Venta online: cómo abrir un comercio electrónico

by

La venta online está cada vez más extendida, también en España. En el último año, las ventas online crecieron más de un 50 % respecto al año anterior, lo que la coloca como uno de los países con mayor crecimiento en términos de compras en comercios electrónicos. Cada vez más personas compran online. Los jóvenes son los que lo hacen más rápido (mientras están por la calle o en el sofá) utilizando su teléfono móvil.

El hecho de que abrir una tienda online podía ser una buena oportunidad ya estaba claro desde hace unos años. La pandemia de la COVID-19 ha ayudado a acelerar el proceso, debido a las limitaciones de movimiento y acceso físico a las tiendas. Por eso, si la idea de abrir un comercio electrónico te ronda la cabeza, ¡este es tu momento!

Poner en marcha un canal de ventas online es, a día de hoy, mucho más fácil de lo que se podría esperar: existen plataformas de ventas ya preparadas, métodos de venta muy ventajosos como el dropshipping y herramientas gratuitas para realizar las campañas de marketing. Evidentemente, también es necesario tener intuición empresarial, un poco de preparación y una pizca de esa inevitable burocracia.

Hemos preparado una breve guía para abrir un comercio electrónico. En la primera parte, hablamos de la preparación y la apertura de la tienda online. En la segunda, explicamos todos los trámites burocráticos. ¡Disfruta de la lectura!

Un popular canal de venta en línea en teléfonos inteligentes, operado por un usuario
Un popular canal de venta en línea en teléfonos inteligentes, operado por un usuario

Antes de vender online: cómo abrir un comercio electrónico

Las ventas online exigen una planificación cuidadosa y racional, y una recopilación de datos, pero también –y esto es fundamental– tu intuición para saber qué necesitas hacer para conseguir que tu comercio electrónico tenga éxito. Aquí te dejamos cinco útiles pasos para abrir una tienda online.

1.      Estudiar el mercado

Vamos a empezar por hacer realidad tu idea: antes que nada, tienes que hacer una investigación de mercado. En otras palabras, tienes que estudiar el campo de juego en el que vas a desafiar al resto de jugadores: es decir, las tiendas online y las físicas, tus competidores. ¿Estás listo?

Hacer una investigación de mercado para un comercio electrónico significa: 1) recopilar sistemáticamente datos e información sobre consumidores y empresas, y 2) analizar estos datos para ver qué necesidades tienen tus clientes objetivo.

En concreto, debes recopilar información sobre tres aspectos: el sector de referencia, los consumidores y la competencia.

  • El sector de referencia: has de conocer la trayectoria del sector, es decir, recopilar números y estadísticas (actuales y previsiones) del sector en el que quieres abrir una tienda online. Aquí te dejamos algunas preguntas que deberías hacerte: ¿cuáles son las tendencias para el futuro? ¿Es un sector en crecimiento? ¿Pueden aparecer tecnologías o productos que cambien radicalmente el sector?
  • Los consumidores: ¿quiénes son los clientes potenciales en este segmento de mercado? Recopila cifras y estadísticas sobre la cantidad de consumidores que hay y sus características.
  • La competencia: haz una lista de otros negocios que se dirijan a tus potenciales clientes para saber, más o menos, cuántos son. Entre todas las empresas que incluyas en la lista, identifica cuáles son las mejores y analiza cuáles son sus puntos fuertes y sus debilidades.

EN RESUMEN

La investigación de mercado te permite recopilar datos sobre:

  • SECTOR DE REFERENCIA – Cifras y tendencias

  • CONSUMIDORES – Cifras, identidad y comportamiento

  • COMPETENCIA – Lista de los mejores competidores, puntos fuertes y debilidades

Pongamos un ejemplo práctico. Si quieres abrir un canal de ventas online de material para ciclismo, deberías recopilar información sobre el mercado de la bicicleta. ¿Cuánto dinero mueve el sector? ¿Es un sector en crecimiento? ¿Qué tendencias hay previstas para los próximos cinco años?. A continuación, debes recopilar información sobre los clientes interesados en este sector. ¿Quiénes y cuántos son? ¿Cuánto ganan? ¿Qué hábitos tienen?. Por último, debes hacer una lista de las mejores empresas de ciclismo online y offline para saber qué puntos fuertes y debilidades tienen.

