Cómo llevar mascarilla

Cómo llevar, desinfectar y reutilizar una mascarilla: la guía completa para no equivocarse

by

Cómo llevar, desinfectar y reutilizar una mascarilla: la guía completa para no equivocarse

¿Cómo se usa correctamente una mascarilla?

¿Cómo debes quitarte la mascarilla para evitar contagiarte?

¿Existe un método mejor que otro para desinfectarla?

¿Se puede reutilizar una mascarilla desechable tras haberla desinfectado?

¿Y qué mascarillas son realmente reutilizables de forma segura?

En épocas como esta, es fácil que nos hagamos este tipo de preguntas y que busquemos respuestas rápidas y claras.

Por este motivo, hemos recopilado todas las respuestas y las hemos resumido en este artículo, por si resultan de utilidad en estos momentos complicados en los que todos debemos llevar mascarillas.

A continuación, ponemos a tu disposición la guía de uso, desinfección y reutilización (cuando sea posible).

Cómo usar la mascarilla de forma correcta

Parece increíble, pero es muy fácil usar la mascarilla de forma equivocada.

En un abrir de ojos y sin que te des cuenta, puedes hacer que pase de ser una protección a una fuente de contagio. La mascarilla debe manipularse siempre con mucha precaución y con el debido cuidado. De lo contrario, se corre el peligro de aumentar el riesgo de infectarse.

Por otro lado, no se debe pensar que la mascarilla es un escudo invencible ante el virus. Es solo una herramienta de prevención que se utiliza cuando es necesario y que no debe hacer que nos olvidemos de mantener la distancia de seguridad de un metro con otras personas y de que debemos limpiarnos las manos constantemente.

Cómo llevar la mascarilla
Cómo llevar la mascarilla

Antes de pasar a la guía con todos los pasos, es necesario recordar dos reglas fundamentales a tener en cuenta cuando se lleva puesta la mascarilla:

  • Tener las manos limpias en todo momento, antes y después de ponerse la mascarilla.
  • No tocar de ninguna forma la mascarilla mientras que la llevemos puesta.

Con estas dos reglas siempre presentes, estos son los pasos para usar la mascarilla de forma correcta:

  1. Lávate bien las manos con agua y jabón o con una solución hidroalcohólica desinfectante antes de manipular la mascarilla.

  2. Ajústate bien la mascarilla a la cara, asegurándote de que no se caiga, que esté en una posición que te resulte cómoda y que esté fijada de forma firme al rostro. La mascarilla debe cubrirte por completo la nariz, la boca y la barbilla.

  3. No toques la mascarilla mientras la estés utilizando. No la muevas para fumar ni te la bajes para destapar la nariz o la boca hasta que no vuelvas a casa.

Hay que intentar recordar estos hábitos y hacerlos propios siempre que llevemos puesta una mascarilla. Solo de esta manera, estaremos seguros de que nos estamos protegiendo a nosotros mismos y a los demás.

Cómo quitarse la mascarilla de forma segura

No solo es necesario prestar atención a cómo ponerse una mascarilla. Esto es así porque una vez ya ha cumplido su cometido, hay que quitársela prestando una mayor atención, ya que al haberla llevado en público, es posible que esté contaminada.

Por este motivo, una vez que lleguemos a casa, debemos quitarnos inmediatamente los guantes y la mascarilla.

Para ello, también hay que seguir algunas normas higiénicas muy sencillas:

  1. En caso de utilizar guantes de usar y tirar, quítatelos por el borde de la muñeca y deséchalos.

  2. Lávate bien las manos con jabón o con una solución a base de alcohol inmediatamente después.

  3. Quítate la mascarilla tocando solo y únicamente las gomas elásticas que van fijadas a las orejas o a la nuca. Evita tocar la superficie de la mascarilla.

  4. Cuelga la mascarilla al aire libre durante al menos tres o cuatro días y deje que la carga viral se neutralice. Si la mascarilla es de tela, desinféctala o échala a lavar.

Son hábitos muy sencillos, pero que resultan muy importantes en un momento tan delicado.

Cómo quitarse la mascarilla
Cómo quitarse la mascarilla

Mascarillas reutilizables: qué mascarillas se pueden volver a usar

Dada la escasa disponibilidad de mascarillas, hay muchas personas que buscan mascarillas que sean reutilizables. Esto se debe a que la mayoría de las mascarillas que están en venta son de usar y tirar.
Existen dos tipos de mascarilla reutilizable:

  • Mascarillas de tela normales.
  • Mascarillas de tela con filtro reemplazable.

¡Veámoslas juntos!

Mascarillas de tela normales no aptas para uso sanitario

Las mascarillas de tela son un tipo de mascarilla que se puede reutilizar muchas veces.

Se trata de la mascarilla más simple y, al mismo tiempo, del único tipo de mascarilla que de verdad se puede reutilizar, ya que se puede lavar de forma segura en la lavadora a una temperatura de 60 °C. Cualquier otro tipo de mascarilla, desde la quirúrgica a las mascarillas FFP1, FFP2 y FFP3, no está diseñado como mascarilla reutilizable, sino como una protección de usar y tirar que, una vez que se ha utilizado, se debe desechar.

