Tipos de encuadernación: los mejores formatos para tu publicación

by

La encuadernación es una fase muy importante en la realización de una publicación. No solo sirve para unir las páginas que has impreso, sino para dar forma al producto, asegurando su durabilidad y facilitando la experiencia para el lector. Diferentes tipos de encuadernación influyen en todos estos factores: algunas técnicas de encuadernación hacen que el producto impreso dure más tiempo, otros métodos son más económicos y rápidos, otros permiten usos muy específicos del producto impreso… ¡Basta con pensar en los calendarios o en las agendas!

Por lo tanto, averiguar cómo encuadernar tu publicación y elegir el método de encuadernación más adecuado es muy importante. Es por ello por lo que te explicamos cuatro tipos entre los métodos más comunes de encuadernación usados actualmente —encuadernación grapada, con espiral metálica, encuadernación fresada y encolada, y encuadernación cosida— y te damos alguna buena idea de cómo usarlos para encuadernar tus publicaciones.

Encuadernación grapada: un tipo de encuadernación sencillo y rápido

Revista con encuadernación grapada
Sencilla y rápida: una revista con encuadernación grapada. Derechos de autor: Pixartprinting

La encuadernación grapada (también conocida como «encuadernación a caballete») es uno de los tipos de encuadernación más sencillos, rápidos y económicos. Se realiza superponiendo las hojas impresas de dos caras a la cubierta y aplicando en el pliegue dos grapas. ¡Sencillísimo!

Estas características hacen de la encuadernación grapada un tipo de encuadernación muy adecuado para publicaciones de pocas páginas. De hecho, con respecto a otros métodos, con la encuadernación grapada se pueden encuadernar desde tan solo 8 caras hasta unas 40 páginas. A menudo, se usan papeles de poco gramaje, pero se pueden llegar a usar también hojas bastantes pesadas de hasta 300 g/m².

Es la técnica de encuadernación ideal si tienes que hacer publicaciones económicas y en muy poco tiempo. ¿Algún buen ejemplo? Una revista o el catálogo de una empresa no demasiado grueso: poco texto y muchas imágenes. O bien el clásico folleto de instrucciones, un folleto informativo o un programa para un evento de varios días en formato A5 o A6, cómodo para guardar en el bolsillo o el bolso.

Pixartprinting entrega en 24-48 horas los productos impresos con este tipo de encuadernación.

Encuadernación fresada y encolada: uno de los métodos de encuadernación más usados para los libros

Un libro con encuadernación fresada
Así es como se ve el lomo de un libro encuadernado con la técnica de encuadernación fresada

La encuadernación fresada (también conocida como «encuadernación encolada») es un tipo de encuadernación adecuado para publicaciones con un contenido más amplio con respecto a los productos con encuadernación grapada. Esto hace que sea la técnica de encuadernación más utilizada para libros, si queremos mantenernos dentro del ámbito de la encuadernación más económica y rápida.

Se realiza encolando al lomo de las hojas la cubierta de cartón. Y, antes del encolado, los pliegos —las hojas de la publicación plegadas en múltiplos de cuatro: 4, 8, 16, 32…— se cortan con la fresa o se corrugan en el lado del pliegue. Esto hace que el lomo quede más irregular para que la cola pueda penetrar más fácilmente en el material ¡y así durar más tiempo!

Puedes elegir este tipo de encuadernación si el lomo de tu publicación tiene al menos 4 mm. Por este motivo, se trata de una técnica de encuadernación adecuada para publicaciones de al menos 32 caras. El libro es, sin duda, la publicación más habitual para este método de encuadernación. La puedes tener en cuenta también si tienes en mente imprimir libros de texto, folletos con mucho contenido o revistas gruesas. Y, si te estás preguntando cómo encuadernar tu tesis o el catálogo de una exposición de arte, es muy posible que hayas encontrado el tipo de encuadernación que necesitas.

Encuadernar con esta técnica es una elección especialmente económica y rápida —Pixartprinting ofrece la impresión online y la encuadernación fresada en 24-48 horas—. No obstante, si lo que buscas es un producto duradero, te aconsejamos echar un vistazo a uno de los próximos tipos de encuadernación descritos en el artículo: la encuadernación cosida. 

La espiral metálica: el tipo de encuadernación perfecto para calendarios y agendas

Agenda encuadernada con espiral metálica
Un toque creativo: una agenda encuadernada con espiral metálica. Derechos de autor: Pixartprinting

La espiral metálica es uno de los métodos de encuadernación más prácticos y rápidos, pero también es más visible desde un punto de vista estético.

Las hojas impresas se superponen y perforan en el margen, donde se aplica la espiral metálica que las unirá. ¿Ventajas? Usar la espiral como método de encuadernación permite abrir la publicación hasta 360 grados y utilizar hojas más gruesas, incluso cartones.

Entre todos los tipos de encuadernación, este es el más adecuado para realizar calendarios, libros de contabilidad, catálogos, partituras y, no menos importante, agendas en formato A4 o A5. También se puede añadir valor a este método de encuadernación utilizando hojas más gruesas y realizar así fichas de productos, muy resistentes y prácticas para poder llevar de viaje y mostrárselas a los clientes.

En este caso estamos hablando, también, de una técnica de encuadernación muy económica y rápida. Pixartprinting entrega en 24-48 horas productos impresos y encuadernados con espiral metálica.

Encuadernación cosida: cómo encuadernar con un toque artesanal

Un libro encuadernado con la técnica de encuadernación cosida
Un libro encuadernado con la técnica de la encuadernación cosida. Derechos de autor: Pixartprinting

La encuadernación cosida es un método de encuadernación más avanzado con respecto a los tipos de encuadernación anteriores. Esta técnica está especialmente indicada para objetos duraderos y en los que la calidad del producto acabado se deba apreciar especialmente.

Como en el caso de la encuadernación fresada y encolada, también aquí las hojas unidas en pliegos se encolan a la cubierta. Pero antes del encolado se cosen entre ellas en el centro con un hilo de algodón, cáñamo, lino o un material sintético. La costura garantiza mayor durabilidad y mayor resistencia al uso en comparación con la encuadernación fresada.

Entre los tipos de encuadernación que hemos descrito es, sin duda, el más profesional, especialmente si tratamos con lectores o usuarios que saben apreciar la labor realizada. Por ello, es la técnica de encuadernación más adecuada si quieres realizar libros para tu clientela de diseñadores gráficos o ilustradores. El toque artesanal característico de la encuadernación cosida podría usarse también para realizar un catálogo de productos cuidado al detalle o para libros de especial valor. Si te estás preguntando cómo encuadernar tu cómic o manga, es muy posible que te encuentres en el lugar adecuado. De hecho, esta técnica se usa cada vez más a menudo para cómics y novelas gráficas.

No obstante, en comparación con las encuadernaciones anteriores, los tiempos de realización son más largos. Pixartprinting entrega en 7 días los productos realizados con encuadernación cosida.

Estos son los tipos de encuadernación más comunes y utilizados hoy en día. ¿Has probado ya alguno? ¿Qué método de encuadernación tienes en mente para tu próximo producto impreso?

You may also like