«Wrap advertising» y medios de transporte: ¿de qué se trata?

by

Con «wrap advertising» nos referimos a la práctica de cubrir, parcial o completamente, un vehículo con imágenes con fines comerciales. El material más comúnmente usado es el vinilo, el cual se presta bien, ya que, al ser un plástico, se retira con relativa facilidad y no daña la capa de color del vehículo, a diferencia de la pintura y de otras técnicas. El resultado final es básicamente un cartel publicitario móvil, que, como tal, puede llegar a un público mucho mayor.

El primer uso comercial de vinilo en un vehículo es relativamente reciente. Parece ser que Pepsi Co, en 1993, fue la primera en usar esta técnica, cubriendo un autobús para promocionar la Crystal Pepsi. En los años siguientes fue muy imitada y la técnica se fue aplicando, pero fue solo después de los años 2000 cuando el avance tecnológico en la producción de vinilos hizo más fácil su aplicación y eliminación, y, en consecuencia, hizo más común su uso como material de recubrimiento para fines publicitarios.

Los autobuses y los trenes son los medios más fáciles de revestir, puesto que presentan amplias superficies planas. Además, también son más eficientes en términos publicitarios, dado su tamaño y su naturaleza como medio de transporte público. No obstante, los coches también se pueden revestir, a pesar de las superficies curvas.

A continuación, te mostramos ejemplos famosos en los que se ha usado el «wrap advertising».

2018: Vodka Absolut para la comunidad LGBTQ

Con ocasión del Orgullo Gay de Londres de 2018, la marca de vodka Absolut revistió dos autobuses con los colores del arcoíris para apoyar a la comunidad LGBTQ. Los autobuses utilizados, llamados «digital bus», estaban equipados con pantallas que mostraban eslóganes geofocalizados.

Absolut no se limitó solo al exterior del autobús, sino que también cubrió la parte trasera de los asientos dentro del vehículo. Escaneando el código QR impreso, los pasajeros podían hacer una donación a Stonewall, una organización caritativa que lucha por los derechos LGBTQ.

La campaña Absolut fue creada por Exterion Media en colaboración con Posterscope y Havas Media.

2017: Amnistía Internacional para el conflicto sirio

En julio de 2017, la agencia publicitaria danesa Robert/Boisen & Like-minded lanzó una campaña de 30 días para Amnistía Internacional que utilizaba el «wrap advertising» como técnica. La campaña incluía un autobús cubierto con la imagen de un tanque sirio, para crear conciencia sobre la dramática situación en Siria y sobre los horrores que los refugiados han tenido que vivir.

Acompañando a la imagen, podemos leer el eslogan «Esta es la vida cotidiana en Alepo». La campaña, cuyo objetivo era crear conciencia, juega con el contraste entre la tranquilidad del centro de la ciudad de Copenhague y la instintiva sensación de alarma al ver un tanque.

2013: Valley Metro para los jóvenes sin techo en dificultades

Para la Navidad de 2013, Valley Metro, la empresa que gestiona el sistema de transporte de Phoenix, Arizona, encargó a la agencia de publicidad R&R Partners, también de Phoenix, una campaña divertida y alegre para difundir el espíritu navideño durante las fiestas. R&R Partners realizó una campaña en la que se cubrían autobuses y tranvías con imágenes que recreaban casas de mazapán desde cuyas ventanas se asomaban muñecos de mazapán de distinto sexo y de distintas edades, representando la variada población que hoy día hace uso de los medios de transporte. Además de alegrar las calles de la ciudad, la campaña tenía también el objetivo de apoyar y dar visibilidad al Tumbleweed Center for Youth Development, una asociación que se ocupa de ayudar a jóvenes vulnerables y sin techo, y que pone a su disposición lugares seguros donde pedir ayuda.

2016: El Partido Popular Socialista danés para las elecciones estadounidenses

Volvemos de nuevo a Dinamarca, donde, con ocasión de las elecciones estadounidenses de 2016, un autobús fue revestido de manera muy original por la campaña del Partido Popular Socialista danés, que invitaba a votar a los estadounidenses residentes en el extranjero. Haciendo uso también de las ruedas del autobús, el partido hace rodar los ojos al candidato, dejando clara su opinión.

La campaña fue creada por la agencia Uncle Grey junto con el Partido Popular Socialista.

2010: El zoo de Copenhague

Para promover el zoo de Copenhague, en 2010 la agencia de publicidad Y&R pensó en una idea que tuviese un gran impacto con un presupuesto reducido. El autobús fue cubierto con una foto del mismo en alta resolución, en la que se superponía la imagen de una boa retorciendo y plegando el autobús con un resultado muy realista.

La campaña tuvo tanto éxito que decidieron expandirla a los vagones del metro, recreando un zoológico en su interior con vinilos en el suelo y en las paredes.

You may also like