Por qué el marketing tradicional nunca pasará de moda

by

El marketing tradicional —también conocido como «marketing offline»— hace referencia a todas aquellas estrategias destinadas a promocionar los productos o servicios de una entidad mediante herramientas que no hacen uso de las tecnologías digitales. Algunos ejemplos de ello son los materiales en papel —folletos plegables, flyers, cartas, páginas publicitarias en revistas y periódicos, catálogos y carteles—, los eventos en vivo y los anuncios de radio o televisión.

Si bien es cierto que, con la llegada de la tecnología digital, la clave del éxito de una campaña publicitaria se basa en una estrategia cross-media, en la que se mezclan las herramientas online con otras más tradicionales, también es cierto que los medios analógicos son a veces realmente insustituibles y nunca pasarán de moda.

El marketing tradicional es especialmente interesante para los negocios locales, como empresas en el sector de la hostelería y el entretenimiento, tiendas, gimnasios y centros de estética que quieren ampliar su visibilidad a nivel local para aumentar su clientela. En este artículo, vamos a ver cuáles son las principales ventajas del marketing analógico y cómo se pueden aprovechar para iniciativas de comunicación.

Ventajas del marketing tradicional

1.Impacto emocional

Las emociones que suscita un cartel o un expositor con luz pueden ser mucho más significativas que las suscitadas por un banner publicitario o una página web. Esto también es aplicable a los materiales de formato más pequeño, un catálogo impreso puede atraer y fascinar a los clientes, ofreciéndoles toda una experiencia sensorial: para el olfato, por el perfume de la celulosa; para el tacto, por el acabado escogido para el papel; y para la vista, por los colores vivos de las imágenes en alta definición.

2.Versatilidad

A diferencia del marketing digital, el marketing tradicional puede favorecer estrategias de comunicación cross-media y ampliar la visibilidad de cualquier campaña online dirigiendo a los clientes hacia un sitio web o una plataforma social de la empresa a través de folletos, carteles de distintos tipos y otros materiales impresos.

Cartel de marketing tradicional
Cartel de marketing tradicional

 3.Materialidad

Algunas herramientas de comunicación tradicional presentan otra innegable ventaja: la de dejar un recuerdo tangible. En una época de continuo bombardeo mediático, entregar material impreso a un potencial cliente hará que este se acuerde de ti en el momento más oportuno para la compra. Si, por ejemplo, entregas un folleto promocional con un código de descuento válido para un mes, la persona interesada podrá conservarlo donde considere oportuno, le servirá como recordatorio, y usarlo cuando decida realizar su compra.

Promocionar un negocio local mediante marketing tradicional

Tomemos el ejemplo de un restaurante recién abierto y veamos cómo el marketing tradicional puede resolver las distintas necesidades del gerente de un local nuevo. En realidad, con pequeños cambios, estos consejos pueden ser válidos para cualquier negocio local que quiera publicitarse mediante estrategias de marketing tradicional combinadas con iniciativas en la web.

Darse a conocer

El dueño deberá dar a conocer el nombre de su restaurante en la ciudad, explicando el tipo de cocina que ofrece, los espacios disponibles para el público y los posibles servicios extra, como recepciones, servicio de comida para llevar o entrega a domicilio. Por ello, dos de las herramientas más utilizadas en el marketing tradicional, los folletos y los carteles, pueden ayudar a obtener visibilidad. Combinar los clásicos anuncios publicitarios online con la publicación de carteles y la distribución de folletos en buzones y sitios estratégicos de la ciudad puede aumentar la eficacia del marketing.

Tarjetas de visita y folletos personalizados. Derechos de autor: Pixartprinting.
Tarjetas de visita y folletos personalizados. Derechos de autor: Pixartprinting

Incentivar las visitas

Para poder conseguir beneficios enseguida y evitar cerrar en los primeros meses de apertura, el restaurante debería ofrecer a los primeros clientes un buen motivo para volver con frecuencia a su local. Sobra decir que la calidad de la comida y del servicio desempeñarán un papel fundamental en esta cuestión, pero dar un cupón de descuento válido para la próxima cena le hará ganar unos puntos extra.

Construir una buena reputación

Tras los primeros meses de «siembra», el gerente podrá cosechar los frutos de las iniciativas promocionales realizadas y ganarse la reputación de buen restaurante, ya sea mediante el boca a boca o mediante la construcción de una sólida reputación online. Para favorecer este proceso, podrá entregar su tarjeta de visita a los clientes más satisfechos con las indicaciones para dejar una reseña del local en su página de Facebook o en TripAdvisor.

Apuntar todavía más alto

Sabemos que la competencia en el sector de la hostelería es implacable, por lo que un buen emprendedor debe saber innovar continuamente en lo que se refiere a sus estrategias de marketing con el objetivo de ampliar y diversificar la clientela. Organizar noches temáticas, cursos de cocina y degustaciones puede servir a este propósito, si tales iniciativas se promocionan adecuadamente a través de medios digitales y con material en papel, como invitaciones y carteles. Otra buena idea para ampliar la clientela consiste en acoger eventos organizados por otras empresas y asociaciones, aprovechando sus canales promocionales para aumentar la visibilidad del local.

Y tú, ¿qué medios de marketing tradicional utilizas para promover tu negocio?

You may also like