Mascarillas antivirus

Mascarillas antivirus: combatir el coronavirus con las mascarillas

by

Mascarillas antivirus: combatir el coronavirus con las mascarillas

Una de las formas de combatir la COVID-19 es usar mascarillas antivirus.

Lo dicen la Organización Mundial de la Salud (OMS), los médicos y los institutos de investigación y varios países están imponiendo a sus ciudadanos el uso de mascarillas antivirus para contener la difusión del nuevo coronavirus.

A pesar de ser un instrumento útil para limitar la difusión de la COVID-19, actualmente hay un intenso debate sobre las mascarillas antivirus. La razón es que el mero uso de la mascarilla no es suficiente para protegerse del contagio. La acción antivirus de la mascarilla solo funciona si esta se usa correctamente y si además se respetan las directrices para evitar contagios que ha publicado la OMS.

En efecto, para combatir la COVID-19 hay que respetar todas las siguientes prácticas:

  • Mantener la distancia de seguridad de al menos 1 metro respecto a las demás personas en lugares públicos
  • No tocarse la nariz, la boca ni los ojos mientras se está en lugares públicos
  • Llevar correctamente la mascarilla de protección en público
  • Lavarse frecuentemente y de forma minuciosa las manos con geles hidroalcohólicos o con agua y jabón

Por tanto, las mascarillas de protección combaten el virus solo si se siguen todas las pautas higiénicas de prevención. Si llevamos la mascarilla pero descuidamos las demás normas de comportamiento, corremos el riesgo de anular su eficacia como barrera protectora. Es importante hacer hincapié en esto.

Mascarillas antivirus: cómo funcionan y cómo limitan la difusión de la COVID-19

Hasta la fecha, la OMS no se ha manifestado a favor de la obligación de usar las mascarillas que han impuesto algunos países a todos los ciudadanos. Pero hay que decir que la propia OMS se ha reservado el derecho a cambiar de opinión sobre la marcha, y está siguiendo atentamente las prácticas de prevención adoptadas por cada uno de los países que están luchando contra el coronavirus en todo el mundo.

La función principal de las mascarillas antivirus es limitar la difusión de las gotitas de saliva (las famosas «droplets», en inglés) que constituyen el principal vehículo de transmisión del virus tanto por parte de las personas que presentan síntomas como por parte de los llamados «asintomáticos», es decir, aquellos sujetos que, a pesar de no mostrar los síntomas más evidentes de COVID-19 (resfriado, tos, fiebre), también son contagiosos.

Para ser eficaces, las mascarillas antivirus deben cubrir totalmente la boca y la nariz, dado que desde ahí salen las gotitas de saliva al estornudar, toser o hablar. Estas gotitas son peligrosas porque pueden entrar en contacto con la nariz, la boca y los ojos de las personas sanas que estén cerca, o depositarse en las superficies de objetos contaminándolas. Por ese motivo es tan importante usar mascarillas de protección contra la COVID-19.

Cada mascarilla es un «antivirus»: independientemente de si es más o menos sofisticada, de si posee más o menos capas, de si tiene válvulas o filtros, en cualquier caso la mascarilla es uno de los mejores aliados a nuestra disposición en este momento, junto con el distanciamiento social, hasta que aparezca un tratamiento eficaz o una vacuna contra la COVID-19.

Mascarillas antivirus: los distintos tipos disponibles en el mercado y su eficacia

Las mascarillas antivirus comercializadas, que son de distintos tipos, impiden la difusión de las gotitas contagiosas y cumplen la función de barrera. Actualmente hay en el mercado distintos tipos de mascarillas, y cada de ellas una tiene un nivel específico de protección frente al coronavirus.

Las mascarillas de protección se dividen en distintos tipos.

  1. Mascarillas no certificadas para uso sanitario
  2. Mascarillas quirúrgicas
  3. Mascarillas de alta protección (KN95, FFP2 y FFP3)

Veamos un resumen de sus características.

