Instagram para artistas, ilustradores y diseñadores: cómo convertir las redes sociales en una máquina de marketing

by

Instagram es, desde hace tiempo, una de las plataformas preferidas de ilustradores, dibujantes de cómics, diseñadores gráficos o artistas para dar visibilidad a sus obras, encontrar nuevos proyectos como autónomos o, sencillamente, para crear una comunidad de aficionados a su arte y hacerla crecer. Después de todo, la red social de Facebook cuenta con más de mil millones de usuarios activos en todo el mundo.

En este blog, ya hablamos de los cinco pasos fundamentales para convertirse en ilustrador. Entre ellos, había uno que va a ser el tema principal de este artículo. Se trata del  marketing y, en concreto, del marketing en Instagram. Muchos artistas subestiman este aspecto fundamental para su trabajo y se centran solo en la producción. Sin embargo, promocionar tus obras en las redes sociales se ha convertido en algo clave para tener relevancia, para poder hacer más contactos que te abran las puertas de más trabajos y, en general, para posicionarse como artistas.

Estas son las estrategias fundamentales para tener una buena presencia en Instagram, aunque partas de cero.

Crea un perfil atractivo

Evidentemente, el primer paso de todos es  crear un perfil en Instagram. Cualquiera puede hacerse una cuenta, pero mi consejo es que te pases al perfil de empresa, el que la red social llama «cuenta profesional» o Instagram Business. Si ya tienes una cuenta en Instagram y quieres pasar de un tipo de cuenta a otro, el proceso es muy sencillo: solo tienes que ir a Configuracion en la aplicación y seleccionar «Cambiar a cuenta profesional».

Con un perfil de este tipo, puedes acceder a estadísticas sobre tus seguidores y sobre el rendimiento de tu cuenta, además de tener la posibilidad de promocionar tus publicaciones. Dicho esto, aquí van unos cuantos consejos generales para tener un perfil interesante:

  • Foto de perfil: es uno de los elementos más importantes, ya que sirve para identificar de forma inmediata la identidad de la marca o de la persona que hay detrás de cualquier obra, ya sea una ilustración o un diseño grá Tan solo tienes que elegir un diseño o alguna de tus obras que represente tu estilo artístico. El formato debe tener un mínimo de 110× 110 píxeles, aunque una imagen de perfil de calidad mide 180 × 180 píxeles.
  • Biografía: es la carta de presentación del artista y, probablemente, la parte con texto más importante del perfil. El texto tiene que estar cuidado al detalle. También cuentas con la posibilidad de incluir un enlace, ya sea a tu porfolio o a tu página web, además de cualquier hashtag que represente a tu marca.

El contenido es lo más importante

Una vez que ya hayas creado el perfil, tienes que planificar una estrategia de contenidos precisa, es decir, qué y cuándo vas a publicar. Está claro que publicar «cuando te apetezca» es mucho más fácil, pero necesitas una buena organización a largo plazo y ser constante con las publicaciones si quieres lograr una buena presencia en la plataforma y un buen número de seguidores. Aquí tienes algunos consejos para crear una buena estrategia de contenidos:

  • Utiliza el perfil solo para mostrar tus obras como ilustrador, dibujante de cómics o diseñador grá Si quieres publicar una foto de un paisaje o de una ciudad, es mejor que lo hagas en otra cuenta.
  • El perfil de Instagram también puede servir como un medio para compartir el proceso de creación de una ilustración. Muchos enseñan imágenes «entre bastidores» o vídeos y fotos de cómo va tomando forma la obra.
  • El texto que acompaña a la foto es importantísimo para lograr interacciones con los usuarios de la plataforma. El límite está fijado en 2200 caracteres, pero, tal y como nos sugiere Sprout Social, una buena longitud para el texto está en un número inferior a 150 caracteres en publicaciones orgánicas y 125 en las promocionadas. Hacer preguntas en los textos de las publicaciones es muy útil para que tus seguidores interactúen con ellas.

  • No está de más incluir una marca de agua en las imágenes o en las ilustraciones. Por ejemplo, puedes colocarla en la esquina inferior izquierda con el siguiente texto: «Sigue a @nombredeusuario». De esta forma, queda claro quién es el autor de la imagen y se le puede encontrar con mayor facilidad: este truco es muy útil sobre todo si la obra se comparte fuera de Instagram.

