#PrintStories – Maria y el montaje de un escaparate… ¡exótico!

by

En Pixartprinting, la relación con los clientes es cada vez más estrecha y no deja de crecer día tras día.

No somos una mera plataforma web-to-print: somos un mediador entre los deseos de nuestros clientes y su materialización. Cada día intentamos satisfacer las necesidades de quienes desean concretizar una idea, llevar a cabo un proyecto o comunicar un mensaje o un producto.

Por este motivo, hemos decidido recoger las historias de los clientes que, con nuestro apoyo, han podido conseguir metas y objetivos grandes y pequeños. Queremos contarte sus historias ( #PrintStories) e ideas y los distintos itinerarios que han seguido para conseguir sus objetivos personales.

Hoy te contamos la historia de Maria, aspirante a arquitecta dotada de una gran vena creativa. ¡El escaparate que ha creado y montado es realmente admirable! ¿Te está picando la curiosidad? Lee su entrevista en las próximas líneas. No te arrepentirás.

¿Quién es Maria? Háblanos de ti: ¿quién eres y a qué te dedicas? Sueños, aspiraciones y actitudes. ¡Un retrato resumido pero fiel!

Soy una estudiante universitaria de Arquitectura. Tengo 24 años y, desde niña, mi sueño es conseguir liberar el potencial creativo que hay en mí. Aunque el mundo gráfico me ha conquistado, las manos son mi herramienta favorita para dar rienda suelta a mi fantasía. Por eso en los últimos años, me dedico al montaje de escaparates, que realizo con mis dibujos vectoriales.

Antes de empezar a contarnos cómo surgió tu idea creativa, ¿puedes explicar a nuestros lectores qué has acabado haciendo, gracias a nuestras impresiones?

Lo que veis es el montaje que diseñé para una tienda de óptica: la premisa era crear el contexto adecuado para las gafas de la nueva colección primavera/verano, dentro de un escaparate de altura completa que daba a una de las calles principales de la ciudad, sin un fondo que separase el espacio expositivo del de la tienda. Por tanto, fue fundamental crear una solución a 360° capaz de atraer a los clientes potenciales y, al mismo tiempo, decorar el interior de la tienda. 

Ahora, rebobinemos la cinta del tiempo y volvamos al momento en el que empezó todo. ¿Cuando surgió la idea de realizar este proyecto? Cuéntanos un poco cómo llegaste a idear este proyecto.

Es difícil determinar el comienzo de una historia creativa. En mi caso, la idea encontró a la oportunidad, permitiéndome expresar mi creatividad. Desde hace dos años, comparto mis ideas con el gerente de tienda y, gracias a él y a su confianza desde el principio, hemos experimentado nuevas formas de comunicación, no solo online con las actividades en las redes sociales, sino también offline generando interés en los clientes dentro de la tienda.

Y aquí estoy con este nuevo proyecto, que siga una estrategia que ha demostrado ser acertada: atreverse, crear algo distinto aunque de tendencia, único e interesante. En este caso, me atreví con los colores, siguiendo la tendencia tropical, con motivos gráficos originales, reformulados en función de las necesidades del escaparate. Todo ello surge de una simple pregunta: ¿qué es para mí la primavera? Entre muchas respuestas posibles, me decanté por esta: una explosión de colores, de felicidad y de esperanza. Así, intenté traducir todo esto en una imagen y el resultado es el que podéis ver.

Una vez que das con la idea adecuada, tendrás que haberte fijado un objetivo. ¿Qué querías conseguir con tu idea? ¿Cuál debía ser la finalidad última de tu trabajo?

La idea era precisamente crear un escaparate estacional, que no estuviese asociado a una marca y, por tanto, dinámico desde este punto de vista. Evidentemente, en una tienda de óptica… ¡también habrá que dedicarle una parte al ojo! Es difícil no centrarse en un tema capaz de atraer incluso a los más miopes.

