Consejos para usar las imágenes lo mejor posible (2.ª parte)

by

¿Qué es lo que hace que una imagen se vea profesional?

Existen algunos recursos que pueden marcar la diferencia.

Aquí tienes algunos consejos sencillos que pueden hacer que tus proyectos tengan ese aspecto profesional.

Fotografías

Corrección de colores

Cuando se usan fotografías, es muy importante corregir los colores y las luces si es necesario. Muchos programas de retoque fotográfico tienen ajustes estándar de corrección del color que pueden ir bien.

Otros aspectos que pueden marcar la diferencia son la nitidez, lo que va a permitir reconocer los detalles, y el contraste adecuado. También en este caso, los programas de retoque fotográfico pueden echarte una mano.

Fuente: https://www.athentech.com/

Lo último que se debe tener en cuenta, que también se puede modificar en la cámara de un simple smartphone, es el ajuste del balance de blancos. Al definir la parte más clara y más blanca de toda la fotografía, verás cómo mágicamente la foto se corrige, a veces, de manera definitiva. Este tipo de corrección también la puedes encontrar como «temperatura» de la imagen.

Si no puedes corregirla y la imagen queda mal, prueba a ponerla en blanco y negro y a usar elementos gráficos para dar color.

Como en el ejemplo siguiente.

 Fuente: Orkacollective

Composición

Es muy importante, tanto si usas fotos como si usas ilustraciones, decidir cuál es el elemento principal de la imagen, aquel en el que debe posarse la mirada.

Ponerlo en el centro es lo más sencillo y, sin duda, lo más eficaz: nunca falla. Obviamente, es importante dejar espacios para poder organizar el diseño.

Los textos deberán mantenerse lejos de los márgenes de corte, al menos a 5 mm en los formatos pequeños y a una distancia de hasta 5 cm en los formatos grandes como pósteres. El margen entre corte e imagen interna es un espacio que nuestro ojo percibe muy bien y usa como marco: por tanto, tener imágenes o textos demasiado cerca crearía en la mente del espectador una percepción negativa, como si todo se hubiese puesto por error demasiado cerca del corte.

A menudo, el uso de espacio vacío alrededor es la mejor solución para resaltar la imagen o el elemento gráfico principal.

Fíjate en el ejemplo aparentemente caótico que te propongo: es un póster para un evento musical de un conocido local de San Petersburgo. A primera vista, lo que llama la atención son los garabatos y el aparente caos; pero, después de un rato, te das cuenta de que la información está bien dispuesta y alejada de los márgenes.

Fuente: https://dimashiryaev.tumblr.com/

Hay otras cosas que los grandes diseñadores gráficos tienen en cuenta, pero con estos pequeños trucos incluso aquellos que no se dedican al diseño gráfico de manera profesional pueden obtener excelentes resultados y hacer que sus diseños sean menos de aficionado y más eficaces.

Para más consejos, échale un vistazo al artículo que publicamos el año pasado en este blog: «Decálogo del buen gusto del diseño gráfico» 

You may also like