Entrevista con Scott Savarie de InVision Studio

by

Scott Savarie estudió diseño gráfico tradicional y nunca tuvo la intención de trabajar en el mundo digital. Sin embargo, tras hacer unas prácticas en la sede de Edenspiekermann en Ámsterdam, se dio cuenta de que el diseño digital se le daba bastante bien y quiso aprender más. Se mudó a Berlín para profundizar más en las áreas del diseño y la programación y, más tarde, se trasladó a San Francisco para trabajar con el equipo de diseño de Facebook.

Con su aplicación, Napkin, pudo combinar sus aptitudes de desarrollo y diseño, así como moverse por nuevos campos con el lanzamiento y promoción de esta aplicación.

Actualmente, Scott es el diseñador jefe de InVision Studio, la última herramienta de diseño y desarrollo de prototipos de la Plataforma de Diseño de Productos Digitales. Se fundó en Nueva York, pero no tiene ninguna oficina y casi el 100 % del equipo (¡800 empleados!) trabaja a distancia. Empresas como Amazon, Netflix o Nike utilizan el software de InVision, que permite a los diseñadores de productos crear prototipos digitales que se pueden compartir. De esta forma, agencias y empresas pueden llevar a cabo todos los pasos del desarrollo de un producto con la misma herramienta.Hemos hablado con Scott sobre su paso del diseño gráfico al diseño digital y la programación, sobre cómo el papel de los diseñadores está cambiando hoy en día, así como sobre el funcionamiento de una empresa que trabaja completamente a distancia.

Viendo tu formación en diseño gráfico clásico, ¿cómo es que has acabado en empresas y proyectos digitales?

Simplemente, pasó. En realidad, nunca tuve previsto que fuera así. Me gustaba la programación cuando estaba en el colegio. Aprendí Action Script 2 y lo básico de HTML y CSS. Pero, por aquel entonces, también me gustaban mucho los trabajos impresos. Hice un montón de carteles de conciertos y siempre pensé que meterme a diseñar embalajes sería algo interesante. Una vez que empecé a trabajar, la mayoría de los trabajos estaban en el espacio digital, haciendo páginas web y, a veces, diseñando aplicaciones. Simplemente, me dejé llevar y acabé metiéndome cada vez más en la programación.

¿Qué opinas del diseño (digital) de hoy en día y de las diferentes herramientas de diseño y desarrollo de prototipos que utilizan los diseñadores? Parece que existe un rápido crecimiento en las herramientas que utilizan empresas y diseñadores. ¿Hay demasiadas opciones o aún no son suficientes?

Creo que ha habido una explosión de herramientas, cada una centrada en una parte específica del proceso de diseño, pero ninguna que puedas utilizar desde el principio hasta el final del proceso. Puedes empezar tu diseño con una herramienta, utilizar otra para desarrollar un prototipo interactivo, otra para compartirlo y recibir feedback, otra para gestionar el control de las versiones de tus archivos y otra para pasar tu trabajo a los desarrolladores. Creo que es algo bueno y malo. Lo bueno es que cada herramienta se especializa en un área concreta, por lo que los equipos pueden encontrar soluciones de calidad en cada etapa del proceso. Lo malo es que estos mismos equipos van a necesitar un montón de suscripciones y licencias, además del hecho de que el flujo de trabajo en todo el proceso no va a ser muy fluido.

Cada vez más, el diseño se está convirtiendo en una herramienta de desarrollo empresarial para las empresas. ¿A qué crees que se debe?

Creo que cuando diseñas algo, ya sea una silla, una casa o una función de algún producto digital, lo que estás haciendo, básicamente, es intentar crear algo que tenga sentido para la gente. Si algo tiene sentido, funciona bien y tiene una función, la gente lo va a usar. Así que aunque ahora esté más de moda incluir diseñadores en la toma de decisiones, creo que el diseño siempre ha estado al nivel del desarrollo empresarial. Puede que simplemente no haya sido lo efectivo que podría. Creo que ahora los diseñadores tenemos métodos sólidos para diseccionar de verdad un problema, para hacer las preguntas correctas y para ofrecer soluciones a un nivel que quizá mucha gente no consideraba importante antes. Los resultados de las empresas que dan importancia al diseño hablan por sí mismos. Probablemente, eso sea lo que ha hecho que otras empresas que no le daban tanta importancia ahora se suban al carro del diseño.

InVision es una de las herramientas de diseño y desarrollo de prototipos más importantes que existen. ¿Por qué crees que ha tenido tanto éxito?

InVision fue una de las primeras en hacer lo que hace. Los fundadores vieron que había un problema en el flujo de trabajo de los diseñadores y crearon un producto útil en función de eso. Con el tiempo, la empresa se ha convertido en un importante altavoz para la comunidad del diseño a través de su blog, de los eventos y del contenido de diseño que publican. La empresa vive por y para el diseño, y pienso que la comunidad es consciente de ello.