1.Mascarillas no certificadas para uso sanitario

mascarillas de tela
Mascarillas de tela

Son mascarillas antivirus que pueden fabricarse con cualquier tipo de tela. No tienen una función médica y no pueden ser usadas por el personal sanitario. Se trata de mascarillas de tela que deben ser cómodas y cubrir completamente la nariz y la boca. Son útiles para quienes deben salir a hacer la compra o a lugares públicos en los que sea posible respetar fácilmente las distancias de seguridad de al menos un metro. La tela actúa a modo de barrera y limita la difusión de las gotitas de saliva. Pueden lavarse fácilmente y esterilizarse después de usarlas.

Puedes comprarlas aquí.

2.Mascarillas quirúrgicas

Mascarillas quirúrgicas
Mascarillas quirúrgicas

Son las mascarillas de color azul o verde que suelen usar los médicos y los dentistas. Estas mascarillas protegen no tanto a quienes las llevan puestas, sino más bien a quienes están a su alrededor, dado que tienen la capacidad de retener eficazmente las gotitas de saliva que pueden estar contaminadas. Tienen una eficacia de filtrado del aire saliente superior respecto a las mascarillas no sanitarias de tela; pero, también en el caso de estas mascarillas, su función consiste en evitar que el contagio se propague. Por tanto, no son aconsejables para el personal médico. Y son de usar y tirar: una vez humedecidas tras su primer uso, hay que tirarlas.

3.Mascarillas de alta protecicón (FFP2, FFP3, KN95 y N95)

Mascarillas de alta protecicón (FFP2, FFP3, KN95 y N95)
Mascarillas de alta protecicón (FFP2, FFP3, KN95 y N95)

Son las mascarillas antivirus que ofrecen mayor nivel de protección. Son utilizadas sobre todo por el personal sanitario, al estar obligado a saltarse las distancias de seguridad debido a la necesidad de estar cerca de los pacientes para administrar los tratamientos terapéuticos. Son mascarillas estudiadas expresamente para filtrar el aire entrante y saliente con mayor eficacia que las demás mascarillas. Su capacidad filtrante es altísima y son las únicas mascarillas antivirus que protegen (siempre que no tengan válvula) tanto del aire entrante como del saliente. También estas son desechables.

En estos momentos, la OMS sugiere reservar las mascarillas de alta protección (FFP2, FFP3, N95 y KN95) al personal sanitario e insta a los ciudadanos en general a usar otros tipos. Sobre todo en vista de la dificultad para encontrar las mascarillas contra el virus en estos momentos.

Mascarillas antivirus: el problema de la escasez y el movimiento #masks4all

En el futuro, tendremos que usar a diario las mascarillas para movernos por los lugares públicos o para ir al trabajo.

Esto ya es obligatorio en algunos países del mundo. Esta enorme demanda de mascarillas antivirus conlleva un problema: las mascarillas son muy difíciles de encontrar. La demanda es enorme y se está produciendo de forma simultánea en casi todos los rincones del planeta. A veces es difícil encontrar incluso las mascarillas protectoras más sencillas. Por este motivo, muchísimas empresas están reconvirtiendo su producción para fabricar mascarillas y contribuir a satisfacer la gran demanda.

Algunos países que, inicialmente, no habían insistido en la adopción colectiva de las mascarillas, progresivamente han promovido su uso para las salidas en público de los ciudadanos. Es más: muchos han llegado incluso a animar a la gente a que se proteja con mascarillas «caseras», compartiendo videotutoriales que explican cómo hacer mascarillas antivirus caseras aprovechando objetos de uso común.

Esto se debe a que han transcendido pruebas científicas según las cuales llevar una mascarilla, incluso si no es de tipo médico, sirve de barrera contra la difusión de las gotitas de saliva que suponen el principal vehículo difusión del virus entre las personas. Por ello, incluso si están hechas de una simple tela, las mascarillas suponen una útil barriera antivirus que protege sobre todo a las demás personas. Si todos la llevamos y si mantenemos las distancias de seguridad y adoptamos las demás normas higiénicas de prevención, aumentamos el nivel de seguridad colectiva y contribuimos al bienestar de todos. Y, si todos nos protegemos mutuamente llevando mascarillas de protección, el riesgo de contraer el coronavirus se reduce considerablemente.

