La ilusión óptica o anamorfosis, nueva tendencia del diseño gráfico

by

Los efectos ópticos siempre han despertado el interés de los creadores. El término anamorfosis procede del griego «anamórfosis», que significa «transformación». Se trata de un procedimiento de ilusión óptica que consiste en ver una imagen que parece totalmente deforme cuando se observa normalmente y cuyas justas proporciones solo son visibles contemplándolas en un ángulo preciso (anamorfosis por alargamiento) o de manera indirecta, sirviéndose de un espejo cilíndrico, cónico, etc.

Imagen: Gorgone Medusa. Créditos: Mach505 & Ninja1

El primer método apareció en el campo del arte en el Renacimiento, mientras que la «anamorfosis sobre espejo» se desarrolló a partir del siglo XVII. Históricamente, se considera que este principio de ilusión óptica es el resultado de las aplicaciones de la obra del matemático italiano Piero della Francesca. Uno de los ejemplos más antiguos y famosos de anamorfosis es el retablo «Los embajadores» de Hans Holbein, pintado en 1533: efectivamente, muestra un cráneo oculto en primer plano que solo puede verse situándose al lado.

Imagen: Los embajadores. Créditos: National Gallery
Imagen: Los embajadores. Créditos: National Gallery

Pero aunque la anamorfosis no sea una novedad, sigue causando admiración y, a día de hoy, representa una auténtica tendencia que los artistas y diseñadores gráficos no se privan de utilizar, para gran placer nuestro. Concretamente, podemos citar a Jonty Hurwitz, que creó una obra atípica: la escultura «Kiss of Chytrid», que representa una rana en anamorfosis sobre espejo.

Imagen: Kiss of Chytrid. Créditos: Jonty Hurwitz

También está «La piscina» de Julian Beever, realizada en las calles de Glasgow en 2006.

Imagen: La piscina, de Julian Beever. Créditos: Julian Beever
Imagen: La piscina, de Julian Beever. Créditos: Julian Beever

Por su parte, el artista Scott VanderVoort creó una obra disimulada en las calles de Nueva York en homenaje a David Bowie.

Y, más recientemente, tenemos los círculos del artista contemporáneo suizo Felice Varini para celebrar los veinte años del reconocimiento de la ciudad de Carcasona (Francia) como Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Ciudad de Carcasona. Créditos: André Morin

Los centros comerciales y las empresas también participan en esta tendencia, ya que la anamorfosis también es una forma de amenizar la vida diaria. En 2017, el centro comercial Bercy 2 de París dio carta blanca a doce artistas internacionales para que realizasen una exposición de frescos en forma de trampantojos dentro de su galería comercial.

Imagen: Arty Bercy 2. Créditos: Manfred Stader & Nicolas Krief

Y la empresa biotecnológica Amoéba «vistió» su establecimiento de Lyon creando la anamorfosis de su logotipo en un largo pasillo de 30 metros de largo y 8 metros de alto.

Immagine: Amoéba. Crediti: Amoéba
Imagen: Amoeba. Créditos: Amoeba
Imagen: Amoeba. Créditos: Amoeba

Este mismo principio también sirvió de inspiración al Hospital Salvator de Marsella, que decoró uno de sus pasillos con la palabra «Rêve» (sueño).

Imagen: Hospital Salvator de Marsella. Créditos: Hospital Salvator de Marsella
Imagen: Hospital Salvator de Marsella. Créditos: Hospital Salvator de Marsella

Incluso Instagram dio el gran paso con ocasión de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas de 2012. Así, la multinacional decidió participar en la campaña creando distintos diseños gráficos que representaban la paz, la igualdad, la libertad o la fraternidad sobre la pasarela Léopold Sedar Senghor, cerca de las Tullerías, en París.

Imagen: Instagram elecciones presidenciales de Francia. Créditos: Instagram
Imagen: Instagram elecciones presidenciales de Francia. Créditos: Instagram

Y la publicidad y la música tampoco son ajenas al fenómeno, tal como lo demuestra el ejemplo del anuncio publicitario para el perfume Lacoste L!VE, que presenta una anamorfosis ideada por el famoso artista callejero français Zoer.

Procedimiento que también encontramos en la campaña y la identidad de la cadena rusa 7TV, concebidas por el diseñador gráfico suizo Greg Barth, así como en el videoclip «The writing’s on the wall» del grupo de rock americano OK Go, conocido por la creatividad y excentricidad de sus videoclips.

Pero la anamorfosis no es solo un diseño gráfico: también es útil. Para la escenificación de la galería de enlace de la ampliación del Aeropuerto de Lyon, la agencia Graphéine ideó un diseño narrativo mediante anamorfosis con el objetivo de reducir la percepción de la distancia del recorrido (250 metros). Este proyecto, no seleccionado por el aeropuerto, hacía hincapié en que, conforme se fuese avanzando y la anamorfosis se deconstruyese, aparecería una sensación de velocidad y las nociones del tiempo y del espacio se verían alteradas de forma poética, reduciendo al mismo tiempo la percepción de duración del trayecto.

Imagen: Aeropuerto de Lyon St-Exupéry. Créditos: Graphéine
Imagen: Aeropuerto de Lyon St-Exupéry. Créditos: Graphéine

Esta utilidad de la anamorfosis también puede observarse en las señales de tráfico. Pintada directamente en el suelo, también se recurre a este procedimiento para que los usuarios de la vía pública disfruten de una visión no deformada de una imagen o un texto al situarse a una cierta distancia. Esto es lo que sucede concretamente con la señal de carril bici, que representa una bicicleta que parece estirada a lo alto cuando la miramos desde arriba.

Imagen: Bus and bike. Créditos: Wikipedia

Por último, más recientemente, dentro del mundo del arte callejero, JR creó con la ayuda de 400 participantes una obra colaborativa titulada «El secreto de la Gran Pirámide», que constituye su mayor collage instalado hasta la fecha. Tras haber hecho desaparecer la Pirámide del Louvre en 2016, el artista francés, conocido a nivel mundial por sus collages fotográficos, diseñó en esta ocasión una anamorfosis con ocasión del 30.º aniversario en marzo pasado del emblemático monumento diseñado por Ieoh Ming Pei.

Imagen: JR Louvre disappears. Créditos: JR
Imagen: JR Louvre disappears. Créditos: JR

De esta forma, el museo más visitado del mundo reveló un gigantesco trampantojo que representaba simbólicamente los cimientos de la Pirámide del patio Napoleón.

Imagen: JR Louvre anamorphose. Créditos: JR

You may also like