Cuéntame más sobre tu puesto actual. Supongo que desempeñas muchas funciones como diseñador jefe de InVision Studio.

Yo entré como gestor de proyectos, pero cuando empezamos a trabajar en InVision Studio, nos pidieron a 5 compañeros y a mí que intercambiásemos los puestos. Al principio, mi papel en el equipo era muy variado: podía crear perspectivas visuales, planificar sprints, redactar requerimientos o diseñar y programar características. Al tiempo que el equipo iba creciendo, se definieron un poco más nuestros papeles. Trajeron gestores de proyectos reales, lo que me permitió centrarme más en el diseño. Sin embargo, lo único que hay que tener en cuenta al trabajar con Studio es que los diseñadores son, en realidad, nuestros propios clientes. Así que cuando llegamos a la planificación de las características que se van a incluir, seguimos pensando y decidiendo qué es lo que va a venir después y creando los requisitos. Aun así, sigo haciendo mucha programación, por lo que no sé… Supongo que sí que es bastante variado. ¡Me gusta!

¿Cómo se organiza una gran empresa como InVision con casi toda su plantilla trabajando a distancia?

Como el trabajo en esta empresa siempre ha sido a distancia, es como si fuese su ADN. En vez de organizar reuniones, muchas veces grabo un vídeo y lo subo para que la gente lo vea cuando pueda. Todos sabemos muy bien cuándo hay que trabajar de forma sincronizada y cuándo no.

Eres un diseñador que utiliza herramientas de diseño (y que ha creado una). ¿Crees que tienes más ventajas por trabajar en InVision que alguien que tenga meramente la formación técnica?

En el equipo hay algunos diseñadores que tienen una gran formación técnica. En los últimos años, me he dado cuenta de lo importante que es, en vista del tipo de herramienta que estamos desarrollando. Todos hemos programado funciones reales en Studio o hemos desarrollado prototipos de gran fidelidad para validar nuestras ideas antes de llevarlas a cabo. Cuando no estamos hasta arriba creando códigos, creo que las ventajas vienen por la forma en la que trabajamos. Entendemos qué es lo que va a ser difícil de hacer y, a menudo, evaluamos las disyuntivas de ciertos enfoques con suficiente antelación.

¿Por qué y cómo desarrollaste Napkin?

Cuando trabajaba en Facebook, organizaron un curso que se llamaba «iOS para diseñadores», con la intención de enseñarnos a desarrollar prototipos de aplicaciones iOS por medio de Objective-C. Cuando acabó el curso, hice un proyecto aparte para seguir aprendiendo por mi cuenta. Mi profesor, Timothy Lee, había mencionado que un montón de herramientas de escritorio tradicionales habían sido sustituidas por las herramientas para móvil o tableta, y que era raro que las herramientas de diseño no lo hubiesen hecho. Eso fue lo que me hizo pensar en Napkin. Por si sirve de algo, nunca pensé que se hubiese perdido una oportunidad en el área de las herramientas de diseño. Creo que hay buenos motivos por los que esas herramientas siempre van se van a usar principalmente en versión de escritorio. ¡Yo solo quería hacer otro proyecto para seguir mejorando con la programación!

Tiene que suponer una gran diferencia venir de Facebook, donde trabajabas en unas instalaciones enormes con muchísima gente, a trabajar por tu cuenta a distancia. ¿Cuáles son los pros y los contras de trabajar solo?

Me encanta. Casi todo son pros. Me gusta poder viajar y trabajar. Me encanta trabajar desde donde me apetezca. El único inconveniente que le veo es que no tienes ese componente social del trabajo. Dicho eso, acabamos reuniéndonos unas cuantas veces al año y me ha hecho volverme más activo en buscar gente fuera del trabajo.

¿Qué te inspira y cómo consigues inspiración? ¿Te mantienes informado sobre las tendencias actuales de diseño?

No sé si hago algo en particular. Creo que el diseño es simplemente una parte de mi vida en la que estoy metido todo el tiempo. Va más allá de la pantalla, se plasma en mi casa, en cómo me visto, en qué compro. Catie (mi pareja) y yo siempre hemos sido muy lentos a la hora de decorar nuestra casa porque tenemos una idea muy concreta de qué aspecto debería tener y preferimos ahorrar y comprar cosas chulas a comprar lo primero que veamos. En cuanto a la ropa, normalmente miro dónde se han hecho las cosas y cómo de sostenibles son. Y no, nunca compro nada sin considerar su diseño. Incluso en las cosas más pequeñas, como en la pasta de dientes o una cerveza. No estoy diciendo que solo compro pasta de dientes que esté bien diseñada, eso sería absurdo; pero sí que sé apreciar un tubo de Marvis si alguien me lo regala.

You may also like