Ya tenemos la idea del proyecto y de su finalidad. ¡Ahora hay que ponerla en práctica! ¿Cómo lo hiciste? ¿En cuántas y cuáles fases dividiste tu trabajo? Cuéntamos el proceso que te llevó a dar forma a tu idea y a tenerla lista para trabajar sobre ella e imprimirla.

Las fases del trabajo se definieron como en todos los demás proyectos realizados, en función de los plazos y de las necesidades técnicas de cambio del escaparate, que eran muy limitados. Por tanto, dada la necesidad de una ejecución rápida, siempre se intenta comprimir al máximo cada fase: boceto y aprobación del proyecto, transposición gráfica, aprobación final, impresión y aplicación.

¡Llegó el momento de imprimir! ¿Cómo aprovechaste la impresión a la carta para terminar tu proyecto? ¿Qué materiales empleaste? ¿Y qué motivos te llevaron a escoger estos materiales y esta técnica de impresión?

La impresión a la carta permite una continuidad y una participación en el proceso creativo final. Gracias al amplio catálogo y a las clarísimas instrucciones que me facilitan, puedo decidir libremente la forma que daré a mis proyectos, con una garantía de calidad y fidelidad.

Para el proyecto en cuestión, opté por el PVC adhesivo monomérico opaco para revestir los stands y la base que iría sobre el suelo, aportándoles una imagen coordinada con el contexto creado por el panel de Forex de doble cara colocado en el centro de la composición en suspensión.

Una vez preparado el material, es el momento de utilizarlo como es debido. En tu caso, el objetivo era decorar y montar un escaparate. ¿Nos cuentas cómo encontraste la inspiración mientras lo montabas? ¿Qué sensación te transmitió ver cómo se hacía realidad tu idea delante de tus ojos?

El montaje del escaparate es la prueba de fuego: desde el momento de cargar los archivos ejecutivos hasta la llegada del mensajero, todo es un «trailer» de las posibles situaciones apocalípicas en cuanto al éxito efectivo del proyecto, sin considerar la fase de la aplicación (si llega a producirse), como en el caso de los adhesivos. No obstante, una vez recibido el material, ¡el Oscar al mejor guion por fin es mío!

Toca ponerse a trabajar para ensamblar los distintos elementos: se empieza por la composición de hojas y flores sintéticas, reproducidas mediante el diseño gráfico del Forex y aplicadas directamente sobre este último; el revestimiento de los stands precedido del recorte de cada una de las caras que se aplicarán; y la aplicación del PVC adhesivo sobre el suelo para crear la base sobre la que situé los stands.

Además de estos pasos ejecutivos de montaje, está la coordinación con la agencia de comunicación Youngears, que supervisa todas las iniciativas sociales asociadas a las actividades que tienen lugar en la tienda, con la cual me mantengo en contacto para mantener un hilo conductor e idear a cuatro manos con el director creativo una campaña de comunicación que también se refleje en las actividades en Internet. Solo gracias a esta sinergia, consigo obtener un «feedback» y —¿por qué no?— un diálogo y un debate que hasta ahora siempre ha resultado ser beneficioso para los nuevos proyectos.

¡Esto no es más que el principio! ¿Qué otros proyectos tiene previstos Maria de cara al futuro? ¿Nos puedes revelar alguno?

El primer objetivo para mi futuro es, ciertamente, terminar mis estudios de Arquitectura, un sólido programa que constituye los cimientos de mi futuro. Todos los proyectos que he realizado hasta ahora han sido mi manera de distraerme frente a tantas horas pasadas entre libros, una manera de dar color al tono gris de las cuatro paredes.

Estar en contacto con un ambiente creativo como el de una agencia de comunicación me permite ampliar mis perspectivas, definir nuevos caminos que no hay más que explorar.
Por lo demás, no hay nada previsto, tengo permanentemente a mano mi cuaderno de bocetos: ¡se puede decir que soy una bomba de relojería de ideas en busca de la chispa correcta que la haga explotar!

You may also like