Mascarilla de tela
Mascarilla de tela

Por tanto, si lo que buscas es una mascarilla reutilizable, debes elegir una mascarilla de tela. Esta mascarilla se debe utilizar y retirar siguiendo las precauciones indicadas anteriormente. Tras su uso, puedes meterla en la lavadora a una temperatura de 60 °C y reutilizarla cuando esté seca. La mascarilla de tela se puede utilizar, lavar y reutilizar muchas veces. Un buen hábito es dejar de reutilizarla cuando se vea que la tela ya no está en buen estado. Ese es el momento de tirarla y reemplazarla por una mascarilla nueva. 

Puedes encontrar diversos tipos de mascarilla de tela en este enlace.

Mascarillas con filtro reemplazable

Para los que buscan una mascarilla reutilizable, pero que también sea bonita estéticamente y que ofrezca más protección, está la mascarilla con filtro Trumask®.

Esta mascarilla cuenta con tres capas de tejido. Cada una de estas tres capas actúa como una barrera mecánica que sirve para bloquear cualquier partícula nociva que haya en el aire, desde las partículas en suspensión hasta las bacterias. Esta mascarilla cuenta con la ventaja de tener filtros internos reemplazables con una eficiencia de filtración garantizada durante 12 horas. Esta duración supera con creces la duración media de una mascarilla quirúrgica o una FFP2 o FPP3. Además, se puede lavar con agua caliente y jabón neutro. Basta con retirar momentáneamente el filtro antes de lavarla y, una vez que la mascarilla esté seca, volver a colocarlo en su sitio.

Mascarillas con filtro reutilizables Trumask®: lavables y personalizadas
Mascarillas con filtro reutilizables Trumask®: lavables y personalizadas

Las mascarillas con filtro Trumask® no solo tienen la ventaja de ser reutilizables un gran número de veces, sino que además, tienen un agradable aspecto estético, al contrario que la mayoría de las mascarillas. Estas mascarillas están diseñadas de forma que la seguridad y la comodidad queden garantizadas, y también se pueden utilizar para hacer deporte al aire libre, ya que permiten una respiración natural y fluida. Está claro que representan una solución más avanzada tecnológicamente respecto a las mascarillas de tela tradicionales, con una eficiencia de filtración del 95 % y con diseño cuidado al detalle.

Las puedes encontrar en esta página.

Cómo desinfectar la mascarilla con alcohol

Como hemos mencionado antes, las únicas mascarillas que son realmente reutilizables son las mascarillas de tela, ya que son las únicas que pueden lavarse en la lavadora y que están diseñadas para volver a utilizarse. Sin embargo, como nos encontramos en un momento en el que la disponibilidad de mascarillas escasea, hay distintas guías y tutoriales circulando por las redes con el objetivo de alargar la vida útil de las mascarillas de usar y tirar, a través de su desinfección.

El método más extendido para desinfectar una mascarilla con un mínimo de fiabilidad científica consiste en rociarle alcohol o una solución hidroalcohólica con una concentración de, al menos, un 70 %.

Veamos cómo hacerlo con más detalle.

Cómo desinfectar una mascarilla rociándole alcohol

Para desinfectar la mascarilla, se puede utilizar un espray de alcohol.

Sin embargo, es necesario hacer una aclaración importante: este procedimiento aún no cuenta con la validación médica/científica y se aconseja realizarla un máximo de tres veces. Además, las personas que se encuentran en entornos de riesgo elevado como hospitales, residencias de ancianos o que conviven con personas enfermas no deben utilizar esta técnica. La mascarilla, por último, debe estar en perfecto estado.

Cómo desinfectar una mascarilla rociándole alcohol

Para desinfectar la mascarilla con este método, necesitas dos cosas:

  • Una solución hidroalcohólica de, al menos, un 70 %.
  • Un vaporizador, espray o cualquier otro dispensador que sirva para rociar alcohol.

Veamos el procedimiento para desinfectar una mascarilla con alcohol vaporizado.

  1. Antes de quitarte la mascarilla, lávate bien las manos.

  2. Quítate la mascarilla agarrando únicamente las gomas elásticas y evitando tocar la parte externa.

  3. Vuelve a lavarte bien las manos con agua y jabón o con una solución hidroalcohólica.

  4. Coloca la mascarilla en una superficie que hayas desinfectado previamente con agua y jabón o con una solución hidroalcohólica al 75/85 %.

  5. Rocía un lado de la mascarilla con la solución hidroalcohólica de, al menos, un 70 %, utilizando un vaporizador y aplicando una capa uniforme, sin excederte con la humectación, incluyendo también las gomas elásticas.

  6. Sigue los mismos pasos con el otro lado de la mascarilla.

  7. Deje actuar a la solución alcohólica durante al menos 30 minutos y deje que la mascarilla se seque en un lugar resguardado.

  8. Una vez seca, evite que la mascarilla se contamine, en especial la parte interior. Déjela en una superficie no contaminada e introdúzcala en una bolsa de plástico hasta su nuevo uso.

Importantísimo: recomendamos no utilizar este método más de tres veces y este no es válido si la mascarilla se encuentra visiblemente deteriorada.

You may also like