Investigación de mercado para comercio electrónico
Resumen de la investigación de mercado para abrir un comercio electrónico

¿Cómo hacer una investigación de mercado para realizar ventas online? Puedes recopilar información a través de una búsqueda personal (fuentes primarias), o bien usando datos ya recopilados (fuentes secundarias). En el primer caso, tendrás que familiarizarte con herramientas digitales como Google Trends, Social Mention, Keyword Planner o Answer the Public para saber qué busca el público online. También puedes realizar personalmente encuestas cualitativas con cuestionarios a tus potenciales clientes. La búsqueda de fuentes secundarias, en cambio, se realiza mediante la recopilación, de forma razonada, incluso en Internet, de informes, encuestas y datos. Te recomendamos usar fuentes fiables como pueden ser instituciones, consultoras de fiar y asociaciones empresariales.

2.      Encuentra tus clientes potenciales para vender online

La investigación de mercado te ayudará a definir cuáles son los posibles clientes de tu tienda online. Si analizas la información del sector, de los consumidores y de la competencia, puedes incluso identificar un nicho de mercado que no esté lo suficientemente explotado para tu comercio electrónico.

Es el momento de darle una identidad al cliente ideal de tu tienda online:

  • Cuántos clientes son: numéricamente, ¿cómo de amplia es la cuota de mercado a la que te vas a dirigir?
  • Información socioeconómica: ¿cuál es su condición social? ¿Son trabajadores, estudiantes, jubilados? ¿Cuánto ganan de media? Entre otras muchas más cosas.
  • Datos sobre su ubicación: ¿en que comunidad o provincia viven? ¿Viven más en el campo o en la ciudad?
  • Datos sobre su comportamiento: ¿cuál es su relación con la tecnología? ¿Utilizan teléfonos inteligentes? ¿Están acostumbrados a comprar por Internet?

Toda esta información es útil para saber si el mercado es lo bastante amplio como para que tu nuevo comercio electrónico sea rentable. Además, recopilar datos sobre los clientes siempre es útil: puede que los necesites para montar campañas de marketing una vez que abras tu tienda online.

 Intuición para la venta online
Gráfico que muestra el crecimiento de un canal de ventas online

No solo de datos se vive, también hay que tener intuición (la llamada «suposición fundamentada»). Recopilar datos es una actividad fundamental: puede que veamos que la idea de comercio electrónico que tenemos en la cabeza no es viable con los datos. O puede que los descubrimientos que hagamos nos permitan inspirarnos para arrancar. A estos datos que recopiles, tienes que añadirle algo valiosísimo y único: ¡tu intuición! De hecho, eres tú el que debe interpretar los datos en función de tu experiencia para hacer una «hipótesis fundamentada» sobre cuáles son las necesidades del mercado que actualmente no están cubiertas.

3.      Elaborar un plan de negocios completo para tu tienda online

Ahora que ya has estudiado el mercado y has encontrado a tu cliente objetivo, es el momento de ponerlo por escrito: tienes que redactar un plan de negocios.

¿Qué es un plan de negocios? Un plan de negocios es un documento que describe a una empresa, sus productos, cómo generará beneficios, quién está al cargo y cuál es su personal, cómo se va a financiar, cuál es su modelo operativo y otros muchos datos fundamentales para ver la consistencia y la trayectoria de crecimiento de tu tienda online.

¿Para qué sirve un plan de negocios? Te estarás preguntando: «Si lo tengo claro todo en mi cabeza, ¿por qué iba a perder días (o semanas) en dejarlo por escrito?». Pues bien, redactar es un ejercicio muy valioso para aclarar conceptos y comunicarlos. Un buen plan de negocios puede ayudarte a dejar más clara tu estrategia, a identificar posibles problemas, a ver qué recursos vas a necesitar y a evaluar la viabilidad de tu idea antes de ponerla en marcha. Además, el plan de negocios es la forma más sencilla de comunicar tu idea (por ejemplo, a un posible socio, a un proveedor o a personas que quieras incorporar a tu personal).

EN RESUMEN

El plan de negocios sirve para:

1) Definir los planes de la empresa.

2) Conocer los recursos necesarios.

3) Coneguir financiación.

¿Qué no debe faltar nunca en un plan de negocios? Estos son algunos de los puntos que debes abordar:

  • Descripción de la empresa con concepto, visión y objetivos. Qué hace tu empresa y qué quiere conseguir.
  • El equipo. Quién lidera la empresa y quién integra la plantilla.
  • Análisis del mercado. Un resumen de los conocimientos adquiridos en el punto 1.
  • Mercado de referencia. A quién le vendes tus productos (ver punto 2).
  • Análisis DAFO. Análisis de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.
  • Descripción del producto y diferenciación. Qué vendes y en qué se diferencia del resto.
  • Plan de marketing. Cómo pretendes llegar a tu cliente objetivo.
  • Plan financiero. Gastos actuales y gastos y ganancias previstas.

