Todos saben decir «te amo». Pocos saben montar un Roll-Up en 5 sencillos pasos

by

Cerrad los ojos e imaginad: la feria del sector más importante para vuestro negocio está a punto de empezar, faltan pocas horas, cientos de personas llenarán los pabellones entre un mostrador y otro. Todo debe estar perfecto, habéis pasado la noche montando vuestro estand, decorándolo con esmero para atraer el máximo de miradas. Falta solo una cosa: el fatídico momento del montaje del Roll-Up.

Estáis tensos, no podéis saltaros ni un paso, la feria es importante, no podéis equivocaros. Es aquí donde entra en juego Pixartprinting para deciros: «Calma y sangre fría, ¡montar un Roll-Up Classic es fácil y rápido!».

En cuestión de minutos vuestros expositores publicitarios estarán listos y relucientes. ¿Cómo? Pixartprinting os ha dado todas las piezas: la imagen de vuestro archivo impresa y la bolsa con la barra de soporte, la barra superior para la lona y la base del expositor. Para un montaje del Roll-Up perfecto, colocadlo todo en el suelo en orden. Sabemos que el caos genera estrellas, pero tenéis los segundos contados, mejor no arriesgarse.

Seguid ahora 5 sencillos pasos:

  1. Como en la mayoría de los casos, empezad por lo básico: desenrollad la imagen impresa en EcoFlat. Coged la barra superior y quitadle los dos cierres de los extremos, abridla e insertar con cautela vuestra imagen. Apretad luego la barra y aseguradla con las tapas laterales.
  2. Una vez puesta la imagen, enrolladla hacia abajo. Es el momento de ocuparse de la parte inferior de la impresión.
  3. Poned boca abajo la base de aluminio con la tira de papel con adhesivo. En este punto, pegad con cuidado la imagen, aseguraos de alinear y superponer correctamente las dos lonas con la cinta adhesiva de doble cara.
  4. Ahora podéis quitar la llave que bloquea la lona y enrollar la imagen dentro de la base.
  5. Para terminar, montad la barra que soportará la imagen impresa y colocad el expositor en vuestro estand.

En menos tiempo del que necesitáis para pensar en qué vais a preparar para cenar, vuestros expositores publicitarios estarán listos para el evento.
Pero prestad atención, hay unos detalles que necesitáis saber para que vuestro montaje sea perfecto:

  1. Aseguraos de que la barra superior en la que engancháis vuestra imagen esté girada por la parte correcta. Antes de cerrarla, comprobad que la lona esté insertada correctamente para evitar que se suelte.
  2. Alinead perfectamente vuestra imagen a la línea negra que encontráis bajo la cinta adhesiva de doble cara. En caso de no estar alineada, será difícil quitar la lona para repetir la operación.
  3. Antes de quitar la llave de la base del expositor, sostened firmemente vuestra imagen. La llave bloquea el resorte interno que permite cerrar la impresión, si soltáis la imagen, os arriesgáis a que se enrolle demasiado rápido, arruinando o dañando la estructura de la base.

Solo tenéis que seguir estos sencillos pasos con nuestro videotutorial sobre el montaje del Roll-Up para haceros expertos en expositores enrollables.

Y ya está todo listo, no falta nada más en vuestro estand, elegid el ángulo perfecto para el expositor publicitario y esperad: el Roll-Up hablará por sí solo.

La feria es solo uno de los muchísimos contextos en los que podrás presumir de tus expositores publicitarios, ideales, por ejemplo, para tiendas, eventos públicos o fiestas privadas, tiendas fugaces o cualquier momento en el que quieras hacer publicidad de tu negocio.

Para llegar a ser un experto y descubrir cómo cambiar la imagen impresa en tu Roll-Up o qué hacer en caso de que el muelle del enrollado se rompa, ¡no te pierdas el próximo tutorial!

You may also like