Abre en Nueva York el museo del póster

by

Abre en Nueva York el primer museo americano dedicado al póster

El pasado mes de junio abrió sus puertas la Poster House, el museo dedicado a los carteles más importantes de la historia. En un espacio de 1.400 metros cuadrados en el corazón de Chelsea, Nueva York, una selección de 7.000 carteles procedentes de todo el mundo expresa el poder comunicativo y persuasivo de este medio de comunicación, en sus distintos campos de aplicación. Desde su primera aparición a finales del siglo XIX hasta hoy, los pósteres han desempeñado una gran variedad de funciones, desde la propaganda política hasta la publicidad, llegando a convertirse en auténticos objetos artísticos de colección.

El área expositiva de la Poster House, el museo de Nueva York dedicado a los pósteres más importantes de la historia.
El área expositiva de la Poster House, el museo de Nueva York dedicado a los pósteres más importantes de la historia.

El museo incluye dos áreas expositivas, un área para niños, un laboratorio educativo y algunas instalaciones interactivas pensadas para desvelar a los visitantes de todas las edades los secretos del diseño de pósteres. Además de la colección permanente, el centro también alberga interesantes exposiciones temporales sobre algunos de los artistas y diseñadores de carteles más importantes a nivel internacional. Gracias a las instalaciones interactivas del museo, los visitantes pueden crear su propio póster personalizado usando los diseños gráficos de algunos carteles célebres.

Adultos y niños podrán aprender la historia del poster y diseñar uno acorde con sus gustos, entre otras cosas, gracias a la cabina fotográfica diseñada para tal fin, que permite superponer una imagen del visitante a los diseños gráficos de algunos de los pósteres americanos más célebres, desde «I want you» de James Montgomery Flagg hasta el no menos famoso «We Can Do It!» de J. Howard Miller.

Hemos seleccionado para ti algunos de los pósteres más interesantes expuestos en este museo.

«Progressive Proof (Before Letters)»,  Jules Chéret, 1891

Esta obra de Jules Chéret es la pieza más particular de la colección y representa el elemento final de una serie de borradores expuestos en la Poster House: cada hoja sirvió para añadir un color distinto dentro de la composición y para realizar el dibujo final.

El póster de Jules Chéret «Progressive Proof (Before Letters)», 1891
El póster de Jules Chéret «Progressive Proof (Before Letters)», 1891

Padre del póster moderno y gran maestro de la cromolitografía, con su particular técnica Chéret consiguió obtener efectos pictóricos hasta entonces impensables.

“Silence = Death”, por la organización ACT UP,  1987

En 1987, ACT UP (siglas de AIDS Coalition to Unleash Power), un grupo de activistas de Nueva York, creó un póster para impulsar a la comunidad LGTB y al resto de los ciudadanos a actuar ante la emergencia del SIDA.

El póster “Silence = Death” creado por la organización ACT UP en 1987
El póster “Silence = Death” creado por la organización ACT UP en 1987

Las calles de la Gran Manzana se tapizaron con este cartel, que se convirtió en un icono del movimiento LGTB. La clave de su éxito fue el uso de un diseño gráfico abstracto —con el triángulo rosa, símbolo identificativo de los homosexuales en los campos de concentración nazis, en posición invertida— y un eslogan tan esencial como inequívoco, pensados para llegar al público más amplio posible.

«Resist Unite Together We Must Fight», creado con ocasión de la Marcha de las Mujeres de Boston, 2017

Este es uno de los 4.000 carteles donados a la Poster House por el movimento organizador de la Women’s March.

El póster «Resist Unite Together We Must Fight», creado con ocasión de la Marcha de las Mujeres de Boston de 2017.
El póster «Resist Unite Together We Must Fight», creado con ocasión de la Marcha de las Mujeres de Boston de 2017.

En 2017, millones de mujeres desfilaron en Washington, Nueva York, Boston, Los Ángeles y muchas otras ciudades de EE. UU. y del mundo para apoyar el derecho a la igualdad y la defensa de los derechos civiles de las mujeres y de las minorías, amenazados por la llegada al poder de Donald Trump a la Casa Blanca. Desde el 17 de octubre, el museo acogerá una exposición dedicada a la Women’s March.

«Visit Dante’s Inferno», Seymour Chwast, 1967

El diseñador Seymour Chwast, junto con Milton Glaser y James McMullan, fue uno de los fundadores de los Push Pin Studios en 1954.

El póster «Visit Dante’s Inferno» de Seymour Chwast, 1967.
El póster «Visit Dante’s Inferno» de Seymour Chwast, 1967.

Este consorcio de diseñadores gráficos e ilustradores neoyorquinos decidió abandonar el frío racionalismo impuesto por el Swiss Style —la forma de diseño gráfico predominante hasta ese momento— formulando un nuevo léxico gráfico fresco e irónico. Desde que apareció en el despacho de Roger Sterling Jr. en la serie TV «Mad Men», este póster se convirtió en el icono de la publicidad en los años 60. Poster House tiene prevista para los próximos meses una exposición con algunos de los trabajos realizados por los Push Pin Studios.

 «Herman Miller Summer Picnic», Stephen Frykholm, 1985

En 1970, Stephen Frykholm fue contratado por la empresa de decoración Herman Miller para dirigir su departamento de diseño gráfico.

La obra «Herman Miller Summer Picnic» de Stephen Frykholm, 1985.
La obra «Herman Miller Summer Picnic» de Stephen Frykholm, 1985.

Una de sus primeras tareas fue crear pósteres con ocasión del Sweet Corn Festival, el picnic anual de la empresa. Durante veinte años, Frykholm creó animados pósteres con imágenes inspiradas en el Pop Art, cosechando múltiples premios por la originalidad de sus trabajos.

 «PKZ», Otto Baumberger, 1923

Con su composición centrada en un único objeto a escala aumentada, este cartel, ideado para promocionar los grandes almacenes PKZ, es un clásico ejemplo de Object Poster, el estilo figurativo también conocido por el nombre de Plakastil e inventado por el diseñador gráfico alemán Lucian Bernhard a principios del siglo XX.

El póster «PKZ» de Otto Baumberger, 1923.
El póster «PKZ» de Otto Baumberger, 1923.

El Plakastil, caracterizado por el uso de colores intensos, caracteres grandes y formas simplificadas, fue practicado por Otto Baumberger y otros artistas suizos hasta principios de los años 50.

You may also like