4.      Encontrar proveedores o analizar el proceso de fabricación del producto

En este momento, tienes que pensar en el producto que vas a vender online. Si lo fabricas tú, nuestro consejo es que estudies a fondo el proceso de producción: de esta forma, podrás optimizar el proceso, ver dónde puedes ahorrar, calcular los costes de las materias primas y el espacio necesario de almacenamiento.

Si no vas a fabricar tú los productos, has de encontrar proveedores para tu tienda online. Aquí se te presentan dos opciones: puedes comprarle la mercancía a los proveedores, almacenarla y enviarla tú mismo o usar el dropshipping.

El dropshipping te permite vender de forma rápida y sencilla. Es un modelo de venta online con el que los comercios electrónicos venden un producto a un usuario final sin necesidad de poseerlo físicamente en el almacén. El vendedor, por tanto, no tiene que gestionar el producto y puede centrarse exclusivamente en la venta y en el marketing. En la práctica, la gestión económica de la venta la administra la tienda online (es decir, tú) y el envío lo gestiona el proveedor.

Venta online a través de dropshipping
Resumen del mecanismo del dropshipping para las ventas online

Las ventajas del dropshipping residen justamente en no tener que gestionar un almacén y en el hecho de que hace falta menos capital para poner en marcha la tienda online.

En Internet puedes encontrar listados de proveedores de dropshipping con los que puedes contactar. Si no, estudiando el mercado, puedes buscar proveedores tradicionales. Un consejo: ¡no le tengas miedo al teléfono! Llama a los proveedores, preséntate y cuéntales tu proyecto. Aprovecha tu experiencia y comunica los puntos fuertes de tu tienda online.

  1. Crea una página para tu comercio electrónico o elige una plataforma ya existente

Ahora solo te queda abrir tu tienda online. Pero ¿dónde y cómo? Aquí también tienes que tomar decisiones con fundamento.

Puedes empezar de cero creando tu propia página web. En este caso, tendrás que adquirir un dominio, pagar un hosting y crear la página web: si no eres un experto a la hora de diseñar páginas web, te aconsejamos que lo externalices a una agencia de comunicación. Esta no solo creará una plataforma segura y profesional, sino que también te ayudará con el posicionamiento online de la tienda.

Si eres primerizo o pretendes abrir un comercio electrónico pequeño, nuestro consejo es que te hagas una cuenta en una plataforma de venta online ya existente. Existen decenas de plataformas, cada una con objetivos, características y ubicaciones geográficas distintas. Aquí tienes algunas de las más famosas:

  • amazon
  • eBay
  • Bonanza
  • Ruby Lane
  • Etsy
  • Chairish
  • Shopify
  • Marketplace de Facebook
  • Craigslist
  • ya
  • Vinted

Requisitos para abrir una tienda online y trámites burocráticos

La venta online es una actividad económica como cualquier otra: tiene su propio régimen fiscal y sus propias contribuciones y obligaciones fiscales y burocráticas. Vas a tener que hacer un poco de papeleo, pero, tranquilo, que no es mucho.

 Trámites burocráticos para abrir una tienda online
Un documento burocrático para abrir una tienda online con el sello de aprobado

1.      Darse de alta en la Seguridad Social

Sea cual sea el sistema o plataforma de venta online que elijas, tienes que darte de alta en la Seguridad Social, ya sea como autónomo o como empresa. Mensualmente y siempre que estés dado de alta, deberás pagar tu cuota, cuya cuantía variará según la retención que quieras que te apliquen.

Según tus necesidades, deberás elegir un tipo de retención más alto o más bajo. Si no eres un experto en la materia, nuestro consejo es, en cualquier caso, que consultes con los funcionarios de la Seguridad Social o con un gestor (que, además, podrá ayudarte también una vez que abras la tienda).

2.    Darte de alta en el Impuesto de Actividades Económicas

Deberás darte de alta en el Impuesto de Actividades Económicas, declaración censal, declaración previa de inicio de la actividad y el IVA. Se deberá pagar mensualmente el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

3.      Leyes a cumplir para abrir una tienda online.

No son muchas, pero debes asegurarte de cumplir algunas leyes para abrir tu tienda online. Entre ellas, se encuentran: Ley de cookies, Ley de comercio electrónico (LSSI), Ley del comercio minorista y Ley de protección de datos (LOPD).

4.      Declaraciones trimestrales y anuales

Por último, tendrás que presentar todas las declaraciones fiscales anuales y trimestrales que sean aplicables a tu negocio. Para ello, si no sabes mucho sobre el tema, te aconsejamos que contrates los servicios de una gestoría.

¡Felicidades! Has abierto un canal de venta online. Si tienes todo bien preparado y tu intuición comercial es acertada, ¡no tardarás en cosechar los primeros frutos!

You may also like