Comprender y explotar el potencial de los hashtags

Los hashtags de Instagram son muy importantes: en cada publicación se pueden usar 30 como máximo y te permiten aumentar la visibilidad  de tus contenidos. La plataforma está plagada de directores artísticos a la caza de artistas o ilustradores que contratar, por lo que es muy recomendable que aquellos usuarios que aún tengan pocos seguidores usen los hashtags con inteligencia para dar a conocer sus obras entre un público mucho más amplio. Los hashtags se suelen usar en inglés para llegar a mucha más gente. Aquí van algunos consejos:

  • Es fundamental utilizar los hashtags adecuados en cada publicación. Podemos dividir los hashtags de Instagram entre «generales» y «específicos». Entre los generales, por ejemplo, encontramos: #art, #artaccount, #art_4share, #artist, #artwork y #dailyart. Si hacemos una búsqueda en el buscador interno de la plataforma, podemos ver cuántas publicaciones hay ligadas a un hashtag en concreto y saber lo popular que es.
  • Los hashtags «específicos», en cambio, tienen que ver con el tipo de contenido que se muestre en la publicación: ¿es un boceto? ¿Un dibujo hecho a mano? ¿Una ilustración digital? Pues bien, para cada género, lo conveniente es buscar y usar hashtags diferentes. Por ejemplo, para los dibujos, se puede usar #drawings, #draw, #drawingskill, #instadraw. Para los bocetos o sketchs, tenemos, evidentemente, #sketch, pero también muchos otros como #sketchartist, #sketchbook, #sketchbookpages y #digitalsketching. Para las ilustraciones, podemos usar #illustrations, #illustrating, #illustration_best, #illustratorofinstagram, #ilustrador y otros muchos má

En resumidas cuentas, es muy importante saber qué obra estás publicando y seleccionar, antes de hacerlo, una lista de hashtags relacionados. Para ello, es de mucha ayuda utilizar un motor de búsqueda como este, que recomienda hashtags similares y ofrece datos interesantes para poder crear una estrategia más consciente.

A más interacción, más crecimiento

Para hacer que tus publicaciones las visualicen los máximos usuarios posibles, entre los que puede haber personas con poder de decisión con los que se pueda entablar un diálogo, hace falta tener una estrategia adecuada para hacer que tus propios seguidores interactúen más asiduamente. La premisa de la que hay que partir es esta: Instagram premia a los que generan mucho contenido, es decir, a los que publican con frecuencia. Aquí dejamos algunos consejos:

  • Sigue e interactúa con las publicaciones de otros artistas con bastantes me gusta y comentarios. El objetivo es pasar a formar parte de una comunidad de artistas con los que mantener el contacto. De esta forma, es más probable que tu perfil destaque, reciba visitas y lo siga más gente. Evidentemente, no hay que exagerar con los comentarios y los me gusta, sino poner en práctica este consejo con artistas que sean de nuestro gusto.
  • Cuando se gana un seguidor, es recomendable comenzar una breve conversación con el mismo, aunque sea para dar las gracias. Este comportamiento acerca muchísimo   a los artistas a aquellas personas que aprecian su trabajo, además de poder abrirles puertas a nuevas oportunidades.

Aprovecha el poder de las historias de Instagram

Cada vez más diseñadores e ilustradores utilizan las historias de Instagram para dar visibilidad a sus obras. Son contenidos breves que desaparecen de la plataforma a las 24 horas, pero, en general, obtienen más visualizaciones que las publicaciones clásicas. Aquí van algunos consejos para usar de forma creativa las historias:

  • No es necesario usar las historias de la misma forma que las publicaciones. Las historias se pueden utilizar para dar visibilidad a tus obras de forma más natural. Un vídeo de cómo se hizo una ilustración, una foto del artista dispuesto a crear: si tu muro es como un porfolio, las historias pueden mostrar el proceso creativo.
  • Puedes subir bocetos con comentarios que resulten simpá
  • No hay que subestimar los stickers para hacer preguntas, encuestas o añadir algún hashtag, pero, sobre todo, por la posibilidad que te ofrecen de incluir algún enlace en la historia que te permita vender.

En cualquier caso, lo más importante que hay que hacer es esto: empezar. Crea un perfil en Instagram y muestra tus obras. Tan solo «haciendo» esto, se aprenden los mejores trucos y atajos de una plataforma que  gusta muchísimo incluso a los artistas más tímidos.

You may also like