʿ).

En el mundo anglosajón, el símbolo adquirió después un valor comercial, en el sentido de «precio unitario de». No obstante, al estar ligado a un uso todavía bastante sectorial, las primeras máquinas de escribir, fabricadas a partir de la mitad del siglo XIX, no lo incluían. Fue en 1961 cuando se incluyó en la máquina de escribir IBM Selectric para indicar el precio unitario.

La @ entra en el mundo moderno

Quien cambió por completo la historia de la @ y decretó su futura fama fue el programador Ray Tomlinson, reconocido como el inventor del correo electrónico. En 1971, ante la necesidad de elegir un glifo para utilizar entre el usuario y la dirección de destino, con el fin de enviar un mensaje creado por un usuario y destinado a otro a través de Arpanet, Tomlinson eligió la @, ya que raramente se había usado en programación hasta ese momento. La elección es muy apropiada, ya que la @ en inglés se lee como «at» («a», que expresa movimiento hacia un lugar).

Ray Tomlinson

Usos del símbolo @
Como mencionamos antes, la @ en inglés aún se sigue usando en el ámbito comercial para indicar el precio, a pesar de no ser un uso aceptado en la tipografía estándar. Su uso en el contexto de direcciones de correo electrónico es, sin duda, el más comúnmente reconocido hoy día.

Es cada vez más habitual su uso en plataformas de blogs, foros y redes sociales para indicar los nombres de usuario (p. ej., @mariorossi), y se utiliza a menudo en las respuestas a un usuario específico o para llamar su atención.

En inglés, a menudo la @ se utiliza como sinónimo de «at» para indicar la ubicación de eventos.

Curiosidades sobre el diseño de la @

Dado que no se conoce el origen de la arroba, es difícil trazar una historia sobre la evolución de su diseño. De hecho, su inclusión en todas las tipografías tuvo lugar hace tan solo unas décadas y, por tanto, su diseño se ha ido formalizando progresivamente.

Sin duda, el diseño más común está caracterizado por una «a» con asta vertical recta, incluso cuando el carácter incluye una letra «a» con gota, rodeada por una extensión circular del asta. La elección de la «a» con asta vertical recta permite una mayor legibilidad y claridad ante un espacio reducido. Menos comunes son otros diseños que incluyen una «a» con terminal en gota, o incluso una «A» mayúscula en rarísimas ocasiones.

Ejemplos de diseño con «a» con asta vertical recta, el más común. De izquierda a derecha: Rockwell, Bodoni, Garamond. (Traducción al inglés: «a» con asta vertical derecha = single storey a)
Ejemplos de diseño con «a» con gota, menos común. De izquierda a derecha: Arnhem, Bureau Grotesque, Amplitude Condensed. (Traducción al inglés: «a» con gota = double storey a)
Ejemplos de diseño con «a» con asta vertical recta en caracteres monoespaciados. De izquierda a derecha: OCR A, Courier, Input.
Ejemplos de diseño con «A» mayúscula, muy poco habituales. De izquierda a derecha: Cinzel, Copperplate, Perla.

Recorrido por los diferentes nombres asignados a la @ en el mundo

En inglés, el símbolo @ es conocido simplemente como «at sign», pero, en el resto del mundo, perdemos la cuenta de la cantidad de metáforas usadas para definirlo, desde los más variados animales y partes de sus cuerpos, hasta platos y comidas locales. De hecho, el nombre común en italiano es «caracol», nombre compartido con el hebreo (shablul), el ucraniano (ravlyk) y el galés (malwen). En estos tres idiomas, el símbolo se asocia con este gracioso animalito.

Los griegos lo asocian con un pato (papaki), los suecos y daneses lo ven como una trompa de elefante (snabel-a). Otros idiomas hacen referencia al mono y a su cola retorcida (apestaart en holandés, Affenschwanz en alemán, malpa en polaco, maymunsko a en búlgaro), además de perro (soba[ch]ka en ruso), gato (Kissanhäntä en finlandés y kassisaba en estonio) o ratón (xiao lao-shu en mandarín), mientras que en húngaro (kukac) y en tailandés (yiukyiu) es un gusano. En checo es un arenque enrollado (Zavináč) y en búlgaro se llama a veces también banitsa, una masa enrollada.

Nombres primarios y alternativos para la @ en Europa

 La adquisición del símbolo en el prestigioso MoMA

El valor de la @ en nuestra sociedad en términos comunicativos y culturales es tal que el Departamento de Arquitectura y Diseño del MoMA adquirió el símbolo en su colección en 2010. La importancia de dicho símbolo no solo reside en la revolución tecnológica de la que es un perfecto emblema, sino también en la elegancia y adecuación de su elección. En lugar de inventar un carácter nuevo, Tomlinson, de una manera inteligente, se apropia y encuentra un nuevo uso para un carácter ya existente, con orígenes antiguos y poco explotados, estableciendo nuevas reglas y nuevos significados para este. De esta forma, la arroba se ha convertido en la expresión de nuevas formas de comportamiento y de relaciones en un mundo en constante cambio.

La historia de la arroba es única en su género, pero no se trata del único símbolo antiguo, cuya historia se pierde a lo largo de los siglos y es desempolvado para definir nuevas interacciones en el mundo de la comunicación digital. Hay otros ejemplos curiosos de símbolos que renacen gracias al mundo de Internet.

¡Prepárate para el próximo artículo y mantén los ojos abiertos!

You may also like