En EE. UU. ha surgido incluso un movimiento denominado #Masks4All que promueve la producción de mascarillas fabricadas de manera casera, incluso artesanal, dado que cualquier tipo de mascarilla constituye un auténtico «antivirus». El sitio web de #Mask4all recoge testimonios en vídeo y escritos tomados de disposiciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud), de estudios científicos intergubernamentales y de publicaciones de los periódicos y revistas internacionales más importantes acerca de la necesidad de hacerse con mascarillas de protección para combatir la difusión del virus.

Mascarillas antivirus de tela: Pixartprinting también arrima el hombro y empieza a producirlas

Dada la dificultad existente para encontrar mascarillas que te protejan de la COVID-19, Pixartprinting ha decidido reconvertir su línea de producción para fabricar dos tipos de mascarillas antivirus:

  • Mascarillas antivirus de tela normales.
  • Mascarillas antivirus con filtro Trumask®.

Mascarillas antivirus de tela de Pixartprinting: una barrera mecánica sencilla y lavable

Se tratan de unas mascarillas antivirus de tela de una sola capa (poliéster). Estas mascarillas no son un equipo de protección individual ni son de uso sanitario. Sin embargo, en el uso diario y respetando las distancias de seguridad y las normas de higiene, sirven para proteger a la comunidad, ya que reducen la propagación de gotitas de saliva que puedan ser una fuente de contagio. Además, se pueden lavar en la lavadora.

Puedes comprarlas aquí.

mascarillas de tela

Máscaras anti-virus de verano: ligeras y hechas de tela de filtro de triple capa

Las máscarillas antivirus pro tripla capa pro tienen todas las ventajas de las máscarillas de tela, así como una mayor eficacia de filtración y protección contra las micropartículas y los virus. Las máscarillas pro tripla capa tienen tres capas de tejido que filtran las partículas en suspensión, las bacterias y las micropartículas dañinas. Tienen una eficiencia de filtración del 90%. Estas máscaras pueden ser convenientemente lavadas a máquina varias veces a una temperatura de 60 grados y son reutilizables. Además, estéticamente están muy cuidadas. Las mascarillas pro tripla capa están disponibles en varios colores y con distintos diseños, lo que las convierte en un elemento muy bonito de llevar. Puedes encontrarlas aquí.

Máscaras anti-virus de verano: ligeras y hechas de tela de filtro de triple capa
Máscaras anti-virus de verano: ligeras y hechas de tela de filtro de triple capa

Mascarillas antivirus con filtro Trumask® de Pixartprinting: protección, comodidad y diseño

Las mascarillas antivirus con filtro Trumask® pro tienen todas las ventajas de las mascarillas de tela y, además, cuentan con una mayor eficacia de filtración y de protección frente a micropartículas y frente al virus. Las mascarillas con filtro Trumask®  cuentan con tres capas de tejido que filtran las partículas suspendidas que puedan nocivas, las bacterias y las micropartículas contaminadas. Tienen una eficacia de filtración del 90 %. Estas mascarillas cuentan con filtros internos reemplazables que tienen una vida útil de 12 horas para aumentar su eficiencia. Una vez que se extraen los filtros, se pueden lavar con agua caliente y jabón neutro, por lo que son reutilizables. Además, estéticamente están muy cuidadas. Las mascarillas Trumask® están disponibles en varios colores y con distintos diseños, lo que las convierte en un elemento muy bonito de llevar. Puedes encontrarlas aquí.

Mascarillas antivirus con filtro Trumask® de Pixartprinting
Mascarillas antivirus con filtro Trumask® de Pixartprinting

You may also like