Logo Lab: la herramienta web para probar y examinar tu logotipo

by

Ya sea para uso propio o para un cliente, la creación de un logotipo siempre es una tarea peliaguda. Se trata de un trabajo a largo plazo que exige una mezcla de creatividad, asiduidad y paciencia. Naturalmente, en ella interviene una parte gráfica, relacionada con la investigación y el diseño; pero también interviene en mayor medida una parte técnica que no hay que descuidar ni pasar por alto.

A fin de cuentas, un logotipo está destinado a vivir (y durante mucho tiempo) en distintos soportes y para distintos usos. Aquí te presentamos una herramienta que debería ser útil y facilitar el trabajo de muchos profesionales, especialmente como ayuda para las presentaciones a los clientes. Hablamos de Logo Lab, una herramienta que te permitirá someter a tu logotipo a pruebas para web e impresión, repasando las distintas situaciones a las que se enfrentará el logotipo a lo largo de su vida.

Este proyecto es obra del estudio de diseño Studio Bros., fundado en 2006 por los hermanos Brandon y Brett Shepherd. Originarios de Kentucky (Estados Unidos), ambos son amantes del diseño gráfico y su deseo es desarrollar herramientas para ayudar a sus compañeros del gremio. De hecho, los creadores de Studio Bros. no son para nada novatos: ya han creado otras dos herramientas muy innovadoras y prácticas.

La primera se llama Font Flipper, también conocida como el Tinder de las fuentes de Google. Nos permite previsualizar más de 800 fuentes de Google en sus propias creaciones y, gracias a un sistema de «me gusta» o «no me gusta», recopilar las que más nos gusten para después descargarlas y utilizarlas.

Image : Font Flipper Crédit : Studio Bros.

La segunda herramienta es Colour Leap. Se trata de una magnífica herramienta que nos permite, como su propio nombre indica, ir dando saltos por la Historia (con H mayúscula) para descubrir sus colores. Más concretamente, se trata de una colección de 180 paletas que presentan los colores más utilizados en 12 épocas distintas de la Historia, que abarcan un periodo de 4 000 años. Cada paleta se ha creado con selecciones de las obras de arte de cada periodo en cuestión. Por tanto, es una herramienta muy práctica para identificar los colores de una época y se puede aprovechar, por ejemplo, para un proyecto de póster vintage.

Image : Color Leap. Crédit : Studio Bros.

Logo Lab

Pero volvamos a lo que nos interesa. Con este tercer servicio gratuito y de uso muy sencillo, Studio Bros. se convierte en tu «chuleta» para que no pases nada por alto en la creación del logotipo, puesto que la eficacia de este se pone a prueba en función de diversos criterios. Lo primero que tienes que hacer es cargar tu creación en el sitio web. Y ya está, ¡eso es todo! Entonces, Logo Lab te propone hacer una recapitulación del estado de tu logotipo a través de 10 situaciones.

Image : Logo Lab 2. Crédit : Studio Bros.

Una vez analizado el logotipo, el sitio web primero te muestra el equilibrio visual del mismo.

Image : Logo Lab. Crédit : Studio Bros.

A continuación, te lo muestra en blanco y negro. Obviamente, algunos detalles se perderán.

Image : Logo Lab. Crédit : Studio Bros.

En la tercera fase aparecerá el logotipo tal y como lo verán las personas daltónicas. Esta es una fase a tener en cuenta: según los últimos estudios, en torno a un 4 % de la población mundial padece daltonismo (el 8 % de los hombres y el 0,5 % de las mujeres).

Image : Logo Lab. Crédit : Studio Bros.

Después, Logo Lab te muestra el logotipo con distintos cambios de tamaño. ¿Se lee bien en pequeño? ¿Qué aspecto tendrá en una tarjeta de visita, por ejemplo?

Image : Logo Lab. Crédit : Studio Bros.

La fase siguiente coloca tu logotipo en zonas de diversos formatos.

Image : Logo Lab. Crédit : Studio Bros.

Después, ¿qué aspecto tiene el logotipo a baja resolución? El sitio web explica que un buen logotipo conserva la mayor parte de su forma a pesar del pixelado.

Image : Logo Lab. Crédit : Studio Bros.

La versión borrosa te muestra cómo verías el logotipo a primera vista o si pasaras rápidamente delante de él.

Image : Logo Lab. Crédit : Studio Bros.

La fase 8 descompone el logotipo. ¿Sigue siendo reconocible? 

Image : Logo Lab. Crédit : Studio Bros.

Si la respuesta es sí, es una gran ventaja. Prueba de ello es la original campaña realizada por la agencia canadiense Cossette para McDonald’s.

Crédit : Cossette

 

La penúltima fase te muestra el logotipo en forma de icono en un dispositivo móvil.

Image : Logo Lab. Crédit : Studio Bros.

Para acabar, Logo Lab coloca tu logotipo entre otras marcas conocidas. ¿Se pierde entre la multitud o logra llamar la atención? ¡No debemos olvidarnos de que nuestros ojos están expuestos a una media de varios miles de mensajes publicitarios al día!

Image : Logo Lab. Crédit : Studio Bros.

Ahora te toca a ti someter a tu logotipo a la prueba de choque: https://logolab.app/home

You may also like