Cómo montar una tienda temporal

by

Cómo montar una tienda temporal

Las tiendas temporales (o pop-up stores) aparecen a principios de los años 2000 y son tiendas que abren durante un breve periodo de tiempo, que puede ir desde unos días a un par de meses. A veces, la inauguración de una tienda de este tipo coincide con eventos internacionales o con festividades, como la Navidad o San Valentín. Las tiendas temporales pueden tener distintos objetivos: lanzar una nueva colección o una edición limitada, impulsar una marca al darle una visibilidad mayor y al mejorar su interacción con la clientela, o incentivar las ventas con descuentos y promociones especiales. En ciertos casos, las tiendas llegan a crear sus propias marcas temporales, es decir, marcas ideadas ad hoc con una duración limitada.

¿Para qué sirve una tienda temporal?

Por lo general, abrir una tienda temporal es una estrategia de marketing muy potente que usan muchísimas empresas (físicas y virtuales) para reforzar la imagen de su marca y aumentar la fidelización de la clientela, además de para darle un empujón a las ventas. La mayor ventaja de las tiendas temporales está precisamente en su propio carácter efímero, que despierta mayor curiosidad y participación entre el público, que se ve forzado a comprar productos que percibe como «únicos» porque solo están disponibles durante un periodo de tiempo limitado.

Las tiendas temporales son una respuesta eficaz a un mercado que es cada vez más cambiante y fragmentado, en el que a las empresas les cuesta ganar visibilidad y acertar con los gustos del público. Los costes de apertura, que son bastante inferiores a los de una tienda tradicional, también convierten a las tiendas temporales en una solución muy apetecible para las pequeñas y medianas empresas  y para las start-ups que ofrecen productos o servicios al público, así como para artistas, artesanos y diseñadores que quieren exponer sus obras en un espacio particular.

La tienda temporal de Giovanni Rana en Londres. Copyright: www.thestorefront.com
La tienda temporal de Giovanni Rana en Londres. Copyright: www.thestorefront.com

Según una encuesta realizada a 6000 minoristas de todo el mundo por la facultad de Comercio Minorista de la Universidad de Carolina del Sur y por Storefront, la plataforma internacional especializada en el alquiler de espacios comerciales temporales, la apertura de una tienda temporal ayuda a conseguir los tres siguientes resultados principales:

  • Mayor visibilidad en el mercado.
  • Aumento de las ventas.
  • Mayor participación del público en las redes sociales.

Sin embargo, debido a su duración limitada en el tiempo, este tipo de iniciativas exigen una programación muy cuidadosa y detallada, tanto en lo que respecta a la elección de la ubicación y de la época del año, como en lo que concierne al diseño de la tienda. Veámoslo a continuación.

Consejos para la elección del lugar y para la puesta en marcha

Al igual que una buena puesta en marcha no funciona sin una ubicación que no tenga mucho tránsito de personas, un espacio comercial tiene que estar diseñado al más mínimo detalle para aprovechar su máximo potencial.

En primer lugar, elige una ubicación por la que pase el tipo de público que quieres atraer y que esté en concordancia con la identidad de la marca: espacios comerciales dentro de otras tiendas, galerías de arte, centros comerciales, escaparates que den a la calle o estructuras creadas ad hoc. Realmente, las tiendas temporales no tienen límite en lo que a la creatividad se refiere, como se puede observar en algunos de los originales ejemplos que se muestran a continuación.

Para esta tienda temporal de Brothers en Suecia, se utilizó una maleta gigante. Copyright: www.trendland.com
Para esta tienda temporal de Brothers en Suecia, se utilizó una maleta gigante. Copyright: www.trendland.com
Tienda temporal de Adidas en Londres, creada para volver a lanzar el icónico modelo de zapatillas Stan Smith. Copyright: www.campaigndesign.co.uk
Tienda temporal de Adidas en Londres, creada para volver a lanzar el icónico modelo de zapatillas Stan Smith. Copyright: www.campaigndesign.co.uk

Con una buena dosis de fantasía e innovación, se pueden crear puntos de venta bastante escenográficos e impactantes, capaces de aumentar la popularidad de la marca y de conseguir que haya un boca a boca mediático bastante potente. Una vez que elijas el lugar y el formato más apropiado, comienza a organizar los espacios de forma estratégica.

Planifica la distribución de los espacios y la presentación de los productos

Crea un recorrido dentro del punto de venta, ayudándote de carteles o pegatinas para suelo que guíen a los clientes por la tienda. Recuerda que el tiempo que pasen dentro de la tienda no debe ser demasiado corto: prepara mesas o expositores que impidan que los visitantes avancen demasiado rápido y coloca la caja al final. Consejo: explota al máximo el lado derecho de la entrada, colocando ahí los productos a los que les quieras dar mayor visibilidad. Alrededor de un 90 % de los clientes gira a la derecha cuando entra en una tienda.

Explota el merchandising visual

La disposición de los escaparates, los colores, las luces, el mobiliario, las señales internas, los dispositivos digitales que conviertan el ir de compras en una experiencia interactiva y personalizada: todo debe tener el objetivo de atraer a los transeúntes, hacer que pasen dentro de la tienda y guiarlos durante la compra. El caracter temporal de la actividad comercial te permite ahorrar en el presupuesto utilizando un mobiliario más económico y básico. Lo que te ahorres, puedes invertirlo en ayudas visuales originales e impactantes, como el papel pintado para paredes, las pegatinas  y las letras de cartón.

Un ejemplo perfecto es el bar que la empresa holandesa productora de pan de plátano SUNT abre en Ámsterdam para el Día Nacional del Plátano. El negocio, que solo está abierto un día, tenía un objetivo ambicioso: sensibilizar al público sobre el desperdicio de alimentos, ofreciéndoles la posibilidad de traer plátanos demasiado maduros a cambio de una porción gratuita del dulce que produce la start-up holandesa.

Interior del bar temporal abierto por SUNT en Ámsterdam. Copyright: www.thestorefront.com
Interior del bar temporal abierto por SUNT en Ámsterdam. Copyright: www.thestorefront.com

Fue una operación de marketing muy inteligente que le permitió a SUNT obtener una gran cobertura en los periódicos y en las redes sociales. Teniendo en cuenta lo limitado del presupuesto, la empresa redujo el mobiliario a lo más básico, utilizando pegatinas y decorando una pared con colores, haciéndola perfecta para que el público se sacase una foto dentro del local y así, poder correr la voz en las redes sociales.

Una de las paredes del bar temporal de SUNT, perfecta para hacerse fotos y publicarlas en las redes sociales. Copyright: www.thestorefront.com
Una de las paredes del bar temporal de SUNT, perfecta para hacerse fotos y publicarlas en las redes sociales. Copyright: www.thestorefront.com

Si no tienes tiempo o los conocimientos necesarios para encargarte personalmente de la apertura de un negocio temporal, hay muchos profesionales en la red que se dedican a organizar y montar tiendas temporales en nombre de las empresas, encargándose también de la búsqueda del lugar y de la tramitación de todos los procedimientos burocráticos y fiscales que exija la normativa pertinente.

You may also like