Qué es el branding sonoro y cómo utilizarlo bien

by

Qué es el branding sonoro y cómo utilizarlo bien

Evidentemente, el logotipo y los demás elementos gráficos son muy importantes para que una marca se dé a conocer y sea reconocida. Pero el branding sonoro también puede representar una parte de la identidad de una marca y un excelente medio de comunicación.

Crédito: Vecteezy. Enlace: https://bit.ly/2PX8U1y

El branding sonoro: una parte de la ADN de una marca

Cuando hablamos de branding sonoro, solemos pensar en unas pocas notas musicales puestas una tras otra para acompañar la aparición de un logotipo y que quede bonito. ¡Craso error! El branding sonoro es mucho más que eso. Es una parte de la identidad de una marca. Es un elemento que contribuye a definirla, darle carácter, darle una imagen simpática o de experta en su campo, crear un imaginario, etc. Sin duda, es un aspecto menos corriente que las imágenes y los elementos gráficos. También está claro que todas las marcas no tienen necesidad de un branding sonoro. Pero, para las que optan por tener uno, se trata de un componente de pleno derecho de su ADN. Simplemente, no apela a la vista sino al oído para comunicar la historia y la visión de la marca.

Sonidos en todas las formas

Pero, entonces, ¿qué es exactamente el branding sonoro? Pues un conjunto de sonidos que, por lo general, dura entre 3 y 5 segundos y que acompaña las partes habladas de la marca. Lo encontramos en los anuncios de televisión, al iniciarse las aplicaciones móviles, en las músicas de espera al teléfono, los vídeos en las redes sociales, la radio, los podcasts y, a veces, en los sitios web. Puede tratarse de una melodía, de un estribillo musical, un efecto o una muestra.

También puede estar compuesto por una o varias voces. En ese caso, las marcas tienden a pronunciar o cantar su nombre de forma musical, lo que a veces puede hacer que el logotipo sonoro resulte un poco pasado de moda. ¿Un ejemplo? «Carglass cambia, Carglass repara». Todo el mundo está de acuerdo en que este logotipo sonoro no es el mejor del mundo y que, a fuerza de repetirlo, llega a resultar hasta irritante. Y, sin embargo, esta musiquita obsesiva que no conseguimos quitarnos de la cabeza forma parte integrante de la marca e ilustra claramente el poder del sonido en nuestra memoria, puesto que, el día que tenemos que cambiar el parabrisas o los limpiaparabrisas, es altamente probable que nuestro subconsciente piense directamente en esta marca antes que en otra.

Un importante papel

Por tanto, el papel de estos logotipos sonoros no debe subestimarse, ya que diversos estudios han demostrado que la música puede influir en el comportamiento de los consumidores y tener un impacto real en las ventas de las empresas. Los logotipos sonoros generan un compromiso muy profundo pasando por otro canal de comunicación. El sonido aporta una emoción y un diálogo que la imagen no es capaz de transmitir.

Para crear un logotipo sonoro, naturalmente podemos hacerlo creando nuestros propios sonidos. También podemos servirnos de bases de sonidos para asociar distintos elementos. Pero, al igual que para las imágenes, hay que respetar los derechos de autor. Por tanto, si vas a utilizar un sonido que no has creado tú mismo, deberás asegurarte de que legalmente tienes derecho a utilizarlo.

Antes del sonido viene la reflexión

Pero, antes que nada, crear un branding sonoro eficaz pasa por una fase de reflexión. Porque, al igual que la creación de un logotipo gráfico, hay que determinar el mensaje que se desea comunicar. Este mensaje y la manera en que se transmite son representativos de la marca, su cultura, sus valores, sus atributos y su público objetivo. Y, por supuesto, el mensaje debe ser fácilmente reconocible y diferente del de sus competidores. El logotipo sonoro también debe ser compatible con todas las plataformas en las que se difundirá, es decir, que debe poder escucharse en un móvil, un ordenador, en la televisión, la radio, etc. Y, naturalmente, hay que pensar en el logotipo sonoro como un elemento atemporal o al menos como un componente de la marca durante varios años. Porque, aunque un instrumento o un género musical puede estar de moda en un momento X, seguramente no siempre será así.

Cuando la eficacia y la sencillez van de la mano

También debe ser sencillo, porque 3 segundos es muy poco tiempo. Por tanto, una marca no puede decirlo todo, sino que debe sintetizar para componer algo único y memorable. Este es el caso del logotipo sonoro de la cadena HBO, por ejemplo: de forma bastante minimalista, presenta el universo de la marca, puesto que imita al principio el ruido de un televisor antiguo al encenderse, antes de dar paso a un coro de hombres casi religioso, como diciéndonos que estamos a punto de ver algo prácticamente épico. Además, a estas alturas nos basta con oír esta identidad sonora para imaginarnos la cabecera de Juego de Tronos justo después.

Por último, una vez que el logotipo sonoro ha acabado, no se debe dudar en difundirlo cuanto antes a través de los medios de comunicación en todos los soportes y en asociarlo con el logotipo de la marca para que sea lo más eficaz posible, ya que una marca no solo comunica a través del sentido de la vista.

You may also like